En 2021 se registraron 1.638 agresiones más que en 2020, lo que supone 15,71 notificaciones por cada mil profesionales

La violencia en el SNS crece el segundo año covid con 10.170 agresiones
Un paciente apunta a un sanitario.


29 jun 2022. 19.50H
SE LEE EN 2 minutos
La violencia en el Sistema Nacional de Salud (SNS) aumenta en el segundo año de pandemia con 10.170 agresiones. Esta cifra supuso 15,71 notificaciones de agresiones por cada mil profesionales del SNS, 2,24 puntos más con respecto al año 2020, según el Informe de agresiones a profesionales del Sistema Nacional de Salud 2021 publicado por el Ministerio de Sanidad.

La cifra de agresiones en 2021 creció en 1.638, ya que en 2020 se notificaron un total de 8.543 ataques en el conjunto del SNS, suponiendo 13,47 notificaciones de agresiones por cada mil profesionales del SNS.

La mayoría de agredidas fueron mujeres, que recibieron un total de 7.398 agresiones frente a las 2.157 en las que las víctimas fueron hombres. Por edad, la mayoría estaba comprendida entre los 35 y 55 años (3.621), seguidas de menores de 35 años (1.722) y finalmente mayores de 55 años (1.639).

En Atención Primaria y extrahospitalaria se produjeron 5.894 agresiones a sanitarios, en comparación con las 3.533 que tuvieron lugar en la atención hospitalaria. Por categoría profesional, la mayoría de las agresiones fueron a facultativos, con un total de 3.332; enfermeros, 2.785; administrativos, 1.615; técnicos de cuidados de Enfermería, 1.225; celadores, 632; y otros, 581.

¿Cuántas agresiones físicas se produjeron en 2021?


El grueso de agresiones contra profesionales sanitarios fueron no físicas, con 8.560, mientras que en 1.483 ataques sí hubo agresión física. Respecto al lugar de la agresión, la mayoría tuvo lugar en las consultas (3.889), seguidas de administración o el punto de información (2.802) y el lugar de hospitalización (1.613). En menor medida se contabilizaron ataques en urgencias, salud mental o unidades de Psiquiatría y en el domicilio o vía pública, con 310.

En cerca de 3.000 agresiones, la causa estuvo relacionada con "la atención percibida del usuario". En 1.851 casos fueron causas correspondientes con las demandas del usuario, 1.586 ataques estuvieron relacionados con causas ajenas a la organización o la asistencia prestada y en 1.562 ocasiones las agresiones se produjeron por causas relacionadas con el propio acto sanitario o administrativo.

Por último, el perfil del agresor en su gran mayoría es el usuario o paciente, identificado en 6.639 ataques, mientras que el familiar o acompañante protagonizó 2.331. Un total de 1.650 agresores fueron reincidentes, es decir, ya habían cometido un ataque contra un sanitario con anterioridad. Por último, la mayoría de agresores fueron hombres, 5.013; mientras que las mujeres llevaron a cabo 3.586 agresiones.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.