"Que Separ integre todavía más perfiles sanitarios será señal de fortaleza"

Los profesionales que forman parte de ella apuestan también por mirar todavía más al paciente en la toma de decisiones

"Que Separ integre todavía más perfiles sanitarios será señal de fortaleza"
La importancia de ser una marca inclusiva ha ocupado la primera mesa de debate del Foro Estratégico Institucional Separ 2020, que ha estado moderada por Carlos A. Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. 

Los ponentes han sido David Díaz, coordinador del Área de Enfermería Respiratoria de la Sociedad y enfermero del hospital Nuestra Señora de la Candelaria de Santa Cruz de Tenerife; Rosario Menéndez, jefa de Servicio de Neumología y Directora del Área Clínica de Enfermedades Respiratorias del hospital La Fe de Valencia; Antonio Moreno, coordinador del Área de Neumología Pediátrica de Separ y jefe de Sección del hospital Vall d`Hebrón de Barcelona; Antonio Tomás Ríos, coordinador del Área de Fisioterapia respiratoria de la Sociedad y adjunto a la Unidad de Fisioterapia del hospital general Santa Lucía de Murcia; y Juan Carlos Trujillo, coordinador del Área de Oncología Torácica de Separ y cirujano de esta rama en el hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.


Rosario Menéndez ha comenzado su exposición recordando la importancia la “interrelación” contras sociedades científicas. “Traduce lo que hemos vivido dentro de los Servicios y los departamentos”, ha incidido, porque saben que “forman parte de una cadena donde si un eslabón falla, el resultado no es óptimo para el paciente”. “No nos podemos suplir los unos a los otros, tenemos que complementarnos”, ha incidido.

Los ponentes aportan su visión de Separ y la relación con los profesionales sanitarios.

Respecto al Covid-19, ha recordado cómo se ha escuchado la voz de la Neumología “con especial interés”. “Tenemos que mejorar pero también liderar, este es el reto”, ha explicado la facultativa al ser “mucho más un equipo que la suma de sus componentes”.

David Díaz ha explicado que “Separ es una sociedad inclusiva donde la interrelación con otros profesionales es para crecer”. “Esta Sociedad prevención, cuidado de la salud y solidaridad”, ha remarcado. “Dentro del grupo de la Enfermería, es importante que trabajemos como en nuestros hospitales, de forma muy trasversal: compartimos espacios con técnicos de laboratorio, del sueño… Estamos donde haya que tratar enfermedad respiratoria pero también donde haya que prevenirla”.

“Tenemos retos importantes también fuera de Separ, y nos hemos sentido muy apoyados por parte de la Sociedad, como en el caso de la relación de nuestro  marco competencial, donde vamos a ser muy útiles para nuestros pacientes”, ha explicado Díaz.

Antonio Moreno ha querido poner el primer acento en el papel del neumólogo pediátrico, recordando cómo en España no se reconocía esta especialidad. “Se creó la Sociedad pero es monoprofesional, tiene muy poca participación de otras como Enfermería; Separ en cambio nos aporta una forma de trabajar multidisciplinar”. “La unión nos da más fuerza y más beneficios en la investigación”, ha asegurado. “Este es el camino, el trabajo multidisciplinar y la alianza entre Sociedades”, ha asegurado Moreno, convencido de que es “la manera de avanzar”.

Antonio Tomás Ríos ha explicado que Separ “no es exclusiva pero sí es inclusiva”. “Los fisioterapeutas se han agrupado en sociedades propias pero no se han integrado en sociedades médicas, por eso Separ es inclusiva para nosotros”. “Como fisioterapeutas tuvimos ese debate, reuniones en 2009 y 2011 donde debatimos si formar una sociedad específica o integrarnos en Separ, pero creímos que lo más interesante era apostar y sumar en esa integración”, ha recordado.

Así, en los últimos años han “doblado el número de socios” con la connotación además de que ser “un área” tiene su capacidad de decisión al pertenecer a la Junta Directiva de la Sociedad. De cara al futuro, ha admitido retos como la internacionalización, pasando por la sociedad europea. Respecto al nombre, ha explicado que la idea de incluir “aparato respiratorio” es un debate “importante”. Así, con un repaso a las europeas, Ríos ha visto que el resto son más excluyentes por lo que “el nombre de Separ engloba en realidad más cosas”.

Un instante de la mesa sobre la importancia de que una Sociedad Científica sea inclusiva.


"Neumología y Cirugía Torácica no pueden separarse"


Juan Carlos Trujillo ha señalado que continúan “con la idea de que Cirugía Torácica se siente respaldada por la Separ”. “Que participen varias especialidades solo nos puede hacer crecer”, ha explicado. “Entre la Cirugía torácica y Neumología hay altos y bajos, como en cualquier relación, pero eso no puede llevar a separarnos: debemos estar en una Sociedad que trata al paciente respiratorio, unidos, con el objetivo de seguir sumando y creciendo”. “En la unión está la fuerza”, ha concluido pues “el cirujano torácico es tan importante como el neumólogo”. Así, incluir en un nombre común “a todos” como puede ser la “patología respiratoria” en realidad “no debilita a nadie”.

