El catedrático Rafel Ramos analiza la situación por la que atraviesa actualmente la Medicina de Familia en España

España suma su 2º catedrático de Familia: "Somos los organizadores del SNS"
El catedrático de Medicina de Familia y Comunitaria Rafel Ramos


28 mar 2022. 16.10H
SE LEE EN 5 minutos
“Necesitamos recursos y habilidad para explicar la maravillosa especialidad que es la Medicina de Familia en las condiciones adecuadas”. Así de claro habla Rafel Ramos, investigador recién nombrado catedrático de Medicina de Familia y Comunitaria por parte de la Universidad de Girona. Con este nombramiento, Ramos se convierte en el primer catedrático de esta especialidad en Cataluña y el segundo a nivel español, mientras que también dirige actualmente una red formada por 26 grupos de Atención Primaria y Salud Pública de 12 comunidades autónomas.

Ramos destaca por encima de todo el papel que tiene la Medicina de Familia en la sociedad y su situación actual: “Ha de haber salud para todos, es un tesoro de nuestra sociedad. Pese a ello, se necesitan más recursos para que se entienda la esencia de la Medicina de Familia. Una persona no puede tener más suerte en relación con el sistema de salud que tener un buen médico o médica de familia. Es la clave para poder realizar un buen seguimiento de salud. Es el pilar del sistema de salud de nuestra sociedad. No se puede hacer si no tienes los profesionales con la motivación y recursos para desarrollar esta labor. Es vital la continuidad asistencial y que el profesional esté adherido a los pacientes que visita periódicamente”.

Medicina de Familia ha sufrido enormes golpes y recortes en las últimas décadas, situación que Ramos recuerda para ser conscientes de dónde venimos y hacia dónde debemos ir para mejorar la situación: “Actualmente faltan profesionales. Cuando apareció la crisis de 2007 hubo recortes importantes y Atención Primaria lo sufrió. Aún no nos hemos recuperado de eso. Con un sistema de salud tensionado, hemos sufrido circunstancias como la pandemia que ha provocado que las especialidades de primera línea, las que tienen más contacto con la sociedad, reciban una enorme presión. Esta situación, ligada al desconocimiento de la esencia de la especialidad, puede desincentivar la vocación y trabajamos para revertirlo”.


"Aún no nos hemos recuperado de la crisis de 2007"



Una de las soluciones que se está fomentando desde Medicina de Familia es la investigación en este aspecto desde las universidades. Ramos afirma que “se tiene que poder explicar que hay un ámbito de búsqueda en Atención Primaria. Debemos incentivar una investigación potente para desarrollar proyectos relevantes que puedan generar un importante impacto entre la sociedad y académico. En la universidad desarrollamos búsquedas atractivas para el profesional y relevante para la sociedad. El hecho de que en la carrera se integre la especialidad tiene un aspecto clave. No solamente ponemos conocimientos propios de la especialidad, hemos de saber explicarla, que tiene un contenido propio y valor que si no lo mostramos a los alumnos es posible que no lleguen a entender ni a conocer”.

Fomentar la especialidad desde la enseñanza y las instituciones


Para fomentar e incentivar la Medicina de Familia en el futuro, el catedrático apuesta por realizarlo a través de las universidades y, de forma paralela, recibir una colaboración por parte de diferentes instituciones sanitarias: “Las dos estrategias son complementarias. Hay un aspecto ligado al prestigio social e interno y eso se tiene que trabajar. Es un aspecto que ha ido mejorando con el tiempo, pero lentamente si nos comparamos con otros países europeos. Se tiene que trabajar desde la facultad para proyectarlo a la sociedad. Debemos entender el rol de Medicina de Familia como un organizador del sistema de salud y contar con la complicidad de la administración. Buscamos un sistema de salud sano y saludable, debido a que es un rol importante para desarrollar nuestra misión”.

"Se tiene que trabajar desde la facultad para proyectarlo a la sociedad"


Por lo que respecta a la red de Atención Primaria que dirige Ramos, el gerundense afirma que “el aspecto más determinante es la de generar resultados cuanto antes. Lo que buscamos es generar proyectos y sinergias entre grupos para transformar nuestra realidad asistencial. Estos resultados tienen que afectar positivamente a la salud de las personas. En otras palabras, buscamos aterrizar los resultados de los estudios del conocimiento a la realidad asistencial para transformarla.

Tiempo y calidad para la formación de residentes


Otro aspecto destacado por parte del catedrático es la formación de residentes, que se tiene que mejorar cuanto antes para evitar llegar a una situación deficitaria en los próximos años: “Sin recursos es difícil desarrollar faenas con ilusión. En la formación de residentes y más en nuestra especialidad se genera una relación estrecha. Los residentes a medida que aprenden logran más autonomía y pueden desarrollar más habilidades, pero requiere un esfuerzo por parte del tutor. A esto se le añade la sobrecarga del resto del día con un cúmulo de visitas, que puede ser que no compense. Defiendo una visión similar a la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), para formar y ser docentes en posgrado necesitamos tiempo de calidad para darlo a nuestros residentes”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.