La UTCA del Hospital Regional de Málaga aboga por realizar terapias específicas en cada fase del proceso

Revolución flexible y participativa para abordar trastornos alimentarios
Margarita Pascual, psiquiatra responsable de la UTCA del Hospital Regional de Málaga.


29 sep 2022. 14.45H
SE LEE EN 3 minutos
Las personas que padecen trastornos de la conducta alimentaria (TCA) precisan un tratamiento y cuidados diferentes al resto de pacientes. Por ello, con el objetivo de poner al usuario en primera línea y realizar terapias específicas en cada fase del proceso, se puso en marcha la nueva Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (UTCA) del Hospital Regional de Málaga. Un ente en el que, según Margarita Pascual, psiquiatra responsable de la UTCA del Hospital Regional de Málaga, se prioriza la flexibilidad e implicación del paciente en la toma de decisiones.

Margarita Pascual, psiquiatra responsable de la UTCA del Hospital Regional de Málaga.

Según ha puntualizado en la Jornada Organización Sanitaria Innovadora celebrada en el plató de Redacción Médica, “no es el paciente el que adapta al programa, sino que el programa se adapta al paciente”. El paciente tiene un papel completamente activo en esta unidad, que indica la dirección de su propio tratamiento. “La propia sintomatología del TCA hace imposible que un tratamiento no sea motivacional. El paciente tiene que ir conociendo su propio proceso vital”, ha destacado.

“Es importante la implicación del paciente en las decisiones terapéuticas tanto en la fase aguda como en el mantenimiento. Esta implicación no solo es necesaria en la fase de inicio”, ha precisado Pascual, asegurando que la filosofía del equipo es la de “incluir siempre al paciente en cada una de las decisiones”.

Flexibilidad en el tratamiento de los TCA


Según ha destacado la psiquiatra durante el evento, coorganizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), con el patrocinio principal de Boehringer Ingelheim y la colaboración de Air Liquide Healthcare, la flexibilidad es otro de los pilares de la unidad. Según ha indicado, se respetan los tiempos y circunstancias externas de las personas.

Las características diferenciales de estos pacientes, según la especialista en Psiquiatría, permiten implementar terapias específicas para estos trastornos, así como cuidados diferentes a los que se pueden dar en una planta de Medicina Interna o en una de Salud Mental. “Por ejemplo, la supervisión de la ingesta, preferiblemente en un contexto grupal, o el control de conductas purgativas o compensatorias. También permite una separación del ambiente familiar que, en muchas ocasiones, veces necesaria en estos pacientes”, ha desarrollado.

Margarita Pascual, psiquiatra responsable de la UTCA del Hospital Regional de Málaga.


Equipo multidisciplinar de la UTCA


La UTCA, primera en Andalucía, reúne a distintos perfiles profesionales. Entre ellos, seis psiquiatras; cuatro psicólogos clínicos; dos endocrinólogos y nutricionistas; cuatro enfermeras especialistas en Salud Mental; dos terapeutas ocupacionales; una profesora de Salud Mental; y 12 enfermeras generalistas.

La creación de un equipo multidisciplinar permite, según Pascual, abordar todos los aspectos de forma simultánea gracias a la coordinación diaria para poder ofrecer una propuesta terapéutica completa. “Todos podemos escuchar y opinar sobre lo que estamos haciendo. Tenemos reuniones diarias de coordinación para compartir información del paciente. Esto permite que la observación sea mucho más completa, lo que ofrece un diagnóstico y una propuesta terapéutica completa”, ha agregado.

La Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (UTCA) está conformada por un equipo multidisciplinar.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.