22 feb 2019 | Actualizado: 19:05

Los médicos se plantean llevar su protesta a las puertas de La Moncloa

El sindicato CESM advierte que si no se les escucha, harán "convocatorias más conflictivas" hasta la huelga general

Francisco Miralles, secretario general de CESM, durante la manifestación de 2018.
Los médicos se plantean llevar su protesta a las puertas de La Moncloa
jue 07 febrero 2019. 13.30H
Los médicos de toda España se han movilizado ante las puertas de sus centros de salud para hacer visible su descontento. El éxito de convocatoria de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha sido tal que sus representantes nacionales no descartan elevar su protesta y trasladar la manifestación prevista para el próximo 7 de marzo hasta las inmediaciones de La Moncloa. "Nos estamos planteando hacer la manifestación directamente al presidente del Gobierno", explica a Redacción Médica el secretario general de la Conferencia Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Francisco Miralles.

"Si no se nos atiende, habrá que hacer convocatorias más conflictivas. No ha habido ninguna respuesta del Gobierno central, silencio administrativo, como si no existiéramos", lamenta Miralles, que añade que CESM está valorando cambiar de situación la movilización del próximo mes de marzo, trasladándola del Ministerio de Sanidad a las inmediaciones de La Moncloa. "Después de ver la respuesta de los compañeros, te motiva más", añade el secretario general de CESM, que tiene en mente la huelga general si sus reivindicaciones no son escuchadas. 

"Si no se nos atiende, habrá que hacer convocatorias más conflictivas"



Participación elevada


"Ha habido una participación elevada, sobre todo de los médicos de Atención Primaria, que es lo que se pretendía en este caso. Sin alterar la asistencia de los pacientes, visualizar el descontento que existe en esta profesión, que es claro y manifiesto, por eso se han sumado la mayoría de los médicos". 

Miralles hace alusión a la elevada precariedad en el empleo, ya que hasta el 40 por ciento de los médicos de la sanidad pública tienen contratos temporales, una gran parte de ellos por menos de 6 meses; y unos salarios cuyo poder adquisitivo se mantiene lejos de igualar el de hace 10 años.

"Es imposible seguir trabajando en las condiciones que tenemos"


"Los médicos, en algunos sitios, dicen que hay que hacer más. Están muy quemados y hay que poner solución ya. Es imposible seguir trabajando en las condiciones que tenemos, sobre todo en Primaria, tanto por el profesional como por los pacientes. Es una presión insostenible", denuncia Miralles. 

Y es que esta presión dificulta mantener los estándares de calidad de la sanidad pública: "Los médicos apenas tienen tiempo para atender a los pacientes debido gran presión asistencial con la que trabajan, en lo que influyen hechos como la mayor frecuentación de las consultas que conlleva el envejecimiento de la población y el que desde hace años no se estén reponiendo todos los puestos que quedan vacantes por jubilación y no se han dimensionado las plantillas a las necesidades reales", denuncia el sindicato. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.