Los médicos proponen una 'ecotasa' a turistas para financiar su sanidad

El sindicato médico de Baleares plantea esta medida dentro de una serie de propuestas para aumentar la financiación

Miguel Lázaro y Francisco Miralles
Los médicos proponen una 'ecotasa' a turistas para financiar su sanidad
dom 14 julio 2019. 16.00H
La saturación de los médicos en verano se repite cada año. Los profesionales tienen que atender a una población que en ocasiones se duplica con menos medios que los habituales, ya de por sí escasos. Por eso, desde el sindicato médico de las Islas Baleares (Simebal) proponen crear una "ecotasa sanitaria" dentro de una serie de medidas para aumentar la financiación de la comunidad autónoma. "Los turistas consumen recursos sanitarios. Los médicos tienen que atender a los desplazados y las Urgencias están sobrecargadas. Todo eso debería estar incentivado porque los médicos hacen un trabajo que no está reconocido", expone Miguel Lázaro, presidente del sindicato.

"Entendemos que los turistas pagan una ecotasa por pernoctar, ocupar un territorio y otra serie de gastos. Pero el turista que viene aquí también consume más productos y recursos sanitarios. Los médicos tienen que atender más intoxicaciones etílicas, hay bloqueo de camas, el tema de los 'balconing', que incrementan el número de politraumatizados", enumera el presidente de Simebal, que añade que "al haber más pacientes, hay más aglomeración en los servicios de Urgencias con la misma cantidad de médicos". 

Mayor financiación


En las Islas Baleares, el impuesto sobre estancias turísticas, conocido como ecotasa, es de entre cuatro y dos euros por establecimiento hotelero (según la categoría) y lo mismo para apartamentos turísticos. Para las viviendas vacacionales es de dos euros y uno para los hostales, pensiones y 

Miralles: "Cualquier financiación que llegue es importante porque el SNS necesita recursos"


campings, de uno. "Entendemos que la ecotasa tiene que tener una vertiente sanitaria para poder incentivar a los médicos y, sobre todo, para que el trabajo extra que hacen para atenderlos, sea retribuido. Tenemos un gran problema en la Atención Primaria, que hace una actividad asistencial que no se cobra. No es que se cobre mal, es que no se retribuye", denucia Lázaro, que lamenta la "falta de transparencia" de este impuesto: "No conocemos lo que se recauda. Hay que negociar qué parte iría para la sanidad pública, que pasa por auténticos dramas porque no tenemos sustitutos". 

Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), da por "bienvenida" esa ecotasa sanitaria, pero recuerda que el principal problema es que el "sistema sanitario está infrafinanciado". 

"Cualquier financiación que llegue es importante porque el SNS necesita recursos", explica Miralles, que cree que tanto el Gobierno central como el de las comunidades autónomas deben "abordar un modelo de financiación en el que la sanidad tenga el presupuesto que necesita. Si llega un poco de dinero de la ecotasa sanitaria está bien, pero no soluciona el problema, faltan médicos y financiación". 

A la mesa sectorial junto a otras tres medidas


Por eso, la "ecotasa sanitaria" es solo una de las cuatro propuestas que desde Simebal van a llevar a las mesas sectoriales. "La idea parte de la una premisa: nosotros somos una comunidad netamente importadora de médicos, nos faltan 250 médicos de Familia en Mallorca y 60 en Ibiza. En los ratios de especialistas por habitante, estamos los terceros por la cola", explica Lázaro a Redacción Médica, que añade: "Está claro que la Administración tiene la responsabilidad de mantener la sanidad pública, es clave captar y fidelizar médicos". 

Para poder incentivar a los profesionales, el sindicato ha trasladado varias propuestas al Ib-Salut. "Por 

Lázaro: "Entendemos que la ecotasa tiene que tener una vertiente sanitaria para poder incentivar a los médicos"


un lado, a través de un REB (Régimen especial de Baleares) actualizado y mejor financiado. Es una fórmula para conseguir recursos poniendo, por ejemplo, la indemnización de residencia que hay en las inlas pequeñas canarias. Tenemos necesidad también de aumentar el precio de la guardia o pagar el acumulo de las tarjetas sanitarias en Primaria, mejorar el pago de desplazados", explica el representante de Simebal.

"Otra forma sería facturar la atención a los extranjeros. Se facturan 51 millones de euros al año. Queremos que se quede aquí en las Baleares y que redunde en lograr más recursos para incentivar la captación y fidelización de médicos", reivindica Lázaro, que argumenta una tercera vía. 

"Nosotros arrastramos una deuda sanitaria histórica desde 2002, cuando se negoció la financiación sanitaria y se aceptaron 100 euros menos que la media española. Desde entonces y hasta el 2019, ha habido un aumento poblacional de 300.000 habitantes. Madrid nos debe 2.800 millones de euros, un tercio de la deuda autonómica", lamenta el representante sindical, que añade: "Queremos que nos la paguen porque con eso conseguiríamos los recursos suficientes para hacer atractivo que los médicos vengan a trabajar a las islas, sobre todo a las pequeñas y los hospitales comarcales, con problemas con las rotaciones". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.