10 dic 2018 | Actualizado: 13:45
La Revista

Balconing e intoxicaciones marcan el verano de los sanitarios de Magaluf

Los casos de balconing han aumentado y también el consumo de drogas

Una ambulancia accediendo al hospital.
Balconing e intoxicaciones marcan el verano de los sanitarios de Magaluf
sáb 01 septiembre 2018. 20.00H
Esther Ortega
Cada verano, miles de personas hacen sus maletas y cogen un avión rumbo a Mallorca, paraíso natural para muchos y una opotunidad de fiesta desmedida para otros. En julio y agosto, la población de la isla llega a duplicarse, por lo que los esfuerzos de los profesionales sanitarios deben hacer lo propio para asumir una demanda sanitaria sin límites, donde abundan las intoxicaciones, los accidentes de tráfico y los traumatismos complejos por el sinsentido del 'balconing', que este año ha vuelto a repuntar en Magaluf, el punto cero del desfase.

Bien lo sabe Juan José Segura, médico de la Unidad de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Son Espases, que decidió recopilar datos de los jóvenes que llegaban al hospital tras haberse precipitado al vacío hace unos años para realizar campañas de prevención. "Este veran  hemos tenido más casos de politrauma relacionados con el fenómeno del 'balconing', y también mucha intoxicación etílica. La zona de Magaluf pertenece al área de nuestro hospital y por desgracia este año hemos tenido mayor incidencia de estos casos", resume el especialista, que cree que las labores de concienciación darán mejores resultados a largo plazo.

"Hay que tener en cuenta que las campañas, cuando más difusión han tenido, ha sido a raíz de  picos de aumento, por lo que, esperemos, tendrán más éxito los próximos veranos", confía el médico.

LESIONES PERMANENTES

Juan José Segura

Las cifras que maneja el equipo de Segura incluyen solo a los supervivientes, es decir, a los jóvenes que han sobrevivido al impacto de la caída y pueden ser tratados en Son Espases. "La gran mayoría de los que han llegado al hospital han salido adelante pero las condiciones con las que se van muy malas, con grandes afectaciones craneoencefálicas, lesiones medulares graves e irrecuperables" , lamenta el doctor, que añade detalles a su estado: "Muchos de ellos todavía estarán en periodos de convalecencia con muchos meses por delante para la recuperación". 

Aunque aún no hay datos oficiales, se ha revertido la tendencia de los últimos años, cuando habían disminuido este tipo de accidentes: "Todavía no tenemos cifras porque esperamos a que acabe la temporada de verano para recopilar los datos, pero hemos tenido más que en los dos  años previos en conjunto. Sobre todo son pacientes británicos e irlandeses, alguno también francés".

DESDE LA UCI

Juan Antonio Llompart, médico en la UCI de Traumatología, es el encargado de los pacientes con estados más complicados, que se multiplican en verano: "En julio hemos tenido 24 pacientes de Traumatología graves ingresados en la UCI y en agosto subieron un poco, los primeros quince días ya íbamos por 26 pacientes", enumera el especialista, que distingue entre las personas que le llegan al hospital.

"Hay dos tipos de pacientes: unos son personas más mayores a los que atendemos por mecanismos de baja energía. Aquí, en verano, hay un mayor predominio de ello, tanto en accidentes de tráfico -que sigue habiendo mucho- como de las precipitaciones o caídas de más de un metro y medio, entre ellos incluidos casos de balconing", explica Llopart 

Entre esas caídas, están las relacionadas con la práctica de  deportes, pero también con otras circunstancias asociadas a la isla: "Tenemos muchos accidentes de motocicleta y aquí, más específico por la localización, bastantes accidentes por mecanismos penetrantes como hélices", detalla.

FRACASO EN LAS CAMPAÑAS

Pese al gran esfuerzo que hacen los propios profesionales y las autoridades en advertir de los riesgos a través de publicidad, los accidentes no dejan de aumentar. "Hay muchas campañas, por ejemplo, contra los accidentes de tráfico. Lo que más llama la atención es el grande descenso de los accidentes hasta hace 3 ó 4 años que han repuntado y volvemos a tener muchísimo", lamenta el médico, que añade: "Creo que es algo que está pasando por todo el país. También hay mucha campaña contra el balconing y el 6 ó 7 por ciento de los pacientes que tenemos. Y ha pasado igual, llegó a su punto alto hace cuatro años y ahora, bajó claramente, y este año se ha vuelto a disparar. Hay cosas sobre las que se puede trabajar más sobre ellas, como los accidentes de tráfico, y otras  en las que es más difícil porque tienen un carácter factorial distinto como puede ser el balconing". 


