El presidente de Separ, Francisco García Río, aborda las claves de Neumología en una entrevista con Redacción Médica

"No podemos permitirnos tener ciudadanos de segunda sin acceso a UCRI"
Francisco García Río, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).


04 jun 2022. 18.00H
SE LEE EN 13 minutos
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) vive en los primeros compases de junio uno de los momentos más esperados de los últimos años con la reanudación 100 por cien presencial de su Congreso Nacional. Un momento en el que su presidente, Francisco García Río, ha aprovechado para hacer balance sobre las iniciativas más importantes que aborda actualmente su especialidad y las necesidades que requiere.

Entrevista completa a Francisco García Río, presidente de Separ.

En una entrevista con Redacción Médica, García Río ha respondido sobre algunas de las claves que se debaten en la cita de Pamplona, desde el papel de los especialistas en una era poscovid marcada por un incremento de su actividad hasta la importancia que juegan las UCRI para garantizar la calidad asistencial y evitar que haya pacientes de "segunda" en el Sistema Nacional de Salud.

¿Qué importancia tiene el 55º Congreso Separ para el desarrollo de la actividad asistencial en Neumología?

El Congreso para la Neumología, la Cirugía Torácica y todas las profesiones que integran Separ es el acto anual más relevante. Es el momento en el que nos encontramos, en el que podemos compartir inquietudes, proyectos o resultados y generar un punto de encuentro para desarrollar nuevas iniciativas y seguir avanzando juntos. Es la actividad anual que dinamiza nuestra sociedad. Es el motor esencial de las tareas que realizamos y el momento en el que podemos compartir la mayor parte de ellas. 

Es un hito anhelado por todos nosotros. Hemos pasado una serie de años complicados por la pandemia en los que los congresos no han podido ser presenciales o los hemos tenido que realizar fuera de las fechas originales. Este año ya volvemos al 100 por cien de la presencialidad, a nuestra programación original de fechas. Tratamos de recuperar las rutinas previas a la Covid-19. 

Estamos teniendo una muy intensa respuesta por parte de los congresistas o de los asociados y tenemos esperanza en que estas jornadas resulten estimulantes y muy productivas para todos nosotros. 

¿Qué papel juega la Neumología en la era poscovid? En los últimos dos años ha logrado un gran reconocimiento por la pandemia ¿Debería traducirse en más medios?

Sin duda. Tenemos que dimensionar nuestras plantillas y nuestros recursos a las demandas actuales. Cualquier previsión previa a la Covid se ha quedado desfasada. La organización de recursos humanos de hospitales no corresponde a las necesidades actuales. La demanda covid ha ocasionado un impacto muy importante a nivel asistencial en prácticamente todos los centros. Ahora tenemos la situación de los pacientes que afortunadamente han sobrevivido pero que en muchos casos se han quedado con secuelas que tenemos que atender y darles una respuesta. 

Por tener una referencia, las demandas poscovid de seguimiento de la enfermedad han incrementado un 60 por ciento nuestra actividad. Da una imagen clara de que los recursos que disponíamos previamente ya no son suficientes para la necesidad actual. Tenemos que aumentar la dotación de recursos humanos. Es un aspecto crítico de gran importancia pero también debemos mejorar en las infraestructuras disponibles.

Las UCRI se han mostrado de gran utilidad durante la pandemia. Hay que decir con claridad que han salvado muchas vidas de pacientes que no tenían posibilidad de nivel asistencial pero también dan respuesta a otras muchas enfermedades. Tenemos el compromiso firme de mantenerlo. Es algo que tenemos que obtener como aprendizaje de la pandemia. No podemos permitirnos volver a situaciones previas en las que claramente existían déficits asistenciales que simplemente se han puesto de manifiesto a raíz de la pandemia.

¿Cuántas UCRI necesita el SNS para reducir los ingresos en UCI de pacientes con patologías respiratorias? ¿Qué inversión sería necesaria?

Nuestro lema es "ningún hospital sin UCRI". El sistema tiene que ofrecer unidades de cuidados intermedios o de cuidados intensivos en otros ámbitos. La salud respiratoria afecta a un número muy importante de pacientes y cualquier ciudadano que acuda a un centro sanitario debe tener la opción de utilizar ese recurso. Si no, se generará una situación de inequidad e injusticia manifiesta. 

