JAMA: el ayuno intermitente no es más eficaz que la dieta para perder peso

16 horas sin comer tendrían el mismo efecto en el adelgazamiento que una dieta sin restricciones, según un estudio

JAMA: el ayuno intermitente no es más eficaz que la dieta para perder peso
mié 30 septiembre 2020. 13.40H
Llega el otoño y con él, el deseo de perder esos kilos de más acumulados durante las vacaciones. Sin embargo, no todo vale cuando se trata de bajar peso y obtener hábitos saludables. A pesar de su reciente popularidad, el ayuno intermitente, puede entrañar ciertos riesgos para la salud a largo plazo e incluso aumentar el riesgo de padecer diabetes. No solo eso. Un reciente ensayo realizado entre personas con exceso de peso señala falta de eficacia en este tipo de dietas. 

El estudio 'Efectos de la alimentación con restricciones en el tiempo sobre la pérdida de peso', publicado en JAMA Networks, comparó los resultados de una dieta sin ingesta calórica desde las 8 de la tarde hasta las 12 del mediodía del día siguiente con los de una dieta sin restricciones. Los datos finales no mostraron, cambios significativos ni en el peso corporal ni en los marcadores metabólicos de los pacientes analizados. 

En concreto, aquellos participantes que realizaron ayuno reflejaron una pérdida de peso "moderada" del 1,17 por ciento y bastante similar a la registrada en el grupo de control del ensayo - 0,75 por ciento-. 

Tres comidas al día VS. 16 horas de ayuno 


El ensayo analizó durante 12 semanas la evolución de 116 participantes con sobrepeso u obesidad, divididos aleatoriamente en dos grupos. El primero de ellos, realizó tres comidas al día, de forma estructurada, mientras que al segundo se le impuso un ayuno de 16 horas. Durante 8 horas, de 12 del mediodía a 8 de la tarde se les permitía comer sin restricciones, mientras que, en el tiempo restante quedaba prohibida la ingesta calórica. 

Las cifras obtenidas fueron similares en ambos grupos en cuanto a pérdida de peso. Tampoco se detectaron cambios en la ingesta energética estimada ni en el resto de variables metabólicas. Por tanto, un ayuno intermitente, "en ausencia de otras intervenciones", no resulta más eficaz a la hora de perder peso que una dieta sin restricciones. 

Pese a todo, los investigadores señalan la falta de ensayos clínicos aleatorios que demuestren la eficacia y seguridad de las restricciones periódicas en la alimentación. 

El dietista y nutriocionista Julio Basulto, señalaba, hace unos meses, la falta de pruebas "fiables en muestras representativas de humanos, sobre la supuesta eficacia del ayuno para ninguna condición médica". En su opinión, esta propuesta supone un "coste de oportunidad", ya que " el tiempo y el esfuerzo dedicados a implementarla se restan al que se podría haber invertido en subir el volumen de un buen estilo de vida". 





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.