Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:20
Conocimiento > Ingeniería

La ventilación mecánica requiere otro profesional entre médico e ingeniero

Chiesi organiza una jornada para profundizar en los conocimientos de dicha técnica desde un punto de vista tecnológico

Participantes del curso-taller avanzado sobre Tecnología y Monitorización en Ventilación Mecánica no Invasiva.
La ventilación mecánica requiere otro profesional entre médico e ingeniero
Redacción
Jueves, 27 de octubre de 2016, a las 18:50
La ventilación mecánica no invasiva plantea la necesidad de un profesional intermedio entre el médico y el ingeniero biomédico. Esta ha sido la principal conclusión del curso-taller avanzado sobre Tecnología y Monitorización en Ventilación Mecánica no Invasiva que ha tenido lugar en el Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell.

Una treintena de especialistas en Neumología de toda España han participado en estas jornadas cuyo objetivo es “formar a los neumólogos que quieran profundizar en los conocimientos de dicha técnica desde un punto de vista más tecnológico, sin intentar perder la visión clínica”, explica Manel Luján, coordinador de la Unidad de Ventilación No Invasiva del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) y codirector del curso.

El curso-taller, que este año ha llegado a su sexta edición, se ha realizado con la colaboración de laboratorios Chiesi. “Intentamos explicar de una forma detallada y lo más profunda posible aquellos conceptos de la ventilación que pueden resultar más difíciles de encontrar y comprender a partir de la literatura existente. Para ello, nos valemos de un simulador activo, que hace las veces de paciente y que intenta reproducir los problemas más comunes en la práctica clínica”, explica Luján.

No se pretende que el médico sea un ingeniero en toda regla, como tampoco se le exige al ingeniero biomédico que tenga los conocimientos de un médico, pero existe ciertamente un vacío entre ambas especialidades, que nos hace pensar que de cara al futuro tenga que existir un acercamiento entre ambas, es decir, el médico que trabaja con VMNI debe adquirir ciertos conocimientos de física / ingeniería y probablemente el ingeniero debe empezar a trabajar de forma preferente con modelos basados en la clínica, no únicamente en modelos de laboratorio”, señala el experto.

Tratamiento de primera elección en patologías respiratorias

Actualmente, la VMNI se considera como el método de primera elección en varias patologías y su uso es habitual en Cuidados Intensivos, Servicios de Urgencias y, evidentemente, Neumología. En este último ámbito ha mostrado buenos resultados en las agudizaciones graves de la EPOC, lo que ha facilitado que su uso se extienda a otras patologías que cursan con insuficiencia respiratoria aguda tales como exacerbaciones graves de asma, edema agudo de pulmón, neumonía, etc.

Sin embargo, “algunos estudios están en contra del uso de la VMNI en enfermos de EPOC”, advierte Luján. “Probablemente uno de los puntos clave de cara al futuro es establecer cómo debemos aplicar la VMNI en este tipo de pacientes, tanto en lo que se refiere a la selección de los pacientes candidatos, como a la manera de llevar a cabo la técnica como en la evaluación de su eficacia”.

La principal ventaja de la VMNI con respecto a las técnicas de ventilación mecánica invasivas convencionales es el hecho de no necesitar de intubación endotraqueal, lo cual no sólo resulta más cómodo para el paciente (quien puede comunicarse, comer o beber, sin necesidad de ser sometido a una sedación profunda), sino que además disminuye las complicaciones (fundamentalmente de tipo infeccioso y por barotrauma) y reduce costes económicos.