23 de enero de 2018 | Actualizado: Martes a las 14:30
Especialidades > Neumología

El sobrepeso en niños ‘alarga’ hasta cinco semanas los síntomas de asma

La investigación demuestra que mantener un peso saludable es una estrategia eficaz para controlar la enfermedad

La obesidad no disminuye la efectividad de los inhaladores.
El sobrepeso en niños ‘alarga’ hasta cinco semanas los síntomas de asma
Redacción
Jueves, 28 de diciembre de 2017, a las 12:10
Según una nueva investigación, dirigida por el especialista en pulmón pediátrico y director del Laboratorio de Función Pulmonar Infantil de Duke (EEUU), Jason Lang, los síntomas en los menores con asma que, además tienen sobrepeso, pueden ser aún peores.

El estudio, realizado en niños de entre 2 y 5 años, señala que los preescolares con un índice de masa corporal (IMC) más alto del percentil 84 - considerado el límite entre el peso saludable y el sobrepeso- que no usaban un inhalador, tenían más ataques de asma y un 70% más de días con síntomas de asma por año que los niños que tenían un peso saludable.

Otra de las conclusiones del estudio es que la obesidad no disminuye la efectividad de los inhaladores. "El uso diario de este tratamiento reduce el número de días sintomáticos, así como los ataques de asma en niños con sobrepeso siendo, incluso, más protectores para estos.

Los autores manifiestan que, aunque el sobrepeso no obstaculice la efectividad de los inhaladores, "hemos presentado una evidencia clara de que mantener un peso saludable en los niños es una estrategia eficaz para controlar el asma". Asimismo, han destacado que este hallazgo es completamente opuesto en jóvenes y adultos, ya que las vías de inflamación son diferentes en pacientes en edad preescolar o bien porque la obesidad tarda años en reducir la efectividad de los inhaladores.

Análisis retrospectivo

El estudio analizó, también, los datos de tres ensayos clínicos aleatorizados y controlados realizados entre 2001 y 2015 llamados Infant, Peak y Mist que incluyeron a 736 niños. Un tercio de los participantes tenía un IMC por encima del percentil 84. Los participantes del ensayo fueron asignados aleatoriamente para usar inhaladores a diario, algunos los usaron intermitentemente o recibieron placebos y otros no recibieron tratamiento. El objetivo de analizar otros estudios fue buscar patrones estudiados en el pasado aunque, según los expertos, "este es el primer estudio sobre cómo afecta la obesidad en niños con asma".