19 mar 2019 | Actualizado: 11:20

"España no está controlando la epidemia cardiovascular pese al esfuerzo"

'Iberican' permitirá hacer una foto exacta de la enfermedad y sus complicaciones en la Atención Primaria

José Luis Llisterri, presidente de Semergen.
"España no está controlando la epidemia cardiovascular pese al esfuerzo"
mié 05 septiembre 2018. 10.10H
Marcos Domínguez
El próximo diciembre finalizará el reclutamiento de pacientes para 'Iberican' (Identificación de la Población Española de Riesgo Cardiovascular y Renal) tras superar los 7.000 participantes. En los cuatro años desde que se puso en marcha ha generado multitud de comunicaciones que han permitido ir conociendo la realidad del pacientes de riesgo cardiovascular español.

Redacción Médica ha hablado con José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), impulsora del estudio, sobre su potencial para la investigación en Atención Primaria y el 'fracaso' de la promoción de la prevención del riesgo cardiovascular en la población.

¿En qué consiste ‘Iberican’?

El estudio de referencia a nivel nacional para el conocimiento de la enfermedad cardiovascular en España, y va a permitir conocer las principales características clínicas de enfermedades tan importantes como la hipertensión, la diabetes, la hipercolesterolemia… y sobre todo las causas de invalidez y fallecimiento por estas enfermedades.

Estamos muy orgullosos desde Semergen de impulsar un proyecto financiado por la sociedad, donde llevamos incluidos más de 7.500 pacientes en toda España, que ha generado muchas comunicaciones nacionales e internacionales. Estamos hablando del orden de 150 comunicaciones internacionales y, cada año, en cada congreso nacional, tenemos 30 o 40. Este año, para Palma, hay 62 comunicaciones referidas a ‘Iberican’, porque va a aportar datos de mucho conocimiento sobre la salud cardiovascular, diferencias por género, por edad, entre comunidades autónomas…

La inclusión de participantes va a finalizar en el mes de diciembre, y su seguimiento va a prolongarse durante cinco años. Estamos orgullosos de defender la investigación de primera calidad en el ámbito de la Atención Primaria, con la colaboración de más de 500 profesionales médicos que contribuyen altruistamente a la inclusión de pacientes.


"El estudio prospectivo no finalizará hasta 20203, cuando finalice el seguimiento a cinco años de los últimos pacientes"


El número de pacientes que se buscaba era en principio 7.000.

En diciembre finaliza el reclutamiento, cuyo tamaño esperado era de 7.000, y lo hemos pasado con creces. Este fin de semana tenemos 7.560 participantes. El seguimiento es de cinco años, por lo que hay pacientes, que empezaron en 2014, y por tanto acabarán ahora en enero de 2019 y tendremos datos de seguimientos a cinco años: causas de muerte, invalidez, ingreso, dieta… Muchísimos datos que serán muy relevantes para la práctica clínica en España.

Los resultados del estudio completo se esperan para dentro de cinco años, cuando acabe el seguimiento de todos los pacientes.

Efectivamente. El estudio prospectivo longitudinal finalizará cuando esté el último paciente seguido cinco años. Pero te puedo adelantar que tenemos ya 2.500 pacientes en seguimiento por segundo y tercer año, lo que pasa es que, realmente, el estudio no finalizará hasta 2023, cuando finalice el periodo de cinco años de los últimos pacientes incluidos.

¿Se han encontrado sorpresas en los datos publicados hasta ahora en las comunicaciones?

Hay datos muy interesantes. Por ejemplo, de los 7.000 pacientes, el 20 por ciento fuma activamente,  lo que tiene una gran  repercusión. Un 75 por ciento de los pacientes tienen obesidad o sobrepeso, también encontramos una tasa muy elevada de diabetes (19 por ciento), un 48 por ciento tiene hipertensión arterial…

Estamos preconizando la lucha contra los factores de riesgo a través de un estilo de vida saludable, pero nos encontramos que son sedentarios el 48 por ciento, que son obesos o con sobrepeso el 75 por ciento… Los mensajes de Ministerio (de Sanidad) y sociedades científicas no han calado.

