20 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Especialidades > Neurología

El deterioro cognitivo a largo plazo es más pronunciado en diabéticos

Un estudio revela que controlar de los niveles de azúcar en sangre previenen de la enfermedad

Este hallazgo puede ayudar a aliviar la progresión de la enfermedad.
El deterioro cognitivo a largo plazo es más pronunciado en diabéticos
Redacción
Viernes, 26 de enero de 2018, a las 10:00
Un nuevo estudio de unas 5.000 personas mayores en Reino Unido ha demostrado que las tasas de deterioro cognitivo a largo plazo son más pronunciadas en las que tienen diabetes en comparación con quienes tienen el control normal del azúcar en la sangre, y que los esfuerzos para retrasar el inicio de la diabetes y/o control de los niveles de azúcar en la sangre pueden prevenir la progresión posterior de disminución de la función cerebral.

El análisis, basado en el Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento, ha sido realizado por Wuxiang Xie, doctor en la Escuela de Salud Pública del 'Imperial College London', en Londres, y el Instituto de Investigación Clínica de la Universidad de Pekín. Sus resultados se revelan en 'Diabetologia', la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD, por sus siglas en inglés).

Aunque otros estudios han relacionado el declive cognitivo con la diabetes, este trabajo es uno de los más importantes para establecer la relación directa entre la HbA1c (niveles de hemoglobina glucosilada, una medida del control global del azúcar en la sangre) y el riesgo posterior de deterioro cognitivo.

El estudio ha contado con 5.189 participantes (55 por ciento mujeres y una edad media de 66 años) con niveles basales de HbA1c que oscilaban entre 15,9 y 126,3 mmol/mol (del 3,6 al 13,7 por ciento). Los puntos de corte actuales para definir la diabetes con HbA1c son del 6,5 por ciento y más.

"En conclusión, nuestro estudio proporciona evidencia para apoyar la relación de la diabetes con el deterioro cognitivo posterior. Además, nuestros resultados muestran una correlación lineal entre los niveles circulantes de HbA1c y el deterioro cognitivo, independientemente del estado diabético", dicen los autores.

"Se requieren estudios futuros para determinar los efectos a largo plazo de mantener un control óptimo de la glucosa sobre el deterioro cognitivo en personas con diabetes. Nuestros hallazgos sugieren que las intervenciones que retrasan el inicio de la diabetes y las estrategias de control del azúcar en la sangre pueden ayudar a aliviar la progresión del deterioro cognitivo posterior a largo plazo", concluyen.