Entre los objetivos está garantizar la interoperabilidad de la información sanitaria y los proyectos de administraciones

Gobierno y comunidades coordinarán el SNS digital a través de una Comisión
Carolina Darias


30 jun 2021. 20.50H
SE LEE EN 4 minutos
Contribuir a la cogobernanza con las comunidades autónomas será uno de los principales objetivos de la Comisión de Salud Digital, cuya creación ha aprobado este miércoles el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud . 

Además de la cooperación autónomica, este órgano tratará de facilitar la adopción de acuerdos que aseguren la interoperabilidad de los proyectos e iniciativas por parte de las distintas administraciones públicas. Estará compuesta por el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del SNS y un representante de cada consejería de las comunidades y ciudades autónomas. Esta contará con la Subcomisión de Servicios y Tecnologías para la Salud Digital, de nueva creación, y la Subcomisión de Sistemas de Información que pasa a denominarse Subcomisión del Sistema de Información del SNS.

El Consejo Interterritorial, reunido de forma ordinaria y presencial por primera vez desde febrero,  ha presentado también el borrador de la 'Estrategia de Salud Digital',  elaborado por la Secretaría General de Salud Digital, Información e Innovación, para abrir un proceso de consulta y observaciones. La estrategia se enfoca, fundamentalmente, a cuatro objetivos estratégicos: capacitar e implicar a las personas en el cuidado de su salud y facilitar su relación con los servicios sanitarios así como maximizar el valor de los procesos para un mejor desempeño y rendimiento del sistema sanitario público.


Interoperabilidad de la información sanitaria 


Así mismo, se trabajará para adoptar políticas de gestión y gobierno y crear un Espacio Nacional de Datos de Salud para la generación de conocimiento científico y la evaluación de los servicios. Además, otro de los fines es adecuar la evolución del SNS a las exigencias de la sociedad actual, aplicando políticas de innovación orientadas a la Medicina 5P. 

El plan contará con tres grandes líneas de actuación: el desarrollo de servicios sanitarios digitales orientados a las personas, a las organizaciones y a los procesos que integran el sistema de protección de la salud, la generalización de la interoperabilidad de la información sanitaria y el impulso a la analítica de datos relacionados con la salud y el sistema sanitario. Está previsto que se desarrolle en el período de 2021 a 2026, vinculado de manera fundamental con la ejecución de los fondos europeos. 


Control y prevención de infecciones 


El Pleno del Consejo da dado a conocer también el proyecto para la Vigilancia Nacional de la Resistencia a Antimicrobianos desarrollado en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). Actualmente, se está trabajando desde el Ministerio de Sanidad en el desarrollo de un nuevo Real Decreto (RD), por el que se creará la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública, que ampliará la acción de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), y que incluirá a las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) y las resistencias a los antimicrobianos (RAM) como problemas de salud dentro del Sistema de Vigilancia de las Enfermedades Transmisibles.
El objetivo general de este sistema nacional de vigilancia será contribuir a la disminución de la morbilidad y mortalidad por infecciones por microrganismos resistentes y a la prevención de la selección de patógenos resistentes y multirresistentes. Así, aportará la información necesaria para conocer la situación de España con el objetivo de establecer las medidas de prevención y control.

Protocolo sobre violencia sexual en el SNS 

En relación a la violencia de género, el organismo ha anunciado el primer paso de los trabajos sobre las materias que debería contener el primer 'Protocolo Común de actuación sanitaria frente a la
violencia sexual en el Sistema Nacional de Salud, para que durante 2021 se pueda proceder a la redacción del mismo. 
Por último, se ha acordado incluir en la cartera común de servicios del SNS los sistemas de monitorización continua de glucosa en  tiempo real (SMCG-TR) para pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 1 (DM1) y riesgo de hipoglucemias graves (al menos un episodio de hipoglucemia grave durante el año previo o por hipoglucemias inadvertidas), que realicen terapia intensiva con insulina (múltiples dosis diarias o con bomba de insulina), que requieran realizar al menos seis punciones digitales al día para la automonitorización de la glucosa en sangre (AMGS) y que muestren una adecuada motivación para mantener una buena adherencia al dispositivo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.