17 de diciembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:50
Especialidades > Neumología

Juan Fernando Masa, uno de los directores de la mejor guía de respiratorias

Es jefe del Servicio de Neumología del San Pedro de Alcántara

Juan Fernando Masa.
Juan Fernando Masa, uno de los directores de la mejor guía de respiratorias
Redacción
Lunes, 24 de abril de 2017, a las 15:50
El servicio de Neumología del Hospital Universitario San Pedro de Alcántara de Cáceres dirige una guía clínica para la sociedad "más importante del mundo" en patologías respiratorias.

La American Thoracic Society ha nombrado a los doctores Juan Fernando Masa, jefe del Servicio de Neumología del hospital cacereño, y a Babak Mokhlesi, de la Universidad de Chicago, directores de la Guía de Práctica Clínica sobre las evidencias en el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia respiratoria causada por la obesidad mediante la ventilación no invasiva (VNI).

La guía integra, además, a 15 especialistas de todo el mundo seleccionados por sus contribuciones científicas al conocimiento de esta enfermedad, según ha informado la Junta de Extremadura en nota de prensa. Este tipo de guías son documentos de consenso llevados a cabo por especialistas y que contienen recomendaciones de actuación médica basadas en el conocimiento disponible y la propia opinión de los expertos.

La elección del doctor cacereño para codirigir ésta concretamente, que lleva por título 'Obesity Hypoventilation Syndrome: Evidence-Based Guidelines for Evaluation and Management', nace del proyecto de investigación coordinado por el propio Masa, dirigido por el Hospital Universitario San Pedro de Alcántara y que agrupa a 16 hospitales en colaboración con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y el Instituto de Salud Carlos III, para Demostrar la eficacia de la ventilación no invasiva (VNI) en el tratamiento de la insuficiencia respiratoria causada por la obesidad.

Este estudio, que cuenta con 75 investigadores, es el primero de estas características y sus resultados están suponiendo un "gran impacto mundial" en el tratamiento la insuficiencia respiratoria causada por la obesidad, ya que hasta ahora su tratamiento no estaba totalmente definido.

El estudio está contribuyendo a determinar cuál de todos los tratamientos es el más eficaz o si son más eficaces que el tratamiento aparentemente perfecto de la pérdida de peso. También demostrará, por primera vez, el grado de disminución de las repercusiones de este síndrome (hipertensión arterial y pulmonar, eventos cardiovasculares, ingresos hospitalarios y mortalidad) o si estas disminuyen más, según el tipo de tratamiento empleado. De esta forma, sus resultados están cambiando el conocimiento que hasta ahora se tenía de esta enfermedad, según ha señalado el doctor Masa.

Un problema creciente

La obesidad es un fenómeno creciente en todo el mundo desarrollado que afecta a casi un tercio de la población adulta y al 15-18 por ciento de la población infantil, por lo que está considerada la epidemia del siglo XXI. Asimismo, favorece al desarrollo de muchas enfermedades, del sistema respiratorio y de otros órganos, aumentando notablemente la mortalidad en los pacientes que la sufren. Las apneas del sueño y la insuficiencia respiratoria, que frecuentemente se desarrollan conjuntamente (Síndrome de Pickwick), llevan a la aparición de consecuencias graves y a menudo fatales.

Uno de los tratamientos empleados más extendidos en los pacientes que presentan esta patología es la ventilación no invasiva (VNI). Ésta consiste en una forma de ventilación artificial, similar a la utilizada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pero que no requiere anestesia ni la introducción invasiva de un tubo en la tráquea.

La presión positiva aplicada intermitente mediante mascarillas nasales o naso-orales mejora la insuficiencia respiratoria proporcionando reposo a los músculos respiratorios y disminuyendo la intoxicación (narcosis) cerebral por el anhídrido carbónico.

Otro tratamiento extendido en este tipo de patología es la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), pero no se ha demostrado convincentemente que la mejoría obtenida con este último tratamiento sea equivalente a la obtenida con la aplicación de la VNI. Los investigadores opinan que aunque la CPAP puede mejorar parte del problema (apneas de sueño), la VNI puede ser un tratamiento más completo (apneas e insuficiencia respiratoria), ha apuntado la Junta.

El doctor Masa explica que "el origen de la insuficiencia respiratoria radica principalmente en la acumulación de grasa en el tórax y en el abdomen, dificultando enormemente los movimientos respiratorios y la respiración". Esta sobrecarga conduce a una fatiga crónica de los músculos respiratorios, elevación del anhídrido carbónico en la sangre y narcosis del centro respiratorio. En principio, el adelgazamiento resultaría ser el tratamiento perfecto, aunque en estos pacientes las pérdidas importantes de peso son difíciles de conseguir y todavía más de mantener.

Asimismo, la cirugía del estómago (gastroplastia) resulta ser una alternativa útil solamente para una minoría, ya que presenta una elevada mortalidad y un mayor riesgo en pacientes con insuficiencia respiratoria.

Guías como las que va a codirigir el doctor Masa tienen una "gran importancia" para estandarizar y protocolarizar las actuaciones médicas en la práctica clínica, pero además suelen tener implicaciones administrativas como la adquisición de equipos de diagnóstico o tratamiento, e incluso médico-legales.