Primeros protocolos antitabaco: prescriben Familia y algunos neumólogos

El plan nacional para dejar de fumar, que entra en vigor el 1 de enero de 2020, debe ser desarrollado por cada autonomía

Exteriores del Ministerio de Sanidad previo a un Consejo Interterritorial.
Primeros protocolos antitabaco: prescriben Familia y algunos neumólogos
lun 02 diciembre 2019. 19.05H
Los primeros protocolos para la aplicación en las autonomías de los planes para dejar de fumar apuntan a que serán los “médicos de Familia" y, en el caso de los neumólogos, aquellos que estén "en las Unidades de deshabituación tabáquica” quienes prescriban los fármacos contra el tabaco.

Así lo ha podido confirmar Redacción Médica de fuentes sanitarias autonómicas después de que las actas de las Comisiones Interministeriales de Precios, celebradas tanto el 30 de septiembre como el 30 de octubre, dijeran textualmente que “la prescripción de este medicamento (en referencia a Champix y Zyntabac) se restringe a los/las médicos profesionales que así se definan en el programa de deshabituación tabáquica en cada CCAA/INGESA o Mutualidad”.

Tanto la vareniclina (principio activo del Champix) como el bupoprion (principio activo del Zyntabac) son los dos fármacos aprobados para su financiación en el Sistema Nacional de Salud dentro del plan nacional para ayudar a dejar de fumar a los españoles.

En ambos casos se financiará a partir del 1 de enero de 2020 un solo intento al año por paciente. Además, se exigirá que los pacientes cumplan estos requisitos, según se desprende de los citados documentos del Ministerio de Sanidad, Bienestar Social y Consumo:
  • Pacientes que tengan motivación expresa de dejar de fumar que se pueda constatar con un intento de dejar de fumar en el último año.
  • Pacientes que fumen 10 cigarrillos o más al día y tengan además, un alto nivel de dependencia calificado por el test de Fagerström ≥ 7.

La Comisión añade que “cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento, debiéndose valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta”.

Asimismo, los pacientes deberán ser tratados durante 12 semanas en el caso del Champix y de 7-9 semanas con el bupoprion; y el tratamiento deberá ser interrumpido si no se observa efecto alguno a las siete semanas en el caso del segundo fármaco.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.