Ya en el turno de debate, Carlos Jiménez ha preguntado por “un grupo muy importante, los que se dedican a la investigación básica como los biólogos, que son miembros de Separ”: “¿Deberíamos dar un paso más para facilitar que esta disciplina se incorporara en mayor medida?”. Menéndez ha explicado que está a favor: “Traduciría un liderazgo en investigación”. Algo a lo que también se ha sumado Díaz al considerar que son “fortalezas para la sociedad”, añadiendo a los “farmacéuticos hospitalarios”.


"Acudir a la opinión del paciente respiratorio será un beneficio para todos"


Moreno ha mostrado su acuerdo con sus dos compañeros. “Para Separ es un reto que todas estas personas se integren y colaboren; es una señal de fortaleza. Quizá un reto para Separ puede ser saber qué aportar para integrarles”, ha señalado. Ríos, por su parte, ha querido destacar a los ingenieros biomédicos y ha pedido un “listado” de las profesiones que se deberían incorporar para saber “cómo están organizadas y establecer alianzas” porque “no todos los biólogos, farmacéuticos o ingenieros van a querer integrarse”. “Hay que saber cuáles”, ha matizado.

Trujillo ha señalado que mantener “la salud respiratoria” compete “a muchos más estamentos de los representados en esta mesa”. “Contar con la presencia de más profesionales integrados es la línea en la que debemos estar”, ha concluido.

Nuria Mañes, de Cirugía Torácica del Hospital Universitario de Canarias, ha intervenido para matizar que “demasiada gente es difícil de controlar”. “Que seamos más puede venir bien para algunas cosas pero nos puede dispersar en otras; los que estamos, estamos muy bien”, ha añadido. Y es que ampliar a “patología respiratoria, independientemente de que en momentos nos unamos a otras ciencias, puede dispersarnos en exceso”.

El papel del paciente respiratorio


Una reflexión sobre la que Díaz Pérez ha explicado que la estructura “evita esa dispersión, trabajando de forma muy independiente pero sincronizada cuando se quiera”. “Es verdad que si se descontrola se nos puede ir de las manos pero la estructura actual de Separ hacen que la inclusión de otros grupos solo fortalece”, ha incidido. Y, al momento, Carme Hernández ha lanzado una pregunta directa: “¿Y el paciente?”. “En otras Sociedades, el paciente tiene más voz, participa de una forma diferente en los congresos y está en las mesas presentando su perspectiva, por ello, ¿creéis que falta esta pata?”.

Trujillo se ha mostrado de acuerdo con Carme. “La relación con las sociedades de pacientes es mejorable; debemos contar con ellos y que nos digan qué necesitan”, ha explicado. “El objetivo de acudir a la opinión del paciente nos puede ser de beneficio a todos”.Por su parte, Menéndez ha explicado que para ella “Separ Pacientes es potente, cada vez se participa más, y de esta forma podemos aprender de ellos pero hay que saber cómo, ver cómo integrarlo mejor, hacen falta propuestas concretas”. Por ejemplo con “áreas de pacientes concretos: EPOC, del sueño…”.

Carlos A. Jiménez durante la mesa que ha moderado.


Jiménez ha lanzado una reflexión: cómo convertir a la Sociedad en “amigable para la multidisciplinaridad”. Algo a lo que Ríos ha matizado que en “cada organismo asesor de Separ debería haber un representante de cada una de las cuatro profesiones”. Una propuesta a la que Díaz se ha mostrado favorable: “Queremos que la comunicación con estos representantes sea en los dos sentidos, tener voz y voto en los comités, y que estos no sean presidencialistas”. 

“¿Por qué nos agrupamos en Separ: perseguimos intereses profesionales, de investigación, de docencia, los de los pacientes…?”, ha reflexionado Jiménez. Moreno ha explicado que se agrupan porque la Sociedad “es muy abierta” y se pertenece a ella para “atender mejor a los pacientes pero también por intereses profesionales como el refuerzo de la valía de cada profesión”. “Es una mezcla de intereses”.

En cuanto a la “búsqueda de recursos económicos”, Jiménez ha preguntado si al ser “multidisciplinar”, eso lo hace más sencillo. Trujillo ha explicado que sí, que eso “abre el campo de patologías a tratar y ello tiene detrás una serie de laboratorios a los que acceder”. “Yo estoy en Oncología torácica, con muchos laboratorios que trabajan en cáncer de pulmón, y que la Separ toque diferentes campos abre un abanico de posibilidades”, ha incidido como última reflexión de esta nutrida mesa.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.