El neumólogo de la Separ, Bernardino Alcázar, espera resultados exitosos en los ensayos clínicos en menos de dos años

Los fármacos monoclonales, la esperanza para un 10% de pacientes EPOC
Bernardino Alcázar, coordinador del Área de EPOC de Separ.


06 jun 2022. 14.40H
SE LEE EN 3 minutos
Cerca de un 10 por ciento de los pacientes diagnosticados con una Enfermedad de Obstrucción Pulmonar Crónica (EPOC) padecen exacerbaciones derivadas de su patología que no son capaces de hacer desaparecer con la medicación convencional. Sin embargo, su situación se enfrenta a un nuevo hito en el desarrollo de fármacos que podría acabar con estos problemas gracias a la implantación de nuevos medicamentos biológicos.

Bernardino Alcázar: "La EPOC es un problema de primera magnitud".

Bernardino Alcázar, coordinador del Área de EPOC en la Sociedad de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha explicado que el desarrollo de nuevos medicamentos monoclonales en un espacio de apenas dos años podría aliviar la situación de uno de cada diez pacientes afectados. “A pesar de que tenemos tratamientos farmacológicos que son muy buenos, los pacientes siguen teniendo exacerbaciones”, ha relatado a Redacción Médica.

El neumólogo ha aprovechado el 55º Congreso Separ para presentar en una ponencia al resto de sus colegas de profesión algunos de los “enfoques nuevos” con este tipo de tratamientos que se esperan con carácter inminente. “Entre 2023 y 2024, tendremos todos los resultados de estos ensayos que están ahora mismo en marcha y que son francamente esperados por la comunidad científica porque es una necesidad clara intentar que los pacientes no tengan exacerbaciones”, ha expresado. 

Alcázar ha explicado que actualmente hay ocho moléculas farmacomonoclonales que se están estudiando para ayudar a reducir la inflamación en pacientes EPOC, tanto la de tipo T1 como la de tipo T2, ya que son capaces de actuar en la fase inicial de esta afección para desencadenar un efecto positivo en “cascada”.

Bernardino Alcázar, coordinador del Área de EPOC en Separ. 


El neumólogo confía en que los avances en el desarrollo de tratamientos monoclonales para el EPOC sigan el camino marcado por otras patologías como el asma, aunque ha lamentado que en ese caso “pasaron años hasta que se pudieron comercializar” en el mercado algunos de los nuevos medicamentos. “Yo creo que tendremos datos porque hay muchas empresas investigando. Lo que no sé es cuál será el primero. Pero el que llegue va a resolver una situación delicada para los pacientes”, ha vaticinado.


Los fármacos monoclonales de EPOC, coste-eficientes


A pesar de su alto precio en el mercado, el portavoz de la Separ ha calculado que estos nuevos fármacos serán además coste-eficientes para el Sistema Nacional de Salud (SNS) si realmente logran reducir los ingresos hospitalarios de los pacientes. Por eso, ha hecho un llamamiento para impulsar su financiación. “Es una necesidad claramente no cubierta en la EPOC”, ha enfatizado.

Este nuevo avance científico llegará previsiblemente en un corto espacio de tiempo, después de que la pandemia haya demorado las investigaciones. Las medidas sanitarias del Covid-19 han mermado la posibilidad de reclutar voluntarios para los estudios que cumpliesen con todos los criterios. “Muchos pacientes, al no estar en la calle y llevar siempre mascarilla, han tenido menos exacerbaciones”, ha explicado.

“La EPOC es un problema de primera magnitud sanitaria porque es una enfermedad muy frecuente, porque afecta a mucha gente y porque hay eventos como las exacerbaciones que son muy importantes en el transcurso de la enfermedad”, ha subrayado Alcázar.

Bernardino Alcázar y Walter Ivan Giron, neumólogo del Hospital Vithas, presentan su ponencia en el 55º Cogreso Separ.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.