Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Especialidades > Neumología

El trasplante, la solución para pacientes con hipertensión pulmonar

Según el neumólogo Manuel López-Meseguer esta intervención podría salvar el doble de vidas de estos pacientes

Cada año se diagnostican 20 nuevos casos de hipertensión arterial pulmonar por millón de habitantes.
El trasplante, la solución para pacientes con hipertensión pulmonar
Redacción
Lunes, 15 de enero de 2018, a las 18:30
En España sólo se trata con trasplante de pulmón a la mitad de los pacientes con hipertensión arterial pulmonar (HAP) que podrían recibirlo. Es lo que ha detectado un estudio del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. De hecho, optar por esta intervención podría salvar el doble de vidas. Así lo ha explicado, en rueda de prensa, el neumólogo Manuel López-Meseguer.

Según el estudio —que se ha basado en datos recogidos en el Registro Español de Hipertensión Arterial Pulmonar (Rehap)— de los 1.391 pacientes que fueron tratados en centros estatales entre enero de 2007 y marzo de 2015, 375 (27 por ciento) fallecieron y 36 (3 por ciento) fueron trasplantados.

Dentro del grupo de los fallecidos, descubrieron que otros 36 eran potencialmente elegibles para trasplante pulmonar. Sin embargo, no se optó por este tratamiento posiblemente porque se confió demasiado en los fármacos. Una circunstancia que obedece al ‘boom’ de nuevas opciones que aparecieron para paliar esta enfermedad entre 2000 y 2010. Además del hecho de que el trasplante no está en cartera en hospitales más pequeños.

Diferentes efectos

“Tenemos que pensar en el trasplante de pulmón desde que se detecta esta enfermedad”, ha afirmado López-Meseguer. Sobre todo porque los fármacos que usan para tratarla no tienen el mismo efecto en todos los pacientes. En algunos casos dejan de tener efecto con el paso de los años.

Como le ha pasado a Esther Cotano, una paciente que ha participado en la rueda de prensa de presentación del estudio. La mujer de 43 años ha explicado que tenía una patología previa de esclerodermia y que fue diagnosticada con esta hipertensión en 2012. Hace seis meses fue trasplantada y dice estar muy contenta. “Me han dado muchos años de vida”, ha declarado Cotano. La intervención ha significado una mejora en su calidad de vida. Antes de ésta, movimientos como agacharse suponían un enorme esfuerzo debido a la enfermedad. Ahora, hasta asiste al gimnasio.

Intervención recomendada

López-Meseguer ha destacado que el trasplante es un tratamiento que requiere una estrategia previa y anticipación para que llegue en la mejor situación clínica posible. Aunque se trata de una intervención agresiva, el especialista la ha recomendado porque las personas con HAP tienen una supervivencia muy superior —del 60% en los siguientes 5 años—  a la del resto de trasplantes pulmonares. Además ha mencionado que sería un volumen asumible para las listas de espera de trasplantes.

El neumólogo ha subrayado la necesidad de contemplar este tratamiento en pacientes jóvenes, mientras que supone una contraindicación tener una edad elevada y múltiples patologías. Esta enfermedad a menudo se diagnostica a personas sanas, jóvenes y con buenos hábitos de salud.

200 casos en Cataluña

La hipertensión arterial pulmonar es una enfermedad rara y que es difícil de diagnosticar. En quienes la padecen las arterias crecen de forma descontrolada y se hacen más gruesas, lo que provoca el sufrimiento del corazón. Sin tratamiento tiene una mortalidad del 50% en tres años.

Al año se diagnostican 20 nuevos casos por millón de habitantes y en Cataluña afecta, actualmente, a 200 pacientes. En el Vall d’Hebron —referente para trasplantes de pulmón en Cataluña, Aragón y Baleares— se han realizado ya 30 intervenciones en personas con HAP. El estudio ha detectado que quienes tienen la enfermedad y son atendidos en los siete hospitales de España donde se realizan estos trasplantes tienen más posibilidades de ser trasplantados que si son atendidos en otros centros.