Familia valora el MIR 2020: no es cuestión de más plazas, sino de contratos

Los representantes de AP consideran que aumentarlas no soluciona el problema de la falta de médicos

Rodrigo Abad y Pilar Rodríguez Ledo.
Familia valora el MIR 2020: no es cuestión de más plazas, sino de contratos
mar 09 julio 2019. 16.30H
El previsible aumento en el número de plazas de formación sanitaria especializada para médicos de Familia no termina de convencer a las sociedades que los representan, pues se necesitan más acciones para solventar la falta de médicos en la Atención Primaria.

En la pasada convocatoria de plazas para médico interno residente (MIR) se ofertaron 1.914 en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, cifra cercana al máximo disponible en las unidades docentes acreditadas.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha anunciado la creación de 327 nuevas plazas para la especialidad, producto de desatascar la acreditación de unidades docentes, que acumulaba peticiones pendientes desde 2014.

Por otro lado, el acuerdo nacional para la renovación de la Atención Primaria incluía el ofrecimiento del 100 por cien de las plazas MIR disponibles para el primer nivel asistencial, por lo que se prevé un aumento sustancial en la oferta MIR para Medicina Familiar en 2020.


Recuperar a los médicos que se van


Sin embargo, eso no satisface a Rodrigo Abad, coordinador del Grupo de Trabajo de Tutores de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Para él, no se trata tanto de “déficit de especialistas como de recuperación de los ya formados”.


Rodríguez Ledo: "No podemos desligar la oferta de plazas de la disponibilidad de tutores"


Por tanto, hasta que no se ofrezcan “contratos con estabilidad y cierto atractivo económico”, la situación no se revertirá. “En concursos de oposiciones de Atención Primaria actuales, en nuestro país concurren muchos médicos de Familia con más de 100 contratos, algunos de ellos de dos horas, y esta situación no es permisible”, explica a Redacción Médica.

Ante este hecho, muchos jóvenes médicos prefieren irse de España y trabajar en el extranjero, en países donde las condiciones para ellos sean mucho mejores. Hasta que no se solucione esta precariedad, el aumento de plazas MIR no servirá para paliar la falta de médicos en el país.


Sobrecargar a los tutores


Desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la vicepresidenta primera, Pilar Rodríguez Ledo, incide en otro aspecto más de la oferta: la necesidad de tutores que absorban ese incremento de plazas sin saturarse o sobrecargarse.

“No podemos desligar la oferta de plazas de la disponibilidad de tutores”, comenta a este periódico, “y eso depende de la situación actual de las cargas de trabajo. Deberían ofertar más plazas pero los tutores están sobrecargados”.

Rodríguez Ledo comenta que “hay que encontrar un equilibrio entre formar más residentes y formarlos con calidad”, y que aquellas unidades docentes que solicitaron su acreditación en 2014 o 2015 pueden haber cambiado su situación, porque “la solicitaron con los tutores que tenían en 2014, no ahora”.

Y, si bien el proceso de acreditar tutores es sencillo, “el problema es convencer a los médicos para que sean tutores”, dados los escasos incentivos para hacer docencia. Por ello, considera que “lo ideal sería desarrollar el Real Decreto 183/2008”, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.