Separ trabaja junto al Consejo de Fisioterapeutas para presentar la justificación de cumplimiento de los requisitos

Fisioterapia Respiratoria iniciará en 2023 el camino para ser especialidad
Antonio Ríos y Ana Balañá.


20 sep 2022. 16.50H
SE LEE EN 7 minutos
Con el nuevo Real Decreto de Especialidades ya en marcha, los sanitarios españoles se encuentran inmersos en la elaboración de documentos que acrediten la necesidad de creación de nuevas especialidades. Como adelantamos en Redacción Médica, una de las primeras en llegar puede ser Urgencias y Emergencias, y a esta le puede seguir Fisioterapia Respiratoria. La disciplina cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas (Cgcfe) y podrían presentar a Sanidad toda la documentación durante el próximo año. 

“Nuestro objetivo es tener preparada la solicitud en el primer semestre de 2023. Tenemos bastante trabajo adelantado, pero tenemos que esperar una serie de procedimientos. De momento, estamos adelantando la justificación de que cumplimos todos los criterios que pide Sanidad”, detalla Antonio Ríos, miembro del grupo de trabajo para elaboración del documento que se remitirá a Sanidad.

En ese sentido, el fisioterapeuta aclara qué opción de las dos establecidas por Sanidad han escogido para el inicio del procedimiento: "Separ va a firmar un convenio con el Cgcfe para esta finalidad. Tanto el CGCFE como Separ apoyan a este colectivo en su propuesta y en el reconocimiento de la especialidad. Con Separ cumplimos lo estipulado por el RD de que debe presentarse por una sociedad científica que represente a un mínimo del 70 por ciento de los profesionales de este ámbito en concreto".

Desde Separ, entienden que ha llegado el instante de impulsar esta disciplina. “En el campo de la Fisioterapia no se han reconocido a nivel ministerial ninguna especialidad y ahora es el momento donde promover la creación de la especialidad en respiratorio”, resalta Ana Balañá, fisioterapeuta y coordinadora del Área de Fisioterapia Respiratoria de Separ.

Para Balañá la disciplina ha vivido un “gran empuje” durante de la pandemia respecto a su “visualización y necesidad”. “Podemos aplicar tratamiento a pacientes de riesgo vital en UCI o UCRI. Respirar es una función básica y algunos pacientes no pueden esperar quince días o depender de la derivación de un especialista. Creemos que tenemos un peso importante y estamos trabajando para defenderla en el Ministerio. Podemos justificar la necesidad y viabilidad de la especialidad en Fisioterapia Respiratoria”, reivindica Balañá.

¿Se cumplen todos los criterios para ser una nueva especialidad?


En el nuevo RD también se detallan las características a cumplir por aquellas disciplinas sanitarias que quieran convertirse en especialidad. Unos requisitos que, para Balañá y Ríos, Fisioterapia Respiratoria cumple “de sobra”.

“Los criterios más importantes los cumplimos. Somos un campo diferenciado, tenemos unas bases científicas y de conocimiento más que sobradas, las competencias son específicas y diferenciadas, y existe una necesidad entre la sociedad para que estos especialistas atiendan a los pacientes respiratorios porque la seguridad y la calidad en la atención se acumula mediante esta especialidad”, reivindica Ríos.

Además, el especialista considera que cuentan con un punto “muy importante”, garantías para asegurar la tutorización de la formación durante la residencia: “Tenemos un número de profesionales suficientes que podrían afrontar la formación de especialistas, tanto en número como en distribución geográfica. Ya hemos valorado esto”.

Además, para Balañá la Fisioterapia respiratoria cuenta con una “gran trayectoria” que avala su creación: “Tenemos formación específica postgraduada y pertenecemos desde hace muchos años a grupos de investigación y a sociedades científicas. Llevamos trabajando sin el nombre de especialistas en Fisioterapia respiratoria desde hace muchos años”. Tanto es así, que, según la coordinadora de Separ, actualmente  “debería resultar raro” que un hospital que cuente con una UCI o con una Unidad de semicríticos no tenga un fisioterapeuta respiratorio.

“En Medicina siempre decimos que la función hace el órgano, aquí la función la estamos realizando desde hace mucho tiempo y ahora falta que desde los estamentos más altos lo articulen. No es justo que en España haya diferencias entre comunidades autónomas. Esto no lo hacemos por nosotros, que seguimos trabajando y luchamos para que se nos respete nuestro campo de actuación, lo hacemos porque los pacientes se lo merecen. No puede ser que en una zona haya cobertura de siete días de siete posibles y en otra sea inexistente. Consideramos que implementar la especialidad es un recurso imprescindible a nivel sanitario en España. Además, así nos equiparamos a la situación que viven otros países”, defiende Balañá.

 Especificidad con respecto a otras áreas de la Fisioterapia


Otro de los aspectos a tener en cuenta es que la especialidad cuente con un campo propio de actuación, y en ese sentido, desde Separ consideran que los profesionales respiratorios tienen unas habilidades con las que no cuentan los fisioterapeutas de otros ámbitos asistenciales.

“Cualquier persona que sale de la carrera puede tratar, bajo unos mínimos criterios, a un paciente, pero en cuanto está ventilado, con necesidad de soporte ventilatorio o con oxigenoterapia crónica, domiciliaria o de alto flujo no todo el mundo puede manejarlo”, detalla Balañá, quien condiciona el trato de un paciente que depende de un ventilador al padecer una afección respiratoria a un profesional con formación específica en respiratorio.

“Nadie se plantea que un médico cardiólogo visite a un paciente de Dermatología, aquí es lo mismo. Estamos buscando la excelencia en la asistencia y para eso necesitamos personas preparadas”, reivindica la coordinadora de Separ.

Representación de Fisioterapia Respiratoria en el SNS


Otro de los motivos que esgrimen los profesionales para justificar que con la creación de la nueva especialidad se cumplen la continuidad de cuidados es su función en todos los ámbitos del Sistema Nacional de Salud (SNS). “La Fisioterapia Respiratoria garantiza la continuidad de cuidados, ya que tenemos especialistas tanto en la parte hospitalaria como ambulatoria. En ese sentido, se podría desarrollar en diferentes ámbitos de la sanidad pública”, detalla Ríos.

Una representación en el SNS que con la creación de la especialidad se busca que alcance unos mínimos comunes. “En cada UCI, mínimo, debe haber un fisioterapeuta especializado en respiratorio. Y sobre todo también debemos tener especialistas vinculados a servicios de respiratorio como Neumología o Cirugía Torácica. Estos deberían tener en su staff a un fisioterapeuta especializado”, explica Balaña.

En concreto, para la coordinadora de Separ tiene que haber fisioterapeutas respiratorios en hospitales de tercer, segundo nivel e incluso alguno en comarcales. “A partir de ahí, en función de la disminución de riesgo asistencial, debemos ir articulando la presencia de especialistas. En un ambulatorio, uno entre todos los fisios debería tener conocimientos que vayan más allá de los adquiridos en la carrera. Una afección respiratoria puede ser una enfermedad de riesgo vital y debería haber una figura de consultor que cubra Atención Primaria u optar por otras fórmulas que garanticen una presencia del fisioterapeuta respiratorio”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.