Los médicos extracomunitarios piden al menos un año de 'contrato Covid'

Unos 230 médicos extranjeros podrían beneficiarse de la medida aprobada por el Gobierno

Pablo Mejía, presidente de Asomex.
Los médicos extracomunitarios piden al menos un año de 'contrato Covid'
lun 19 octubre 2020. 17.30H
Desde el pasado 1 de octubre, las CCAA pueden contratar a médicos extracomunitarios para hacer frente a la segunda ola de Covid-19 en España. Así lo anunció la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y fue recogido en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Preguntado por esta cuestión, Pablo Mejía, presidente de la Asociación de Médicos Especialistas Extracomunitarios (Asomex) se felicita de la medida pero espeta al Ministerio de Sanidad a que esta contratación perdure en el tiempo. 

Mejía reclama, como prioridad absoluta, que a los médicos extracomunitarios "les hagan oficial la homologación y, después, que sean contratados como mínimo un año", exige. "Lo que pasa es que esto último no se da ni con los MIR españoles", lamenta, señalando que el Real Decreto Ley habla de contratos por 3 meses prorrogables hasta un año.

DIRECTO | Siga aquí la última hora de la pandemia

Respecto al número de profesionales extracomunitarios que se pueden contratar con esta nueva medida, según datos de Sanidad, la cifra asciende a 234, 153 se encuentran pendientes de realización de prácticas profesionales, 81 pendientes de realización de formación complementaria y 282 pendientes de la superación de una prueba teórico-práctica.

"Esperamos que no sea algo temporal como ya hicieron al comienzo de la pandemia, cuando a los compañeros les retiraron después de los servicios. Les llamaron para apagar incendios y nada más", lamenta Mejía, que señala que sus colegas estuvieron sólo unos dos meses trabajando.  "Se pusieron en contacto con las Consejerías de Sanidad de donde ellos vivían, aunque la mayor oferta fue para trabajar en Madrid y Barcelona", recuerda Mejía. 

"Es bueno que vayan agilizando los trámites de homologación, pero el Real Decreto deja muy claro que no es para todos, sino para aquellos que hayan tenido una resolución inicial positiva, se hayan presentado a la prueba teórica y estén pedientes de la práctica; o los que ya estén citados, por ejemplo", ilustra el presidente de Asomex.

"El resto del colectivo seguimos en la misma situación, dando atención a los pacientes en los hospitales pero sin que se nos resuelva el problema", lamenta Mejía, que no entiende la política del Ministerio de Sanidad en este sentido: "Saben que somos unos 1.500 profesionales especialistas que trabajamos sin título en este país, algunos desde hace más de 15 años. Saben quiénes somos y dónde estamos pero no se atreven a dar el paso y solucionar nuestro problema. Es una cuestión más política que otra cosa".

Ilusión e incertidumbre a partes iguales


Ante el anuncio del gobierno, los médicos extracomunitarios han experimentado "ilusión por aquellos que están pendientes ya de hacer un periodo de prácticas pero también incertidumbre por el resto del colectivo, ya que seguimos siendo la parte olvidada de este conflicto", denuncia Mejía.

Según sus estimaciones, "el 80 por ciento de los médicos extracomunitarios trabaja en hospitales públicos, donde hay problemas para conseguir médicos. Hay muchos trabajando en las islas, por ejemplo. Los servicios los mantienen pese a no tener título homologado porque saben que son válidos", reivindica.

"El Ministerio no se ha puesto en contacto con nosotros ahora, al principio de la pandemia sí que nos pidieron colaboración para difundir en redes sociales la noticia, pero en este segundo episodio, no", señala el presidente de Asomex. 

Trabajar en otro país en medio de la pandemia


Ángela María Escobar, enfermera colombiana, llegó a España en febrero de 2019, pero no fue hasta la crisis sanitaria del Covid-19 cuando tuvo su "primera oportunidad" y consiguió un empleo en sanidad. "A mí me contrataron para la primera ola, sin homologación. El contrato inicial era de tres meses y me lo alargaron a un año por la falta de enfermeros", relata la sanitaria, que se enfrentó al nuevo coronavirus en el Hospital Beata María Ana (Madrid).

"Estuve tres meses en Covid, con todo el material y protección, pero con turnos extenuantes. Lo sobrellevamos y fue bien", recuerda la enfermera, que recibió "varias formaciones virtuales por parte del hospital". En su opinión, la medida que tomó entonces el Gobierno y que ha recuperado para la segunda ola, es lo "mejor que podía hacer". "Estábamos de brazos cruzados teniendo conocimientos y experiencia hospitalaria. Somos personal que está desaprovechado" argumenta Ángela María, que añade: "Tenemos todas las competencia para ejercer y realizar nuestras labores".

Pese a la oportunidad laboral que le ofreció el hospital madrileño, y por motivos personales, Ángela María tuvo que regresar a Valencia tras seis meses enfrentándose a la pandemia en la capital de España. Ahora, trabaja en una residencia de ancianos. "Estoy tratando de buscar algo en hospitales ahora que vuelven a poder contratar", traslada a este medio. 