La propuesta es que cualquier hospital con nivel asistencial medio debería tener capacidad y dotación para dar respuesta a esas necesidades a través de las UCRI. En todos se han creado a lo largo de la pandemia por las necesidades impuestas y la demanda sigue existiendo. Y sobre todo, la oferta a los ciudadanos tiene que seguir existiendo. No podemos permitirnos tener ciudadanos de primer nivel que tengan acceso a hospitales con altas dotaciones tecnológicas que incluyan UCRI y ciudadanos de segundo nivel que no tengan acceso a esas instalaciones. 

"Cualquier hospital con nivel asistencial medio debería tener dotación de UCRI"


Evidentemente, hospitales de cuidados crónicos con una dotación muy baja probablement podrán estar concertados o conectados en red con otros sistemas. Pero el mensaje de "todo hospital con UCRI" es algo plenamente vigente y que tenemos que defender con intensidad. Conlleva la necesidad de adaptar los recursos humanos de Neumología. Supone un nuevo campo de actuación y, por lo tanto, seguro que hay que realizar un esfuerzo de incremento de plantillas que en gran parte se ha hecho durante la Covid-19. Lo que planteamos es que todo lo que se ha hecho no se puede desmantelar ahora mismo, sino que habrá que redimensionarlo y adaptarlo a las necesidades actuales. No podemos perder esa oportunidad.

En cuanto a la dotación tecnológica, siendo realistas, no supone una gran inversión. El beneficio que conlleva evitar una estancia en UVI con intubación y todos esos procesos se compensa claramente con la inversión requerida para estas unidades que no supone unos costes de una magnitud demasiado elevada.

Una de las ponencias permitirá presentar el proyecto Cassandra para extender el cribado de cáncer de pulmón ¿Hay alguna fecha concreta marcada en el calendario para que se instale en el SNS? ¿Se ha logrado el compromiso de Sanidad?

No. En ese punto por desgracia no puedo ser particularmente categórico. Podemos decir que en el momento actual esta iniciativa que ha partido de Separ cuenta con el apoyo y la implicación de todas las sociedades científicas relacionadas con el cáncer. Los profesionales estamos absolutamente convencidos de la necesidad de implantar un programa de diagnóstico precoz o de cribado de cáncer de pulmón.

Francisco García Río comparece en rueda de prensa para arrancar el 55º Congreso Separ.


Creemos que hay una evidencia científica más que sólida que lo justifica, creemos que hay una necesidad real de implantarlo. El número de diagnósticos de cáncer de pulmón en nuestro país lo justifica. Vamos de la mano de los pacientes. Las federaciones y asociaciones de enfermos también están absolutamente implicadas en la demanda de la generación de estos programas.

Tal como se mantienen otros programas de detección precoz de otros tipos de cáncer que claramente han demostrado una eficacia y que en el momento actual nadie cuestiona, el cáncer de pulmón merece, requiere y exige un tratamiento similar. 

Estamos tratando de transmitir esta situación a las autoridades sanitarias, no solo al Ministerio de Sanidad, sino también a los servicios autonómicos de salud. Estamos en una fase de sensibilización de las autoridades y de detección del problema y esperamos alcanzar este objetivo para que España, al igual que otros países del ámbito occidental, tenga un programa de cribado de cáncer de pulmón como merecen nuestros ciudadanos. 

El PSOE ha presentado una propuesta para regular el cannabis terapéutico con dispensación en farmacia hospitalaria mediante receta ¿Respalda esta iniciativa?

No somos particularmente activos en este ámbito. Sí que mantenemos una línea de actuación sobre la prevención primaria y creemos que la prevención del tabaquismo y otro consumo de sustancias debería ser regulada e intensificada. Pensamos que realmente hay motivos para intensificar la reglamentación de consumo de sustancias o de tabaco en distintos entornos y que nuestra Administración debe ser particulamente insistente y contundente. 

Cannabis terapéutico es una opción que mantenemos, respetamos y la obviedad nos manifiesta que en algunas situaciones tiene un campo de aplicación. Pero defendemos una serie de intervenciones encaminadas al diagnóstico precoz, manejo integral y multidisciplinar de los pacientes y, en el caso del cáncer de pulmón, el acceso en un sistema de equidad a distintas opciones terapéuticas que en algunas ocasiones manifiestan eficacia.

El Ministerio de Sanidad afirma que el abastecimiento de fármacos antituberculosos está asegurado ¿Está realmente garantizado?

