La vacunación de la gripe en mayores alcanza un mínimo histórico

En Baleares y Andalucía, menos de la mitad de la población mayor de 65 años la ha recibido

La vacunación de la gripe en mayores alcanza un mínimo histórico
mié 10 julio 2019. 12.30H
La cobertura de la vacuna de la gripe en mayores de 65 años durante el último invierno ha sido del 54,2 por ciento, marcando el mínimo de los últimos diez años, según los datos que acaba de publicar el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Comparada con el invierno de 2009-2010, la cobertura ha caído nada menos que 11,5 puntos porcentuales. Respecto al año pasado, el número de personas mayores vacunadas de la gripe se ha reducido 1,5 puntos.

Los datos de hace 10 años fueron, no obstante, excepcionales: coincidieron con la crisis de la gripe A, lo que aumentó notablemente la cantidad de personas vacunadas: el 65,7 por ciento de los mayores de 65.

Al año siguiente, la cifra cayó al 56,9 por ciento y, si bien creció en 2012 hasta el 5,7 por ciento, desde entonces ha ido decreciendo paulatinamente hasta el día de hoy.


Cobertura vacunal por comunidades autónomas


Desagregados por comunidades autónomas, los datos de Sanidad revelan diferencias de hasta más del 20 por ciento entre unas regiones y otras. Así, en La Rioja el 64,6 por ciento de los adultos mayores de 65 se vacunó el último invierno, y en Castilla y León lo hizo el 61,1.


Cantabria alcanzó la tasa de vacunación más alta en embarazadas: 54,4 por ciento


Esas dos son las únicas comunidades cuya cobertura vacunal superó el 60 por ciento. En el otro extremo, Baleares (41,5 por ciento) y Andalucía (49 por ciento) no alcanzaron a vacunar a la mitad de la población mayor.

Baleares, junto a País Vasco, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, realizan la vacunación a partir de los 65 años. En el resto de autonomías está implantada desde los 60 años.


Embarazadas y personal sanitario


Las cifras proporcionadas por el departamento que dirige en funciones Luisa Carcedo se refieren también a dos grupos de riesgo: mujeres embarazadas y personal sanitario.

En el primer caso, se vacunó de la gripe al 38,5 por ciento de aquellas que se encontraban en gestación durante el último invierno. Por autonomías, Cantabria alcanzó la tasa más alta (54,4 por ciento), mientras que en Extremadura solo el 16,1 por ciento de las embarazadas llegaron a vacunarse.

En cuanto al personal sanitario, solo uno de cada tres se inoculó la vacuna de la gripe. A pesar de ser una cifra baja, históricamente la tasa de vacunación en este grupo se solía mantener entre el 20 y el 30 por ciento.

En este caso también hay notables diferencias autonómicas: la Comunidad Valenciana es, con mucha diferencia, donde más profesionales se vacunaron, hasta el 58,7 por ciento. Galicia le sigue, con una tasa del 46 por ciento. La cobertura vacunal en el resto de comunidades no se acercó al 40 por ciento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.