Más conciliación y descansos a cambio de no poder teletrabajar en sanidad

Así lo exigen CESM y Satse para médicos y enfermeros, que demandan flexibilidad de horarios, más sueldo y más vacaciones

Gracia Álvarez, Javier Martínez,, Manuel Cascos, Antonio Cabrera y Gabriel del Pozo.
Más conciliación y descansos a cambio de no poder teletrabajar en sanidad
vie 19 junio 2020. 10.50H
El Ministerio de Función Pública ha llegado a un acuerdo con los sindicatos CSIF y UGT por el que los funcionarios de la Administración General del Estado (AGE) tendrán derecho a teletrabajar a partir del 22 junio al menos un día por semana. Si tienen que atender a menores de 14 años o personas dependientes a las que cuidar, el número aumenta hasta cuatro, igual que si presentan patologías consideradas de riesgo por el contacto con el coronavirus. Sin embargo, el teletrabajo es incompatible para los profesionales de la sanidad española, que demandan mayor conciliación o más vacaciones tras haber estado en primera línea frente a la crisis sanitaria. 

DIRECTO | Siga aquí la última hora de la pandemia


"Está claro que el teletrabajo no se puede realizar con los profesionales médicos", reivindica Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que apela a los "aforismos clásicos de inspección, palpación, auscultación y percusión" durante la exploración del paciente, que "no tienen otra opción que la presencial".

En su opinión, el teletrabajo podría aplicarse a ciertos trámites burocráticos, "siempre que esté metido en la actividad normativa del médico, con su listado de pacientes y mediante una atención telefónica directa con el paciente y registrándolo en su historia". 

"Quitando temas burocráticos y ,excepcionalmente, se puede hacer alguna cosa desde la teleconsulta, como pretende la Administración, pero creemos que no es el camino y no podemos admitirlo"; denuncia del Pozo. Este mismo jueves, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha destacado en la Comisión de Reconstrucción el papel de la telemedicina en la Atención Primaria para conseguir “una trasformación digital en salud y el avance en el uso de las tecnologías. Este cambio de paradigma nos ayudará a añadir valor al tiempo dedicado tanto por los profesionales sanitarios como para los pacientes y promover la salud y el autocuidado”.

Flexibilidad horaria y reducción horaria



CESM:  "Hay que seguir avanzando en medidas de conciliación y flexibilidad horaria"


"El médico tiene que ver al paciente, no nos queda otra, en situaciones de alarma -como la crisis sanitaria derivada del Covid-19-, podemos hacer un pequeño filtraje para ver dónde va el paciente, pero nunca para hacer una atención", argumenta el responsable de CESM, que advierte que "el responsable de cualquier acto médico es el médico, no podemos asumir riesgos que están fuera de lugar e iría en contra de nuestra profesionalidad y juramento hipocrático". 

Desde su punto de vista, una forma de compensar este 'agravio comparativo' es dotar al sistema sanitario de mayores recursos y mejorar las retribuciones de los profesionales. "Ya que tenemos que estar de forma presencial en la consulta, se pueden mejorar las condiciones de nuestra actividad", reivindica.

Además, aboga por "medidas que faciliten la conciliación". "No obliguemos a los médicos a venir en un horario determinado", ejemplifica del Pozo, advirtiendo que se puede modificar "sin que se perjudique al profesional ni al paciente". "Hay que seguir avanzando en medidas de conciliación y flexibilidad horaria", insiste el responsable de CESM que cree que los profesionales "necesitan más vacaciones que ningún otro año, no tanto en número sino para descansar" después de la crisis sanitaria.


CSIF: "Hay facilitar los cambios de turnos y aplicar reducciones de jornadas sin pérdida retributiva"


En la misma línea se mueven UGT y CSIF, firmantes del acuerdo, que ven "difícil" aplicar el teletrabajo en el ámbito sanitario asistencial. "Cualquier tipo de compensación tendría que estar ligada a una reducción de trabajo", propone Gracia Álvarez, que también ve con buenos ojos la flexibilidad horaria: "Ya había Administraciones con un tiempo presencial de 9 a 2 y, el resto de horas, las colocaban delante o detrás". Por su parte, Javier Martínez, presidente de Sanidad de CSIF, también respalda estas propuestas. "La conciliación familiar en el personal sanitaria ha sido muy complicada en estos momentos", subraya Martínez, que cree que "hay facilitar los cambios de turnos y aplicar reducciones de jornadas sin pérdida retributiva". También, reitera que hay dar a los profesionales una "gratificación económica" por su sobreesfuerzo.

Antonio Cabrera, secretario general de Sanidad de CCOO, cree imposible el teletrabajo para la actividad asistencial. Para compensar ese agravio, Cabrera pide un "incremento de salarios de los sanitarios, vamos a ser muy beligerantes con ello. 

Labor presencial ineludible



UGT:  "Cualquier tipo de compensación tendría que estar ligada a una reducción de trabajo"


"La labor y funciones de las enfermeras y enfermeros requieren una actividad presencial en los centros sanitarios, sociosanitarios y en otros ámbitos de trabajo, por lo que, efectivamente, no es posible recurrir al teletrabajo", reitera el sindicato de Enfermería, Satse, añadiendo que "una de las características principales de la labor enfermera es su cercanía y  contacto estrecho con el paciente y cualquier otra persona a la que presta su atención y cuidados, haciéndolo, además, las 24 horas al día durante los 365 días al año".

En cuanto a compensar a los profesionales de Enfermería, señalan desde Satse lamentan que, pese a los reconocimientos verbales de los gestores sanitarios por el sobreesfuerzo de los prosionales, "una vez superado lo peor de la crisis, no estamos constatando que se traduzcan en mejoras reales de su condiciones laborales".

Desde el sindicato se ha propuesto, por ejemplo, que en cada comunidad autónoma, y al menos en referencia a los meses comprendidos entre el 1 de marzo y el 30 de, se pague un complemento a los profesionales más de 2.000 euros, "cantidad que exigimos que sea neta y libre de impuestos". "También pedimos los ocho días de descanso adicional por cada uno de los cuatro meses referenciados que se hayan trabajado, a disfrutar  hasta el 30 de marzo de 2021, y que tengan la consideración de jornada efectivamente trabajada y retribuida.

Satse: "Ninguna administración competente ha sido sensible a compensar a los profesionales sanitarios de manera justa y razonable"


Asimismo, se les tendría que asignar una puntuación doble, por cada mes trabajado en el periodo mencionado, en la bolsa de contratación y concurso-oposición", añade el sindicato de Enfermería.
 
Por el momento, "ninguna administración competente ha sido sensible a compensar a los profesionales sanitarios de manera justa y razonable, por lo que lo seguiremos reclamando en los distintos órganos de interlocución y negociación", advierten desde Satse. "Será nuestro principal caballo de batalla, además de seguir exigiendo que se mantenga, al menos, el refuerzo de plantillas que se produjo al inicio de la crisis y que no se cierre ninguna cama, consulta externa, centro sanitario o quirófano en los meses de verano", añaden. 
                                                        




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.