Separ y Philips analizan el impacto de la calidad del aire en patologías como el Covid o enfermedades del sueño

"Educar en los colegios es clave para prevenir enfermedades respiratorias"
Olga Mediano, Francisco Sanz, Germán Peces-Barba y Javier de Miguel.


15 oct 2021. 11.30H
SE LEE EN 5 minutos
“La educación en salud desde los colegios es clave para que los niños aprendan sobre el impacto de la contaminación y conozcan mecanismos de prevención de enfermedades respiratorias”. Esta es la principal conclusión que se extrae del tercer coloquio enmarcado en el programa ‘Año Separ 2020-2021. Por la calidad del aire. Cambio climático y salud’ y denominado ‘Contaminación, infecciones respiratorias (Covid) y enfermedades del sueño’.

Un acto en el que han participado tanto Separ como Philips y que ha puesto de relieve el impacto que tiene la contaminación en el desarrollo de todo tipo de enfermedades infecciosas y el riesgo que implica a medio y largo plazo para aquellas personas sin patologías previas. Francisco Sanz, neumólogo del Consorcio Hospital General de Valencia y experto en Covid-19, ha destacado durante su intervención que “el nivel de contaminación influye en una mayor susceptibilidad de las personas a enfermedades respiratorias”, un hecho que está “empíricamente demostrado”.

La contaminación es “un factor de riesgo inespecífico que nos afecta a todos”, y más en un contexto de pandemia, en donde se ha demostrado que en aquellos entornos con altos niveles de contaminación, como China o Estados Unidos, el Covid-19 ha tenido una mayor incidencia. “Un ambiente cargado o sucio es idóneo para la supervivencia en el ambiente y propagación del coronavirus”, ha alertado, pues la enfermedad tiene la capacidad de adherirse a las partículas en suspensión, que son mayores en un ambiente contaminado.

Entre las soluciones, Sanz destaca el uso de mascarilla cuando se produzcan episodios de contaminación en las ciudades, instalar medidores públicos de calidad del aire para que las autoridades puedan tomar medidas en consonancia. También mucha pedagogía para, en un contexto en el que la incidencia del Covid está en niveles de riesgo bajo y casi el 80 por ciento de la población tiene pauta completa de vacunación, que tanto la población como los propios profesionales sanitarios “no se relajen”. En este sentido, ha alertado que la vacuna garantiza inmunidad durante los primeros meses y que, las personas mayores, los primeros en recibir el pinchazo, están comenzado a perderla. Algo que puede ser peligroso en un contexto de relajación de las precauciones como el actual.

Olga Mediano, Francisco Sanz, Javier de Miguel, Germán Peces-Barba


Impacto de la contaminación en el sueño


Por su parte, Olga Mediano, neumóloga y coordinadora de la Unidad de Sueño en el Hospital Universitario de Guadalajara, ha puesto de relieve que "existe evidencia científica que demuestra que a mayor contaminación menor es la eficiencia del sueño”, algo que nos baladí, pues  junto con la dieta y el ejercicio, el sueño es uno de los tres pilares del sueño.

“El principal reto al que nos enfrentamos es la necesidad de un cambio de vida”. Y no solo eso, pues Mediano ha recordado que también la contaminación acústica y la lumínica afectan la calidad del sueño. Abordar estos aspectos requiere “cambiar la forma de vivir”. Además, ha insistido en que una mala calidad del sueño aumenta el riesgo de padecer apneas, con las consecuencias para la salud que ello puedo suponer, como un mayor nivel de ansiedad o presión arterial, lo que se traduce, a su vez, en un mayor riesgo cardiovascular.

Entre otras cosas, también ha recomendado reducir la exposición a la luz azul que emiten las pantallas, especialmente por la noche, cuando hay que propiciar “crear un entorno óptimo para el descanso”. De hecho, siempre que sea posible. aboga por la ‘desconexión digital’ desde la hora de la cena.

Cambio climático y enfermedades infecciosas


Javier de Miguel, jefe de Sección en el Servicio de Neumología del Hospital General, también ha participado en el coloquio para señalar que el cambio climático y los mayores niveles de contaminación tienen un impacto directo en la salud. “El aumento de la temperatura y la mayor cantidad de agentes en suspensión en el aire provoca más infecciones”.

En cualquier caso, recuerda que las personas con antecedentes patológicos “tienen más peligro, porque sus enfermedades se pueden descompensar por la contaminación”. De hecho, cuando esta aumenta exponencialmente en un corto periodo de tiempo, “aumentan las consultas, los ingresos y las muertes por esta cuestión” y apuesta por los purificadores de aire, además del uso de mascarilla y los medidores de calidad, como medidas para lograr respirar un aire más limpio.

El acto también ha contado con la participación de Germán Peces-Barba, vicepresidente Separ y moderador de la jornada, quien ha indicado que la conclusión fundamental del coloquio ha sido la de una mayor concienciación y educación en salud para prevenir las enfermedades infecciosas.

Imagen de la jornada.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.