La Sociedad Valenciana transmite la queja a la consejería y SEMI denuncia que esta situación ocurre en otros territorios

Interna reclama que sus contratos covid pasen a ser puestos estructurales
Óscar Torregrosa, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Interna.


13 abr 2022. 17.00H
SE LEE EN 5 minutos
La Sociedad de Medicina Interna de la Comunidad Valenciana (SMICV) ha mostrado su hartazgo y desacuerdo por lo que respecta al reparto que la Conselleria de Sanidad ha realizado de las primeras 5.000 nuevas plazas estructurales de nueva creación una vez expiren los contratos covid. En una carta dirigida a la Conselleria de Sanidad, a la cual Redacción Médica ha tenido acceso, se afirma que “consideramos inadmisible el menosprecio realizado desde la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana a nuestra especialidad y solicitamos una reconsideración de dicha decisión poco justificada”. Esta situación se está viviendo en otras comunidades autónomas, tal y como afirma el presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Jesús Díez Manglano: "Ahora nos viene una súper oleada de trabajo. El hecho de que corten estos contratos la repercusión no va a ser la misma en unas especialidades que en otras, y nosotros lo vamos a notar mucho”.

Así pues, se ha querido solicitar desde la sociedad científica valenciana la reconversión de todos los contratos  covid, “asignados a los servicios de Medicina Interna de la Comunidad Valenciana, en contratos estructurales. Creemos que es lo menos que los pacientes de la Comunidad Valenciana necesitan en un contexto como el actual y con las perspectivas futuras previstas”.

La indignación por parte de Smicv está ligada a que, con esta decisión, se deje sin refuerzos a una decena de hospitales, reclamando a su vez que se mantengan todos los contratos covid. La entidad también ha recordado que “durante la pandemia, dichos servicios se vieron reforzados con los contratos covid, que ocuparon internistas que previamente tenían un contrato precario. Tras la extinción de dichos contratos y la reducción drástica de las plantillas de Medicina Interna que ello supone, sencillamente va a ser imposible atender a toda esa población de avanzada edad, que van a ingresar periódicamente por descompensaciones y van a requerir de consultas frecuentes”.

Además, la sociedad ha querido recordar que la pandemia ni mucho menos ha terminado, avisando que “son previsibles nuevas olas con nuevas variantes del virus que tensionen de nuevo nuestro maltrecho sistema sanitario, ya sin contratos covid en los servicios de Medicina Interna de la Comunidad Valenciana. Llegados a ese extremo, no podremos garantizar la adecuada atención sanitaria a los pacientes infectados que precisen hospitalización”.

Los especialistas, acusados de cometer varias negligencias


En la carta enviada a la Consellería de Sanidad, los especialistas de Medicina Interna afirman haber “sufrido y acatado sin paliativos, por el bien general, que se nos privara de vacaciones, días de libre disposición y libranzas de guardias. Hemos tenido que doblar turnos, se han creado refuerzos y demás medidas que hemos aceptado incondicionalmente por nuestro compromiso de servicio a la sociedad y a nuestros pacientes”.

Por otra parte, desde Smicv afirma no haber recibido ninguna ayuda por parte de la Consellería, más bien al contrario: “Hemos tenido que soportar que se nos acusara de sustraer material de protección de los centros sanitarios, también insinuaciones de que, cuando nos contagiábamos, lo hacíamos por ir de fiesta con amigos. Pero lo que no podemos consentir es que seamos los grandes perjudicados de esta pandemia una vez más”.

Cortar contratos golpeará a nivel nacional la Medicina Interna


La situación que están padeciendo los especialistas de Medicina Interna en la Comunidad Valenciana no es una excepción, ya que desde la SEMI consta que esta situación es generalizada a nivel nacional. Díez Manglano afirma en Redacción Médica que, pese a no tener información completa de todas las comunidades, “en Madrid sí que han cortado muchos contratos covid y en Aragón la idea es que finalicen el día 30 de abril. Por otra parte, me consta que en otras comunidades es lo mismo".

Díez considera que esta situación debe ser gestionada por las comunidades autónomas, “ya que son las sociedades quienes tienen la capacidad para realizar las réplicas correspondientes. Nosotros defendimos en el Senado recientemente lo que nos viene ahora en relación con la pandemia. Ahora están aflorando todas las personas con enfermedades crónicas que no pudieron ser atendidas o que ellos mismos decidieron por prevención no ser consultadas durante la pandemia”.

Todas estas personas vuelven a repercutir, tal y como recuerda el presidente de SEMI, “en el mismo colectivo hospitalario, la Medicina Interna, que ha atendido a la mayoría de las personas afectadas por Covid-19, y ahora deberá atender a aquellas que sufran enfermedades crónicas”.

Se desconoce si en España volverán nuevas olas de coronavirus, pero lo que es innegable, según Díez, es que “existe una carga de trabajo y mientras hubo determinados colectivos facultativos que durante la pandemia tuvieron que estar en su domicilio, nosotros estuvimos en Medicina Interna trabajando, doblando turnos, horas extra, domingos y festivos. Ahora nos viene una súper oleada de trabajo. El hecho de que corten estos contratos la repercusión no va a ser la misma en unas especialidades que en otras, y nosotros lo vamos a notar mucho”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.