Sin embargo, su situación apenas ha cambiado en estos meses. "Siguen sin homologarme el título pese a haber hecho todas las gestiones que se pueden imaginar. No me han dado ninguna respuesta desde que entregué los documentos al Ministerio de Sanidad", lamenta la enfermera colombiana, que puso una reclamación en el propio organismo que tampoco ha recibido contestación a su queja. 

La reivindicación de los médicos cubanos 


Tampoco Luis Manuel Garcés, médico cubano, consigue trabajar en España pese a llevar meses intentándolo de forma incansable. A él le concedieron el permiso de residencia por las circunstancias excepcionales de la pandemia. "Me fue aprobada por ser médico, tener título homologado, estar colegiado y por existir esta epidemia de coronavirus, para la que se necesitan médicos con las que hacerla frente". 

Sin embargo, no tiene concedido el permiso de trabajo, por lo que no puede integrarse en el Sistema Nacional de Salud. "Debo tramitarlo en mi provincia con un contrato como médico, pero dicho contrato tiene que durar el mismo tiempo que la residencia, la cual vence en septiembre de 2021, entonces serían 11 meses de contrato. Es ahí el problema, porque contratos por ese tiempo es difícil de conseguir", remarca Garcés. "Existe un centro de Atención Primaria que me llamó porque desde hace varios meses necesitan incorporar cuatro médicos y no encuentran, no tienen médicos españoles para cubrir estas plazas", relata.

Según traslada el médico cubano, desde RRHH se pusieron en contacto con el Instituto Catalan de la Salud (ICS) "para hacerme un contrato y tramitar el permiso de trabajo, pero el ICS solo puede contratar máximo por 6 meses a los médicos que no tienen MIR, sin importar que sean nacionales ni extracomunitarios", señala. "Llamé a los servicios de Extranjería de Barcelona -que es donde debo hacer la solicitud del permiso de trabajo con este contrato-, a ver si podian hacer una excepción por tratarse de un tema sanitario y me dijeron lo mismo, que el contrato debe durar lo mismo que mi residencia ,11 meses, para que sea aprobado el permiso de trabajo", lamenta el facultativo, que no cesa en empeño.

"Llamé ayer preguntando por este nuevo RDL tanto al Colegio Médico de Barcelona, como a Extranjería de la propia Barcelona y Madrid, preguntando si con esta normativa  y el contrato, podían darme el permiso de trabajo, pero me dijeron que no todos, que tiene que ser por 11 meses el contrato", relata a este medio Luis Manuel. 

El "limbo legal " de los médicos cubanos


Reinaldo Ramos Martín, que fue la voz de más de un centenar de médicos cubanos que se ofrecieron a trabajar durante la primera ola de Covid-19, critica la falta de concreción del Real Decreto Ley que acaba de aprobar el Gobierno 

"Solo piden personal que tenga reconocida la especialidad y a los cubanos nos cuesta homologarlo por la diferencia de años de formación que hay en Cuba; y encima no tenemos la documentación. Hay una parte del texto que habla de facultativos y no facultativos, no sabemos si podemos entrar ahí nosotros, no nos queda claro", lamenta el médico cubano, que afirma que muchos de sus compatriotas tienen permiso de residencia pero no de trabajo.

"Nos han dado un permiso de residencia por la situación excepcional de la Covid, pero no nos dieron permiso de trabajo, por lo que no podemos trabajar, que es lo que hace falta en todas las CCAA", lamenta Reinaldo, que añade: "La otra reivindicación es la gran bolsa de personas en proceso de homologación, que ya llevan más de un año y medio, se debería acelerar los trámites de esas personas porque se van a quedar en España, a  trabajar y a vivir; y ahora hacen falta". 

"Hay miles de médicos en disposición de trabajar, con permiso de residencia, sin poder ayudar en la sanidad pública, en la Atención Primaria; donde están los problemas, por una cuestión burocrática. Muchos han ido a la privada cuando la finalidad de este permiso de residencia es que se ayudase frente al Covid", recuerda el médico cubano. 

Respuesta a los MIR


"He visto un comunicado de los MIR que dice que no entienden por qué se nos hace esto a nosotros, pero solo afecta 234, aunque hay una gran bolsa de médicos que podemos ayudar a Primaria", reclama Reinaldo Ramos, que afirma comprender la inquietud de los médicos residentes españoles. 

"Estamos en un limbo jurídico en el que no podemos traer documentación ni aquí nos aceptan como médicos. Está perdiendo todo el mundo", lamenta el médico cubano, que afirma que los pocos compatriotas que han conseguido un puesto, ha sido en la sanidad privada.

"Lo que no están viendo ni el Gobierno ni los médicos españoles, que tienen sus reivindicaciones y hay mucho que hacer; es que nosotros vamos a formar parte de la sociedad. Nosotros también tenemos una preparación muy buena. Entiendo que no vamos a llegar aquí de Cuba a quitar las plazas de especialistas, sino que tendré que hacer el MIR, pero ante este este momento, yo puedo trabajar en Primaria, privada o donde haga falta". "Estoy segura que con la necesidad que hay, va a haber trabajo todo el tiempo", sentencia.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.