Familia considera muy lejano el horizonte marcado por Darias y pide actuar ya yendo más allá del relevo generacional

Primaria ante el plan de RRHH de Sanidad: "Hacen falta 10.000 médicos más"
Antonio Fernández Pro-Ledesma, presidente de SEMG y José Polo García, presidente de Semergen.


07 mar 2022. 17.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Ministerio de Sanidad está dispuesto a abordar las necesidades de plantilla que tiene cada especialidad médica actualmente y en un futuro próximo. Entre ellas, la que presenta una situación más deficitaria es Atención Primaria, cuyos representantes reclaman a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que las soluciones se tienen que llevar a cabo con urgencia y que no solo se trata de reponer el número de profesionales sanitarios actuales, sino que se debe ampliar la cantidad total de médicos de Familia.

“Hacen falta entre 8.000 y 10.000 médicos de Familia. En porcentaje es un 40 por ciento de aquí a unos años en la mayoría de las comunidades autónomas debido a la jubilación de los profesionales, e incluso en algunas regiones es superior. El horizonte de 2035 que ha dado la ministra es bastante negativo. Las proyecciones es que la situación va a ir a peor y las soluciones deben acometerse ya”, reclama José Polo García, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Un sentir que también comparte Antonio Fernández Pro-Ledesma, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG): “En Atención Primaria están trabajando aproximadamente 30.000 médicos de Familia, y hay una constatación de un hecho: aproximadamente el 35-40 por ciento de todos los médicos de Familia están por encima de los 55 años. Eso conlleva a pensar que en 10 años se jubilarán un número muy elevado de profesionales”.

Un refuerzo en Primaria que va más allá de las jubilaciones


Para el presidente de la SEMG el reemplazo necesario es “una simple regla de tres” pese a que lleva "años sin cumplirse", sin embargo, la verdadera cuestión que emana del anuncio de Sanidad es que mantener los recursos actuales supone perpetuar el déficit. “Realmente hace falta invertir más en recursos humanos y hace falta aumentar el número de Médicos de Familia por ratio de población. Se está realizando un análisis de recursos humanos con respecto a una planificación a corto plazo”, reivindica Pro-Ledesma.

En ese sentido, el facultativo recuerda que las plazas más numerosas que se convocan en todas las convocatorias MIR son Medicina de Familia: “Teóricamente, tendríamos que ser el 50 por ciento de los facultativos del país y ni mucho menos llegamos a esta cifra. En Atención Primaria están trabajando aproximadamente 30.000 médicos de Familia”. 

Un agravio comparativo con Atención Hospitalaria


Por su parte, el presidente de Semergen va un pasó más allá y ve en el número de plazas de nueva creación un agravio comparativo frente a Atención Hospitalaria. “Desde 2012 han disminuido un 11 por ciento las plazas MIR en términos generales y absolutos. El crecimiento de Familia ha sido bastante menor respecto al nivel hospitalario. Llama la atención que los servicios de Urgencia han aumentado un 9,1 por ciento y los médicos de Atención Primaria apenas han aumentado un 1,9 por ciento, 643 médicos entre 2010-2018”.

En dicho periodo de tiempo la tasa global de médicos ha crecido de 1,6 a 1,8 por 1.000 habitantes. Mientras que la tasa de médicos de Familia por 1.000 habitantes en las comunidades autónomas va desde el 0,8 en Baleares al 1,1 en Castilla y León. “Baleares, Ceuta, Melilla, Andalucía, Canarias y Madrid están por debajo de la media”, reivindica Polo García, quien además resalta que las ofertas laborales que se están realizando son más atractivas para trabajar en los hospitales y los servicios de Urgencias. “Hay una fuga tremenda de profesionales de Familia que se van a Urgencias”, asegura el presidente de Semergen.

Sin tutores para nuevas plazas MIR en Familia


Otra de las patas de la propuesta de Sanidad, es que para aportar un mayor número de médicos se deben formas más especialistas y, según denuncian los profesionales del primer nivel asistencial, el SNS no tiene actualmente capacidad para asumir más plazas formativas en Primaria.

“No solamente hay que calcular los que se pueden necesitar, hay que calcular también las que se pueden ofrecer. Debemos tener en cuenta que la situación de la Atención Primaria no está para muchos excesos. De cada residente cuya plaza incrementamos para formar, tiene que haber un tutor desde Atención Primaria y un centro de salud que de soporte”, recuerda Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de SEMG.

Por ello, la facultativa resalta que antes se tiene que valorar cuántas se pueden ofertar. “Tenemos provincias en las que los tutores han renunciado porque creen que no pueden hacer una buena docencia. Debemos de pensar en cómo vamos a apoyar a la Atención Primaria para que pueda formar a tantos residentes como necesitamos con calidad, en lugar de decir un número”, detalla Ledo.

En una entrevista con Redacción Médica, Zaira Correcher Salvador, vocal de la junta directiva de Semergen, ya advertía que afrontar el relevo generacional en las tutorizaciones MIR es el principal problema formativo a corto-medio plazo al que se enfrenta Atención Primaria. "Una problemática que irá a más en los próximos años si no se logra atraer a los médicos más jóvenes para que asuman tutorizaciones de residentes", aseguraba Correcher. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.