¿Cómo va a cambiar ‘Iberican’ la forma de ver la enfermedad cardiovascular desde la Atención Primaria?

Responder a preguntas que nos hacemos todos los días, desde cómo están tratados los pacientes en el día a día, cómo se trata la diabetes o la hipertensión, qué complicaciones tienen… ‘Iberican’ va a permitir contestar estas preguntas.


"Seguimos teniendo un problema de estilos de vida, mucha obesidad, la gente sigue fumando demasiado..."


¿Está relacionado el estilo de vida adecuado con la prevención de la enfermedad cardiovascular? Estamos seguros de que sí. ¿La hipertensión se relaciona con la dieta inadecuada? Estamos investigando en ‘Iberican’ si la típica dieta mediterránea –con verduras, pescado y sin grasas, sin fritos– se asocia a mejor salud cardiovascular.

Desde la Primaria vamos a responder a preguntas de nuestro propio ámbito, ya que nunca se ha hecho investigación de este tipo en cuanto a lo que sucede en la Atención Primaria española. Hay estudios epidemiológicos pero no han sido hechos por médicos de Familia ni desde el ámbito de la Primaria.

¿Se puede hacer más desde Atención Primaria para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardiovascular?

Es una cuestión que preocupa desde hace muchos años. Los datos del INE del año pasado indican que casi 30 de 100 individuos que fallecen en España lo hacen por enfermedad cardiovascular: infarto de miocardio en hombres e ictus en mujeres.

¿Qué sucede? Que no estamos controlando la epidemia cardiovascular, a pesar de los esfuerzos de sociedades científicas como las de Primaria y Cardiología. Seguimos teniendo un problema en estilos de vida, mucha obesidad y mucha obesidad infantil, se sigue fumando demasiado, hay sedentarismo… Va a ser una llamada de atención importante por el volumen de pacientes incluidos, porque nos va a permitir hacer la foto de por qué fallece la gente.

En el seguimiento a dos o tres años de los pacientes nos encontramos con que sigue habiendo infarto de miocardio, sigue habiendo ictus, siguen habiendo enfermedades crónicas.  Esperamos que este tipo de estudios sigan poniendo el dedo en la llaga de lo que han advertido Ministerio y sociedades científicas en los últimos años.

En un sistema orientado al hospital y a lo agudo, quizá hay que  cambiar la estructura para abordar esta enfermedad.

Lo que falta es información del médico, formación sobre la adecuación a las guías de práctica clínica. Existe un problema que se detecta frecuentemente, la inercia clínica. Muchos médicos son conservadores a la hora de implantar estrategias que han demostrado reducción de la enfermedad cardiovascular.


"En Reino Unido se fijan en cuántos eventos evitan al año, no en gasto en medicamentos"


El compromiso de la Administración para dar formación e información, y el reconocimiento del médico que lo hace bien a nivel de Ministerio y Consejerías. Hay que implantar estímulos que reconozcan la responsabilidad, la competencia y la productividad.

Como hacen en Reino Unido: en vez de fijarse tanto en el gasto por medicamento de médicos, o las listas de espera, los médicos de Familia están valorados en cuántos eventos evitan al cabo de un año haciendo buena práctica clínica.

Ellos tienen muy claro que prevenir un infarto en un fumador, diabético o hipertenso es clave, y creo que Ministerio y Administración autonómica deberían centrarse en premiar ese tipo de intervenciones, una Atención Primaria eficaz, reconocida, donde se premie al que evita ese tipo de eventos, y no tener solamente indicadores de gasto farmacéutico, qué porcentaje de genéricos utilizamos o bien qué porcentaje de pacientes derivamos, que, aun siendo indicadores importantes, no lo son tanto como los otros, los que llamamos ‘duros’.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.