Desmontando mitos: Los diabéticos sí que pueden comer dulces y fruta

Carlos Miranda, coordinador de Diabetes de la SEMG, desmiente 7 bulos sobre esta enfermedad

Es un mito que los diabéticos no puedan comer frutas o dulces.
Desmontando mitos: Los diabéticos sí que pueden comer dulces y fruta
jue 14 noviembre 2019. 09.00H
Por su prevalencia y su incidencia en los hábitos de vida de la población, la diabetes es una patología en torno a la que circulan numerosos mitos. Uno de los más extendidos es que los diabéticos no pueden comer fruta o dulces, o que solo comer este tipo de alimentos es lo que la produce.

Carlos Miranda Fernández-Santos, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Diabetes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), explica en el Día Mundial de la Diabetes que uno de los mitos con los que los pacientes llegan a la consulta es o reciben el diagnóstico es que no van a poder comer dulces o fruta como el melón. También, en cuanto a las comidas, otro de los bulos extendidos es que los diabéticos no pueden comer pasta, ni arroz o patatas.

"Los diabéticos pueden comer de todo, pero tienen que controlar lo que comen" sentencia Miranda, y apostilla que lo único que tienen que hacer las personas con diabetes es "compensar" su alimentación y hacer ejercicio. Del mismo modo, hay pacientes que se preguntan cómo pueden ser diabéticos sin comer dulces. "El origen de la diabetes no está en la ingesta excesiva de dulces sino en un problema en el páncreas que no produce correctamente la insulina", explica el médico de Familia, que incide en la importancia de los hábitos saludables.


"Los diabéticos pueden comer de todo, pero tienen que controlar lo que comen" 


Y es que unos peores hábitos pueden estar detrás del aumento del número de casos de diabetes tipo 2, que solamente en España llega a afectar a cerca de 7 millones de personas y más de 400 millones a nivel mundial. A diferencia de este tipo, que aparece en la edad adulta, la diabetes tipo 1 tiene causas genéticas y se suele diagnosticar mucho antes.

"Hay mucha diferencia entre los diabéticos tipo 1 y los tipo 2", explica Miranda. "Los tipo 1 están mucho más informados porque su enfermedad es más complicada, tienen mucho autocontol y una educación terapéutica muy estricta, porque tienen que saber manejar la dieta y los ajustes de la insulina desde mucho antes", detalla.


Dudas y mitos sobre la diabetes


Así, la alta incidencia de esta patología ha generado muchas dudas y mitos entre los pacientes. "La diabetes es una de las enfermedades que más mitos genera", cuenta el coordinador de la SEMG e incide en que los profesionales necesitan "que el paciente sea un paciente informado para prevenir las complicaciones que genera, sobre todos las cardiovasculares".


"Azúcar alto"


Así, otro de los mitos más extendidos es el de tener el azúcar alto: "Doctor, tengo un poco de azúcar pero no soy diabético". "No se tiene poco o mucho azúcar, sino que se tiene o no diabetes en función de unos criterios que se han establecido a nivel mundial, como es tener la glucemia en ayunas por encima de 126 en al menos dos ocasiones", desmiente.


Diabetes 'temporal'


Además, "a partir de que se diagnostica la diabetes, se es diabético para siempre, que esa es otra de las cosas que suelen decir los pacientes en consulta": "Yo ya estoy bien". "Los niveles de glucemia se pueden normalizar, pero la diabetes está ahí, y en el momento en que los pacientes se dejen de cuidar vuelven a subir los niveles", explica.


Sin isulina no hay diabetes


También otro de los mitos o de los tópicos más extendidos entre los pacientes es que si no se inyectan insulina no consideran que tienen diabetes. "Hay tratamientos contra la diabetes que no incluyen insulina y consisten en otro tipo de medicación", desmiente también Miranda.


Hipoglucemia no significa poder comer de todo


En cuanto a las comidas, otro de los bulos extendidos es la alimentación en hipoglucemia, cuando algunos pacientes aprovechan para "comer de todo". "Una hipoglucemia se resuelve con 15 gramos de azúcar", expone, no comiendo cualquier cosa. 


Controlar el azúcar no es controlar la diabetes


Por último, señala el caso de los pacientes que piensan que controlar el azúcar es igual que controlar la diabetes: "Yo soy diabético y me controlo el azúcar, pero puedo fumar y no hace falta que me controle el peso". "El tabaquismo es un factor muy importante en la patología cardiovascular y, por supuesto el control del peso y la hipertensión", cuenta Miranda que recuerda la importancia del control de los "los pies, los ojos, el corazón y el riñón".





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.