14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Especialidades / Neumología

La tuberculosis no es cosa del pasado: "Se necesita más financiación"

Darío García, microbiólogo, busca desarrollar técnicas efectivas para vigilar la transmisión de la enfermedad

Darío García.
La tuberculosis no es cosa del pasado: "Se necesita más financiación"
vie 01 junio 2018. 10.40H
Jesús Arroyo
Joana Huertas
En esta era de innovación tecnológica acelerada, donde cada vez son más las enfermedades que son atajadas por tratamientos efectivos, en 2018 casi dos millones de personas van a morir de tuberculosis, una enfermedad que pasa inadvertida pero que sigue siendo una realidad muy presente en muchas sociedades.

Ponerla sobre la mesa y hallar un tratamiento eficaz y práctico es el objetivo del grupo de trabajo que encabeza Darío García, microbiólogo del Hospital Gregorio Marañón, que “se centra en el estudio de la transmisión de la tuberculosis” e intenta “aunar investigación puntera con cooperación hasta alcanzar un equilibrio entre los dos puntos”. Esas son las ideas que presentará en su ponencia 'borrando fronteras: un nuevo enfoque transacional de vigilancia de su transmisión' en el marco del 51º Congreso Nacional de Separ. 
   

Darío García: "Es necesario aumentar más la financiación en investigación". 

“Intentamos trazar rutas de transmisión de la tuberculosis. En lugar de investigar a los enfermos, nosotros investigamos a las propias bacterias. El objetivo es analizar genéticamente esas bacterias, y en función de sus rasgos genéticos podemos saber con más precisión las cadenas de transmisión de estos pacientes”, explica a Redacción Médica Darío García.

En este sentido, “estamos introduciendo técnicas genómicas de secuenciación de genomas completos para caracterizar con mucha más precisión estas rutas de transmisión”. Un modelo que ayuda a los neumólogos a poner más luz sobre esta enfermedad.

Aun así, la teoría es más fácil que la práctica. García señala que su laboratorio pretende “desarrollar herramientas sencillas de diagnóstico, que sean transferidas a países que tienen verdaderos problemas de tuberculosis y de transmisión”.

Proyecto europeo

Este proyecto, coordinado desde el Hospital Gregorio Marañón y con casi dos décadas de trabajo a sus espaldas, implica el trabajo de otros países como Argentina, Panamá o Perú. “En este marco, España juega un papel esencial. En el terreno de tuberculosis estamos en una situación muy aventajada y debemos de ser conscientes de que tenemos que adaptar las líneas de investigación punteras a las necesidades de los países con pocos recursos, para ayudarlos a detener la tuberculosis”.

Por este motivo, “es importante invertir en este tipo de investigaciones, porque es esencial hacer caso a las enfermedades que afectan a la población pobre. Enfermedades que los laboratorios farmacéuticos no dedican una suficiente investigación, al no ser rentable”.

No es cosa del pasado

Aunque en España los casos diagnosticados de tuberculosis son mínimos, la investigación que encabeza Darío García se está aplicando aquí. “En Madrid nos cuesta convencerles de lo útil y lo cerca que tienen la capacidad de introducir esas técnicas para prevenir la tuberculosis en sus programas de control sobre determinadas poblaciones”, señala García.

Asimismo, recuerda que la financiación que podrían recibir hacia este tratamiento sería “enormemente coste-efectiva. Tenemos que convencerles de que tienen acceso a unos investigadores de alto nivel al lado de su casa”. 

En España, por ejemplo, esta investigación sería aplicada en zonas muy concretas como Almería por su población inmigrante. En Asturias también están comenzando a aplicarla en entornos urbanos. “Hay que aunar cooperación puntera con cooperación de urgencia”, concluye García. 

Darío García durante la entrevista concedida a Redacción Médica en el marco del 51º Congreso Nacional de Separ.

Darío García durante la entrevista concedida a Redacción Médica en el marco del 51º Congreso Nacional de Separ. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.