Tomás Cobo, vicepresidente de UEMS, explica los pasos dados en Europa en materia sanitaria

Recertificación médica en Europa: obligación profesional, no administrativa
Tomás Cobo, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) y vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS).


29 may 2022. 16.10H
SE LEE EN 6 minutos
La recertificación médica en Europa debe ser una obligación deontológica, no administrativa. Así lo asegura Tomás Cobo, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) y vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), quien recientemente ha visitado las instituciones europeas, por primera vez desde que comenzara la pandemia de Covid-19. "En la Asamblea de la UEMS abordamos la recertificación armonizada desde Europa, que debe ser una obligación deontológica pero no pensamos que el modelo deba ser obligatorio. Además, debe depender de las instituciones profesionales, no de la Administración", advierte el representante español. 

Los mensajes claros que tiene la UEMS se basan en las experiencias de recertificación que ha habido en Europa, concretamente, en Holanda y Reino Unido. "Allí la recertificación se convirtió en obligatoria y el modelo ha sido un fracaso. Finalmente ha sido un proceso puramente burocrático para presentar una serie de papeles que nos alejan del objetivo de la formación médica continuada en sí, que no es presentar papeles sino adquirir formación", advierte Cobo.

"Pensamos que es una obligación deontológica pero que no debe ser obligatoria por parte de la Administración", insiste el vicepresidente de la UEMS, quien defiende el papel de los colegios profesionales y sociedades científicas para "promover y potenciar la formación médica continuada y hacerla asequible; generando sinergias con la Administración para que esa formación se pueda acreditar una vez adquirida; pero no hacer un viacrucis de papeles a presentar". 

Cada médico, explica, "tiene la obligación deontológica de mantenerse actualizado, pero necesita que la formación se le facilite de la fórmula más accesible posible". Para ello propone píldoras informativas, miniesquemas de 20-30 minutos, formación online, formación  libre de conflictos de intereses o contenidos acreditados en el entorno europeo. "Ahí juega un papel importante la UEMS; que trabaja en la libre circulación de especialistas en Europa. Esa es nuestra labor desde las instituciones, más que establecer un procedimiento draconiano desde las instituciones", argumenta.  


Recertificación médica en España


Teniendo en cuenta el "fracaso" europeo, tal y como Cobo describe las experiencias previas, cabe preguntarse si podría pasar lo mismo en el proceso de recertificación médica que se está impulsando en España. Cobo admite que existe el "miedo" a que "sea un ejercicio draconiano y se convierta en lo que se ha convertido en muchas ocasiones la carrera profesional: en un mero trámite de adjuntar papeles para pasar de grado a grado y vinculado al dinero. Nosotros buscamos la actualización de conocimiento que repercuta en la seguridad del paciente". 

En España, explica, la formación médica continuada está mencionada en una disposición adicional dentro del Real Decreto de Especialidades, "que tratar de ordenar y establecer que tendrá que haber una regulación de la recertificación, posiblemente en otro Real Decreto dedicado exclusivamente a ella". 

El modelo Paime, a la conquista de Europa


Durante su visita a Bruselas, Cobo mantuvo distinas reuniones con europarlamentarios españoles como Dolors Montserrat (PP) o Nicolás González (PSOE). También conversó con Francisco Sevilla Pérez, consejero de Sanidad y Consumo de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea. "Hablamos de la formación médica continuada y de la posicibilidad de que el programa Paime (Programa de Atención Integral al Médico Enfermo) se presentara como una una de las herramientas más útiles para la salud mental de la profesión médica; y posiblemente lo presentemos en el Parlamento Europeo", relata.


"Paime nace del Colegio de Médicos de Barcelona, se desarrolló a nivel nacional, ya está en Iberoamércia y que queremos seguir extendiéndolo a nivel Europa" 



"Es una herraienta con más de 20 años que funciona bien y que se puede extender a Europa. "A la presentación o hearing irían representantes del Parlamento Europeo, de la Comisión Europea y Francisco Sevilla", subraya Cobo, quien pretende que el programa Paime pase a formar parte de un Plan de Salud Mental "para cuidar de los cuidadores".  "Paime nace del Colegio de Médicos de Barcelona, se desarrolló a nivel nacional, ya está en Iberoamércia y queremos seguir extendiéndolo a nivel Europa", anuncia.


Sanidad digital y protección de datos


A nivel parlamentario, explica Cobo, se está trabajando en varios ámbitos, entre los que destaca el manejo de datos, la transformación digital y el bigdata en Europa. Concretamente, se trata de dos proyectos legislativos que influirán notablemente en el futuro de la profesión médica. En primer lugar, la creación de un Espacio Europeo de Datos Sanitarios, mediante el cual se regulará el uso primario y secundario de este tipo de datos personales.  En segundo lugar, el Reglamento de Sustancias de Origen Humano, que regulará procedimientos médicos tales como el trasplante de órganos o la fecundación in vitro.

 "Tratamos los temas con los europarlamentarios y Sevilla, porque tiene un fondo de confidencialidad y de ética médica en la disposición de datos de los enfermos", explica el representante de los médicos españoles. "Se está regulando a través de propuestas que se hacen a la Comisión Europea y que esta lleva a la Comisión Europea. Ahí jugamos un papel esencial, ya que el vehículo de interlocución directo con todos ellos es la CPME (Comité Permanente de Médicos Europeos)", añade.

Además, destaca su papel como organización médica colegial (OMC): "Lo que hacemos es trasladárselo a nuestros europarlamentarios, con el objetivo de que el manejo de datos esté bajo la supervición de los profesionales médicos y de los dueños de los datos, ques son los pacientes", explica Cobo. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.