Coronavirus: sin alta hasta la mejora total en insuficiencia respiratoria

Separ analiza en su sexto webinar qué se van a encontrar los especialistas una vez superado el Covid-19

Vicente Plaza y David de la Rosa, ponentes.
Coronavirus: sin alta hasta la mejora total en insuficiencia respiratoria
vie 24 abril 2020. 15.10H
España ya ha pasado el pico de la pandemia de coronavirus. Mientras continúan aunándose los esfuerzos  para doblegar la curva, muchos especialistas empiezan a preguntarse ya por 'el día después': ¿qué secuelas va a dejar el Covid-19?, ¿cómo debe atenderse a los pacientes que hayan superado la enfermedad?, ¿qué papel va a tener Atención Primaria en este nuevo panorama? La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha realizado un sexto webinar, que han seguido en vivo unas 3.000 personas, para tratar de responder a estas cuestiones.

Vicente Plaza, director del Comité de Formación y Docencia, y David de la Rosa, coordinador del Área de Tuberculosis e Infecciones Respiratorias, han moderado esta nueva reunión que tenía por título  'El Día Después de la epidemia Covid-19'.

Rosa Malo, del Servicio de Neumología del Hospital Puerta de Hierro, Majadahonda, Madrid, ha sido la primera ponente en exponer su presentación sobre cuáles deben ser los criterios de alta y las recomendaciones post altas, como la hidratación abundante (están viendo diarreas en hasta un 20 por ciento de las mujeres), dormir en prono -algo que ella duda- y fomentar la deambulación dentro de la habitación de su casa, para que se muevan.


En pacientes que han tenido neumonías graves la tos es difícil de controlar


Según ha explicado, no se debe dar de alta hasta que mejoren "a pacientes con factores de riesgo de progresión de la enfermedad y enfermedades concominantes (como hipertensión arterial, diabetes mellitus o cáncer); a aquellos que tienen empeoramiento de marcadores en sangre de progresión (ferritina, IL6, más linfopenia, aumento de LDH...); y a pacientes con progresión de insuficiencia respiratoria. A todos los demás, si evolucionan favorablemente, sí. "En cuanto a la continuidad asistencial, una buena solución sería llamar por teléfono durante un tiempo post alta", ha señalado.

Uno de los temas que más preocupan en ese 'día después' son las secuelas respiratorias que puede dejar el Covid-19. Sobre esto ha hablado María Molina, del Servicio de Neumología del Hospital de Bellvitge, L’Hospitalet de Llobregat.

A corto plazo, explica que se están encontrando con requerimiento de oxigenoterapia domiciliaria o que los pacientes se encuentran con limitaciones para actividades básicas  También los hay que padecen tos de difícil control (que puede llevar aparejada complicaciones asociadas), ya que su mejoría está demostrándose que es lenta; infección respiratoria; miopatía; problemas digestivos, como deglución o diarrea; y mala calidad del sueño.

En aquellos que hayan tenido neumonía severa, que hayan presentando distrés o complicaciones tromboembólicas pulmonares (especialmente si han requerido soporte ventilatorio y largo periodo de hospitalización), ha recomendado el seguimiento telemático. Ha explicado que de estos, una minoría de pacientes pueden presentar secuelas pulmonares, como daño intersticial, a corto plazo. ¿A largo? Aún no se sabe, pero no se descarta.

La importancia de Atención Primaria y de la rehabilitación respiratoria


Para ayudar a estos pacientes con secuelas, la Rehabilitación Respiratoria va a ser una aliada. Pilar Cejudo, del Servicio de Neumología del Hospital Virgen del Rocío, Sevilla, ha hablado sobre esto y ha asegurado que esta debe ser una vez pasada el aislamiento. 


Para la Rehabilitación Respiratoria, es importante entregar material con explicaciones


Hacerlo requiere organizar un equipo multidisciplinario, y en este sentido Cejudo ha subrayado la importancia del psicólogo. También ha incidido en que se necesita que haya un canal de comunicación con el paciente (que puede ser desde el teléfono hasta plataformas web), y que se debe entregar material con explicaciones (audivisual, aplicaciones u hojas explicativas sencillas) y, a poder ser, fichas de seguimiento. La Rehabilitación en el hospital, ha explicado, "de momento no es segura". En un futuro, puede esar indicada para pacientes que evolucionan a EPID. La tele-rehabilitación es el objetivo.

Por su parte Jesús Molina, médico de Familia en el Centro de Salud Francia, Fuenlabrada, ha incidido en la labor que está haciendo Atención Primaria para evitar que se colapsen -aún más- los hospitales. Y, como muchos de sus compañeros, ha pedido hacer aún más, como pautar hidroxicloroquina o azitromicina

También ha señalado que "no se ha demostrado que las enfermedades alérgicas ni en el asma sean claramente factores de riesgo para la infección por SARS-CoV-2" y que hay un "escaso número de pacientes asmáticos en las diferentes series de pacientes graves con Covid-19". Además, ha apuntado a que se están viendo síntomas neurológicos, cutáneos, oftalmológicos o cardiovasculares que "reprsentan una fuente oculta importante de la propagación del virus" y que deberian incluirse entre los criterios reconocidos como diagnóstico con sospecha.

Fases del desconfinamiento


Natalia Cabeza Hurtado, de la Subdirección General de Vigilancia i Resposta a Emergències de Salut Pública de Cataluña, ha hablado sobre los indicadores que hay que utilizar para hacer una vuelta atrás con garantías de seguridad. Sobre las herramientas informáticas de soporte, ha hablado del Go Data (de uso profesional) y la App Stop Covid (para los ciudadanos). Estas les permiten monotorizar los datos que permitan, al final, comenzar la fase de desescalada.

Además, de forma teórica y dejando claro que la situación puede cambiar, Cabeza ha hablado de las cuatro fases de confinamiento -que debe ser progresivo, escalonado, reversible y utilizando esos indicadores objetivos- que se podría seguir una vez termine el Estado de Alarma.

• La primera habla de un retorno al trabajo no esencial, donde se mantengan las medidas higiénicas que se han ido recomendando hasta ahora, además de utilizar mascarillas y el distanciamiento social. También se deben adaptar los servicios de movilidad a la flexibilidad horaria laboral y así evitar aglomeracines en hora punta

• La segunda fase implicaría ya que personas sanas puedan salir a la calle, no solo por necesidades básicas. Las medidas higiénicas, mascarillas y el distanciamiento social se mantiene, pero los niños podrán ir saliendo de forma limitada y progresiva y, después, los adultos.

• La tercera ya supone la apertura de bares y restaurantes, aunque con aforo limitado y priorizando el uso de terrazas. Igualmente, se mantienen las medidas higiénicas y distanciamiento social.

• En la cuarta, y última fase, se reabrirían las esuelas e institutos y los equipamientos culturales, aunque aún habría que mantener las medias higiénicas y el distanciamiento social.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.