Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:00
Especialidades > Medicina Interna

El internista defiende su papel en la fase final de los enfermos de cáncer

El 20 por ciento de los enfermos de cáncer españoles son mayores de 65 años

El internista defiende su papel en la fase final de los enfermos de cáncer
Redacción
Viernes, 24 de noviembre de 2017, a las 13:20
En el contexto del XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), los internistas han defendido la estrecha relación que mantienen con los pacientes de cáncer en la fase final de la enfermedad. Estos pacientes suelen presentar infecciones relacionadas con la quimioterapia, complicaciones médicas asociadas a la progresión de la patología oncológica, o infecciones asociadas al entorno sanitario.

"Los profesionales de la Medicina Interna nos encargamos de establecer las pautas de tratamiento analgésico y de control sintomático de estos pacientes al final de la enfermedad. Esto incluye el control de la ansiedad, depresión, insomnio, astenia o estreñimiento, mediante una adecuada coordinación con las Unidades  de Paliativos y con el equipo de soporte domiciliario", explica Carmen Díaz Pedroche, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

Los internistas también representan una pieza clave en cuanto al diagnóstico de los pacientes con cáncer. De hecho, un 20 por ciento de los pacientes que precisan de ingreso por cualquier causa en Medicina Interna  son diagnosticados  de neoplasia. Por ello, “es importante hacer una evaluación completa del paciente en cuanto a diagnóstico y pronóstico general que va a condicionar si el paciente es susceptible de un tratamiento antineoplásico (quimioterapia, terapia diana, terapia inmunológica)”, señala Díaz.

Los profesionales de Medicina Interna también han incidido en la necesidad de colaborar estrechamente con los oncólogos. En palabras de Díaz: “cada profesional aporta su punto de vista y, al ponerlos en común, se consigue una mejor calidad asistencial, se disminuye el gasto sanitario y se aumenta la calidad de vida del paciente y su familia”.

Perfil del paciente de cáncer

El cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial según datos de la OMS. En España es la segunda tras las enfermedades cardiovasculares. El 20 por ciento de los enfermos de cáncer españoles son mayores de 65 años y sufren alguna pluripatología asociada.

Además, las complicaciones infecciosas están presentes en alrededor del 50 por ciento de estos pacientes y la hipertensión arterial, en un 40 por ciento.