Un estudio señala efectos positivos en la pérdida de peso de estos pacientes, incluso en comparación con dietas al uso

El ayuno intermitente presenta beneficios en casos de sobrepeso y obesidad


27 dic 2021. 17.35H
SE LEE EN 3 minutos
No comer a ciertas horas. Esto es lo que propone el ayuno intermitente, una práctica extendida en el último año, alabada y criticada a partes iguales por la comunidad médica y científica. Un nuevo estudio inclina la balanza al señalar su papel beneficioso en la pérdida de peso de adultos, especialmente aquellos con sobrepeso y obesidad

Científicos de Estados Unidos e India estudiaron la relación entre esta técnica nutricional y los resultados en salud, analizando la solidez de la evidencia en los estudios recientes. Son varios los estudios que habrían demostrado el impacto positivo del ayuno en la salud, si bien, hasta ahora no se había evaluado la calidad de los hallazgos en su conjunto. Esta investigación, publicada en JAMA Network, evaluó once metanálisis de ensayos clínicos aleatorizados en los que se describen los efectos en la salud asociados al ayuno intermitente en casos de obesidad. 

El equipo de expertos detectó hasta 6 asociaciones "estadísticamente significativas" en las que se demostraba el impacto del ayuno intermitente en la pérdida de peso, con una calidad en la evidencia de "moderada a alta". La práctica incluyó casos de interrupción de la ingesta en días alternos sin consumir calorías, ayuno modificado, dieta y comidas con restricción de tiempo. 

En los tres meses de media que duró el seguimiento, se observaron efectos beneficiosos directamente relacionados con esta práctica en el 27 por ciento de los pacientes. Estos se reflejaron en el índice de masa corporal, peso, masa grasa, el colesterol, los triglicéridos, la glucosa plasmática en ayunas, insulina en ayunas y la presión arterial. Su realización también se asoció a una reducción de la grasa. 

Dieta o ayuno: ¿cuál es más eficaz?


El ayuno modificado en días alternos de uno a dos meses produjo una mayor reducción del índice de masa corporal en adultos sanos y adultos con sobrepeso, obesidad o hígado graso no alcohólico
en comparación con la dieta regular. Fue, sin embargo, la única unión causa-efecto avalada por una evidencia de alta calidad en el estudio, representando el 1 por ciento. 

Otras seis asociaciones (6 por ciento) también reflejaron un vínculo entre estas dos variables aunque la calidad de los resultados fue moderada. El resto de relaciones que se consideraron significativas fueron apoyadas por pruebas de baja (21 por ciento) o muy baja calidad (72 por ciento). 

En cualquier caso, una revisión general de los datos más recientes permitió a los investigadores establecer asociaciones positivas entre el ayuno intermitente y los resultados antropométricos y cardiometabólicos de los pacientes, con "una calidad de las pruebas de moderada a alta". Especialmente se comprobó la eficacia del ayuno en días alternos modificado en el descenso de peso de adultos con sobrepeso y obesidad. 

Aún así, los investigadores consideran necesarios más ensayos clínicos que investiguen los efectos de esta práctica en resultados clínicos, como los eventos cardiovasculares y la mortalidad. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.