Según el informe del Ministerio de Sanidad, en el año 2021 el 77% de las personas agredidas fueron mujeres

El 59% de los agresores en sanidad son hombres; el 19%, reincidentes
Las mujeres de 33-35 años facultativas, el perfil de profesional agredido más habitual.


30 jun 2022. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
Las agresiones a profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS) continúan siendo una realidad, y a lo largo de este 2021 han sido, en el 59 por ciento de los casos, cometidas por hombres. De todas estas notificaciones, el 19 por ciento de ellas han sido cometidas por reincidentes, según el Informe de agresiones a profesionales del Sistema Nacional de Salud 2021 publicado por el Ministerio de Sanidad.

Según los datos obtenidos por el Ministerio de Sanidad, en el 77 por ciento de las notificaciones la persona agredida fue una mujer, mientras que por parte de los hombres fue del 23 por ciento. Estos resultados corresponden a una distribución similar a los datos obtenidos en los análisis de años previos, que desde 2017 prácticamente no han variado. La diferencia en la tasa de agresiones por sexo en 2018 se ve reducida en un 1,04 por ciento respecto a la de 2017. En el 2019, la diferencia es mínima, con una tasa de 15,66 en mujeres y de 15,52 en hombres por cada 1000 profesionales del SNS.

A lo largo del 2020 la tasa de notificaciones de agresiones desciende en ambos sexos (11,78 por ciento en mujeres y 10,89 por ciento en hombres). Estas cifras suponen un 3,88 puntos menos en el caso de la tasa de agresiones en mujeres y 4,63 puntos en la tasa de agresiones en hombres respecto al año 2019. En el año 2021 las tasas de agresiones por sexo aumentan a 15,05 notificaciones de agresiones en mujeres y a 13,08 notificaciones de agresiones en hombres por cada 1000 profesionales del SNS, lo que supone un aumento de 3,27 puntos en mujeres y 2.19 puntos en la tasa de agresiones en hombres respecto al año 2020. Los datos recogidos en el caso de las mujeres se acercan a las cifras del año 2019.

Muchas de las agresiones que sufren los profesionales del SNS siguen sin ser comunicadas y denunciadas, por lo que el informe no constituye la realidad por completo. El perfil del profesional agredido suele ser mayoritariamente mujeres, predominando las notificaciones entre los 35 -55 años y principalmente en el personal facultativo y en el personal administrativo.

La mayoría de las agresiones ocurren en las consultas


Otra conclusión que destaca el Ministerio de Sanidad en los datos del informe es que un 40 por ciento de las agresiones ocurren en consulta y en segundo lugar en los puntos de admisión e información. La tasa de notificación de agresiones en Atención Primaria es 3,85 veces superior a la tasa de atención hospitalaria en 2021. La mayoría de las agresiones se traducen en ataques verbales o amenazas, mientras que en 2021 se notifica una agresión física por cada 5,77 agresiones no físicas.

Al igual que los años anteriores, el informe del SNS notifica que la causa alegada más frecuente de agresión en el año 2021 es el trato percibido. Por el que respecta a las otras causas estudiadas, se mantienen los porcentajes: Las demandas del usurario son de un 23,74 por ciento, con causas ajenas a la organización o a la asistencia prestada un 20,34 por ciento y con el propio acto sanitario o administrativo un 20,04 por ciento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.