El 87% de los enfermos de cáncer quiere participar en un ensayo clínico

Este dato, según el Gepac, pone el énfasis en la necesidad de mayores inversiones para la investigación del cáncer

Imagen de la presentación del informe.
 El 87% de los enfermos de cáncer quiere participar en un ensayo clínico
lun 03 junio 2019. 12.30H
El 87 por ciento de las personas enfermas de cáncer estaría dispuesta a formar parte de un ensayo clínico. Esta es una cuestión en la que desde el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac) piden hacer hincapié porque, precisamente, a su juicio, pone de relieve la necesidad de mayores inversiones en la investigación contra el cáncer.

En este sentido, la presidenta del Gepac, Begoña Barragán, se ha mostrado favorable a las donaciones como las realizadas por el empresario Amancio Ortega. "Cualquier donación es bienvenida. Ojalá tener a muchos como él, porque las infraestructuras oncológicas son muy caras", ha dicho.

Del mismo modo, según se desprende del Informe sobre el cáncer en España, que ha sido presentado este lunes por el Gepac, solo un 53 por ciento de los pacientes encuestados -la muestra analizada para el estudio está compuesta por 3.001 personas, entre los que se encuentran pacientes, familiares y profesionales sanitarios- ha contado con un equipo multidisciplinar durante su proceso oncológico.

Barragán ha reconocido que los pacientes "dicen no conocerlo" y "no estar muy familiarizados" con estos equipos. De hecho, hasta el 57 por ciento de los pacientes encuestados asegura que no ha sido informado por su médico sobre el soporte de otros profesionales.

Problemas con la baja laboral


El primer problema con el que se encuentran los pacientes de cáncer y sus familiares, según el citado documento, es que el 96 por ciento denuncia haber encontrado dificultades a la hora de pedir una baja laboral por su enfermedad o para cuidar a un familiar que se encuentra atravesando un proceso oncológico, en el caso de los segundos.


El 96 por ciento de pacientes y familiares cuidadores tienen problemas para pedir la baja laboral


En la actualidad, existe un abismo muy grande para que un familiar o cuidador pueda solicitar una baja laboral para atender a una persona con cáncer. Sin embargo, los problemas continúan incluso una vez superada la enfermedad. Una gran parte señala que tiene dificultades, tanto psicológicas como emocionales, a la hora de reincorporarse al mundo laboral.

Asimismo, hasta el 70 por ciento de los encuestados lamenta que no hay comprensión por parte de la empresa frente a esta situación. "Hay personas jóvenes en las que el tratamiento del cáncer les pilla en una edad en la que todavía tienen muchos años por delante para poder trabajar y reincorporarse. Realmente es muy difícil para los pacientes denostar ese parón en su currículo por el diagnóstico del cáncer", ha dicho Barragán.

Pero para los familiares y cuidadores la situación no es mucho mejor. Barragán sostiene que estos encuentran serios problemas para promocionar dentro de la empresa debido a su situación.

Inequidad en el acceso a los tratamientos


El informe también revela que una gran parte de los profesionales sanitarios que han participado señalan que existen desigualdades en el acceso a los tratamientos oncológicos. Un problema que, a juicio de Barragán, se produce debido a la inequidad entre los hospitales y las comunidades autónomas, así como a las barreras que se encuentran en el día a día.

Por este motivo, ha aseverado que "ya está bien" y ha lamentado que la equidad al acceso a los medicamentos en España no es una garantía, sino que depende de "dónde vivamos y del código postal".


Los médicos denuncian desigualdades en el acceso a los medicamentos oncológicos


Otro de los aspectos en los que la presidenta del Gepac ha puesto el énfasis durante la presentación del informe, han sido los cuidados paliativos. Sobre este aspecto ha reconocido que "no siempre son de la excelente calidad que deberíamos tener". "Estamos al final de nuestra vida y su calidad depende mucho de dónde vivamos", esto genera "sombras" que complican que el paciente se sienta "de verdad bien tratado" durante el final de su vida, ha señalado.

Terapias alternativas


Por último, el 57 por ciento de las personas que conforman la muestra de aquellos que no tienen experiencia con el cáncer piensan que los profesionales sanitarios sí que informan en consulta de las diferentes terapias alternativas. Al respecto, la presidente del Gepac ha sido tajante y se ha posicionado claramente en contra de cualquier tratamiento que no cuente con un aval médico sobre su efectividad.

Sin embargo, los riesgos de sustituir los tratamientos por este tipo de terapias es algo que, bajo el punto de vista de los pacientes (61 por ciento), no se informa lo suficiente en consulta, algo que contrasta con la idea de los propios médicos, de quienes un 82 por ciento asegura que sí lo hacen.

En la presentación del informe también han estado presentes Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos (Cgcof); Olga Donnay, portavoz de SEOM y oncóloga del Hospital  Universitario La Princesa; y Cristina Pascual, tesorera de la Junta Directiva de la SEHH y hematóloga del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

Ana López Casero, Cristina Pascual_Begola Barragón, Jesús Aguilar, Ana Dávila-Ponce, y Olga Donnay.

Ana López Casero, Cristina Pascual_Begola Barragón, Jesús Aguilar, Ana Dávila-Ponce, y Olga Donnay.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.