Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:10
Especialidades > Medicina de Familia

“En zonas rurales debe haber, al menos, un médico por cada 1.000 pacientes”

Marín asegura que los médicos de AP tienen que "multiplicarse por siete" en las zonas de difícil desempeño

Rosa María Marín, presidenta del Comité Organizador
“En zonas rurales debe haber, al menos, un médico por cada 1.000 pacientes”
I. P. Nova
Miguel Fernández de Vega
Viernes, 20 de abril de 2018, a las 16:10
Un médico de Familia por cada mil habitantes. Ese es el cupo que establece la presidenta del Comité Organizador del VI Congreso Nacional de Pacientes Crónicos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Rosa María Marín Moreno, para las zonas rurales y de difícil cobertura. En una entrevista concedida a Redacción Médica en el transcurso de la cita que se desarrolla en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, Marín ha apostado por reducir este ratio, fijado inicialmente en un facultativo por 1.500 habitantes, como solución para abordar el envejecimiento poblacional y la cronicidad, un problema especialmente acuciante en el medio rural.

Rosa María Marín apuesta por reducir el número de paciente


“La cronicidad nos satura cada vez más. Tenemos zonas muy longevas en las que resulta especialmente importante repartir mejor los cupos”, ha introducido la también doctora de familia que ha señalado este panorama como el "gran reto" de la Medicina rural.

Sobre la finalidad del Congreso, la presidenta del Comité Organizador ha desgranado que "tiene como objetivo dar un altavoz a los pacientes para conocer sus inquietudes respecto a la enfermedad crónica". “Tenemos más de 350 inscritos”, se ha congratulado.

Además, la profesional del sistema de salud andaluz ha aprovechado su intervención para recordar la necesidad de incentivar a los MIR para que no se queden exclusivamente en los grandes hospitales. Entre ellos, ha destacado "premiar en los baremos a los residentes que elijan estas zonas de difícil desempeño" y “darles días de permiso para poder moverse, porque son centros más alejados”.

Marín ha argumentado que, a su juicio, el problema de que la especialidad en Primaria no sea la más demandada a la hora de elegir residencia se debe a que no está todo lo divulgada que sería necesario. “Deberíamos empezar en el grado y explicarles que la Atención Primaria no es el médico de pueblo. Somos mucho más y tenemos muchísimas posibilidades”, ha puntualizado recordando que tienen acceso a “un montón de recursos y posibilidades que nos permiten solucionar muchos problemas”.

Al respecto de la figura del médico de Atención Primaria y la labor que realiza en estas zonas de difícil cobertura, la profesional ha confirmado que lo único que pueden hacer, es “multiplicarse por siete”. “Suele haber solo un médico y un enfermero y solemos tener muchas más visitas a casa. Además, atendemos a un paciente con más debilidades y hay que estar con él y con la familia”, ha concretado.