"Cuando están más estables hay que trasladarles a sus países de procedencia, lo que es bastante complejo"


Y este fenómeno sinsentido, tiene como protagonistas a los veraneantes de la isla. "Tenemos mucho paciente extranjero. De los que ingresamos en julio y agosto, el 40-45 por ciento de los pacientes con traumatismos graves que tuvimos en la UCI fueron extranjeros", explica el especialista, que detalla el esfuerzo extra que hay que hacer con ellos: "Son pacientes que cuando están en una fase más estable hay que hacerles un traslado a sus países de procedencia, lo que es bastante complejo".

El hospital, afirma Llompart, está preparado para una población de un millón de personas que en verano asciende hasta los dos millones por la flotante: "Los recursos los tenemos salvo en la disponibilidad de camas que no siempre es la necesaria y muchas veces cuesta encontrar la cama del paciente en la UCI y puede implicar cierto retraso en el tratamiento hasta que le tienes estabilizado en la unidad. Estos meses, la isla está saturada y el hospital, al menos en Cuidados Intensivos, también". 

AUMENTO DEL CONSUMO DE DROGAS

Muchos de los pacientes con traumas presentan también síntomas de intoxicación, "pero que acaben pasando por la UCI solo por estas intoxicaciones -sin precipitaciones o accidentes- es difícil, son muy pocos pacientes y generalmente tienen una buena evolución", señala el médico.

Jordi Puiguriguer, médico de Urgencias y Coordinador de la Unidad de Toxicología, explica con más detalle las intoxicaciones que legan al hospital durante la temporada estival: "Nuestra temporada alta, a nivel toxicológio, empieza a caer a partir de la primera semana de agosto porque nuestros pacientes son básicamente británicos y a partir del 7 o 10 de agosto empieza a haber menos casos. Básicamente atendemos intoxicaciones por alcohol, cuando se junta el verano, los británicos y el ocio, es de lo que más hay", ejemplifica el especialista, que pone cifras a esas urgencias.

"Tenemos unos 600 británicos intoxicados por alcohol cada año, concentrado en dos o tres meses, que es muy notorio. Este año, el día que más, atendimos a quince, pero suele haber un promedio de siete u ocho al día. La cifra lleva estable dos o tres años", advierte Puiguriguer, que hace hincapié en otras urgencias relacionadas con el alcohol que, a veces, pasan 

"Atendemos a unos 600 británicos intoxicados por alcohol cada año"


desapercibidas. "Tendemos a pensar en el coma etílico, que es la urgencia más importante, pero el consumo de alcohol también lleva a una mayor siniestralidad, ya sea por la caída por los balcones famosos, por accidentes de tráfico o por tirarse desde una altura al mar y no ver que es poco profundo y que te rompas las columna", ilustra.

COCAÍNA, ANFETAMINAS Y ÉXTASIS

"En Ibiza hay un problema grande con el consumo de drogas como cocaína, anfetamina o éxtasis. Aquí el verano pasado empezamos a ver un incremento y este verano ha subido hasta el 25 por ciento", explica el especialista, que añade: "Parece, por la tendencia, que lo que pasaba en Ibiza va a pasar a Mallorca. Hemos detectado también alguna droga que hasta ahora no se había detectado en España pero sí en países anglosajones", lamenta el doctor, que insiste en que en Mallorca se descubren porque se analizan los casos, pero que podría estar ocurriendo en otras partes de España como Benidorm.  

"Hemos tenido dos casos de burundanga en los últimos dos años. La gente que nos advierte de que le echaron algo en la bebida para drogarle o cometer cualquier otro delito, les medimos los niveles de forma habitual", ilustra Puiguriguer que, como sus compañeros, cada verano se convierte en un héroe para todos aquéllos turistas que tienen algún contratiempo inesperado en sus vacaciones.  








Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.