La exclusividad en la pública se afianza en 7 CCAA a pesar del 'no' médico

Los facultativos señalan que se producen dificultades para cubrir determinadas jefaturas de Servicio

Médicos en el pasillo de un hospital.
La exclusividad en la pública se afianza en 7 CCAA a pesar del 'no' médico
sáb 22 junio 2019. 17.15H
Un total de siete comunidades autónomas obligan a sus jefes de Servicio a que trabajen solo para la sanidad pública, lo que significa que no pueden ejercer en la sanidad privada al darse un régimen de incompatibilidades. Por ello, las comunidades autónomas han creado un complemento de exclusividad para compensar la pérdida de los recursos que ganarían en la privada. Este añadido al sueldo varía en función de la región, pero en el caso asturiano es de 914 euros, según ha explicado Antonio Matador, secretario general del Sindicato Médico del Principado de Asturias, a Redacción Médica.

En concreto, la Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Andalucía, Asturias, Extremadura y el País Vasco exigen 

Los médicos quieren que los cargos puedan compatibilizar el trabajo en la pública y la privada


exclusividad a sus jefes de Servicio, una medida que no creen adecuada la mayoría facultativos y que se ha afianzado en contra del criterio mayoritario de los médicos en casi todas estas comunidades. En concreto, argumentan que puede conllevar a "situaciones en las que la misma genere que haya jefaturas que queden desiertas", tal y como ha apuntado el secretario general del Simpa.

Sin embargo, esta no es una situación excepcional del Principado de Asturias, ya que Lorenzo Arracó, secretario general del Sindicato Médico de Aragón, ha asegurado a Redacción Médica que la exclusividad también "provoca plazas desiertas en la comunidad, por lo que perjudica al propio sistema sanitario".


Casos excepcionales


Por su parte, fuentes del Sindicato Médico de Extremadura han destacado que en la región no han tenido este problema de cobertura de plazas. Cabe destacar que la comunidad añadió una excepción a la norma y permitió que los jefes de Servicio que con anterioridad a 2006 trabajaban simultáneamente en la pública y la privada pudiesen seguir ejerciendo en las dos.

Una situación que tal y como ha señalado Matador también se produce en Asturias, donde "reconocidos profesionales de prestigio han podido conservar su plaza en la pública manteniendo su clínica privada, pero renunciando a los 914 euros que supone el complemento de exclusividad".


Complemento para todos


Es más, los sindicatos reclaman que "se genere una fórmula que permita a todos los profesionales compatibilizar su trabajo en la pública y en la privada y que el complemento sea igual para todos", ha aseverado Matador, una reclamación que es compartida por todos los profesionales médicos.

Finalmente, las mismas fuentes han abogado por que la exclusividad de trabajar en la pública, la privada o ambas a la vez sea una decisión de cada facultativo, sin perjuicio por la región en la que se trabaje. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.