Es un problema real que no es nacional. Es un problema mundial. Se ha producido un desabastecimiento global en la producción fundamentalmente de rifampicina y de todos los fármacos que llevan compuestos. Las fábricas productoras han disminuido mucho su actividad porque se han dirigido a otros fármacos a raíz de la Covid. Sí que hay una disminución. 

A nivel de España, creo que las cosas se están haciendo bien. Me parece importante destacar la implicación y participación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) que está realizando una gran tarea en colaboración con el Ministerio de Sanidad. Estamos en una situación en la que, estableciendo distintas vías de acceso a la medicación, como a través de las farmacias hospitalarias o del reforzamiento de los circuitos de distribución, podemos mantenernos con una prudencia optimista y un cierto rigor garantizando el abastecimiento de los fármacos.

"Podemos mantenernos con una prudencia optimista sobre el abastecimiento de fármacos"


Es un tema que nos preocupa y en el que estamos muy vigilantes pero creo que las medidas que se han tomado por parte de las autoridades son de suficiente autoridad para albergar razonables esperanzas sobre la resolución del problema.

¿En qué punto están las negociaciones para sacar adelante el Plan Nacional de Asma Grave?

Estoy convencido de que va a ser una realidad inminente. El asma grave origina un importante consumo y repercusión de recursos. Afecta a distintas disciplinas y ahora mismo el problema tiene una entidad suficiente para justificar la coordinación e integración de todos los niveles asistenciales para dar una respuesta coordinada, razonable y lógica a los pacientes. 

Junto con otras sociedades científicas, estamos trabajando en este campo con una sinergia realmente espectacular. La colaboración y la integración está siendo magnífica. Hemos remitido esta solicitud al Ministerio de Sanidad y estamos convencidos de que es una cuestión de muy poco tiempo poder poner en marcha un plan nacional de estas características.

¿Qué impacto ha tenido la eliminación de la mascarilla en interiores para pacientes con patologías como el EPOC? ¿Ve útil retirarla de otros puntos como transporte o centros sanitarios?

En este punto nuestra sociedad se ha manifestado en reiteradas ocasiones y ha hecho comunicados tanto a las autoridades sanitarias como a la opinión pública. Creemos que tenemos que ser muy rigurosos en el uso de la mascarilla. Por fortuna, la situación clínica y sanitaria ha mejorado, aunque quizá no tanto la situación epidemiológica. Yo creo que es un instrumento que ha mostrado una gran utilidad y eficacia en Covid y otras enfermedades respiratorias.

Nuestro mensaje es seguir manteniendo el rigor en el uso de la mascarilla. Hemos transmitido a los congresistas la necesidad de utilizarla. Yo la llevo en mi vida cotidiana. Y en el propio congreso estamos instando a su uso, no en los espacios diáfanos y públicos, pero por supuesto en la salas en las que haya más asistentes.

Defendemos con rigor que permanezca el uso de mascarilla en transportes públicos y desde luego en el sector sanitario. Es una enseñanza que hemos aprendido de la Covid y que ha dejado de manifiesto que antes probablemente no hacíamos todas las medidas necesarias y que tenemos que ser más rigurosos en este tipo de intervenciones.

¿Qué valoración le merece la normativa de Sanidad sobre el tabaquismo? ¿Es suficiente? ¿Qué medidas propondría?

Mantenemos una estrecha relación con la Dirección General de Salud Pública. Le hemos trasmitido en reiteradas ocasiones nuestra preocupación por el consumo de tabaco. Aquellas intervenciones que se han realizado en nuestro país sobre regulación del consumo de tabaco han tenido un impacto claro en reducción del número de fumadores pero en los últimos años sí que se está produciendo una cierta situación de laxitud y el consumo de tabaco se está incrementando nuevamente.

Es imprescindible una nueva regulación, en la que se refuercen las medidas de intervención y se reduzcan el consumo y los ámbitos donde se puede fumar. Creemos que en transportes y determinados ámbitos públicos es necesaria la prohibición del consumo de tabaco. En espectáculos públicos también es imprescindible. En los eventos deportivos se debería hacer una especial incidencia. Si estamos hablando de promoción de la salud, de ejercicio físico, parece un absoluto contrasentido que se mantenga el consumo de tabaco en esos entornos. Tenemos que hacer un análisis riguroso de aquellas situaciones en las que, respetando la situación de cualquier ciudadano, se puede hacer una reglamentación para que los no fumadores se vean afectados por el consumo de los que sí que fuman.

Francisco García Rio se dirige a los asistentes en la inauguración del 55º Congreso Separ.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.