Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50
Conocimiento > Ingeniería

Aplicar la realidad aumentada en las prótesis mitiga el dolor fantasma

El creador de la primera prótesis que permite tener sensaciones explica los principales avances de esta tecnología

Max Ortiz Catalán.
Aplicar la realidad aumentada en las prótesis mitiga el dolor fantasma
Cristina Cebrián
Jueves, 10 de noviembre de 2016, a las 14:20
El síndrome del miembro fantasma, o la percepción que tiene el paciente de que un miembro amputado aún sigue conectado a su cuerpo, es un dolor muy difícil de tratar. Hasta el momento, los ingenieros solo han utilizado la terapia espejo para paliarlo, pero las nuevas tecnologías aplicadas a la Medicina han permitido a estos profesionales introducir la realidad aumentada para tratar este tipo de dolencias.

Así lo ha adelantado Max Ortiz Catalán, el creador de la primera prótesis del mundo que permite tener sensaciones, en su intervención en el Congreso Orto Medical Care 2016, celebrado en Madrid. Este nuevo concepto tecnológico ha revolucionado el campo de la ortopedia, ya que ha conseguido crear la primera prótesis del mundo que se convierte en una extensión del cuerpo humano por medio de la oseointegración, permitiendo al paciente ejecutar movimientos naturales e intuitivos tras su rehabilitación. Esta mano artificial se conecta directamente al hueso, a los nervios y a los músculos, permitiendo al usuario tener sensaciones, libre movilidad y manejarla prácticamente con su mente.

“A diferencia de la terapia espejo, la realidad aumentada permite al usuario utilizar áreas del cerebro para el movimiento del miembro amputado y activar su actividad muscular”, ha indicado el experto, que alerta que la tecnología hasta ahora utilizada tiene un control limitado para el paciente, mientras que con este avance, puede usar la prótesis fuera del laboratorio, ya que no tiene cables que pongan en riesgo su día a día, al estar conectado con un implante de titanio.

El objetivo final de esta investigación, ha añadido, es una adecuada integración entre la prótesis del paciente y sus estímulos naturales, que le permitan volver a una vida personal y laboral plena.

Los pros y contras de la protetización en menores

Por su parte, Mercedes Martínez, doctora especializada en rehabilitación infantil, ha puesto sobre la mesa la protetización mioeléctrica del miembro superior en niños. Los menores que necesitan usar este tipo de elementos externos se debe o bien a causas congénitas (las más comunes) o adquiridas (como traumatismos o quemaduras).

Mercedes Martínez, doctora especializada en rehabilitación infantil, en su intervención.


Potetizar a un menor, según la sanitaria, mejora su desarrollo psicomotor, la coordinación bimanual; su equilibrio; favorece la introducción de la prótesis en el esquema corporal y su posterior adaptación; y dota al niño de una “pinza activa” que le permite realizar actividades diarias, lo que supone una integración en su vida personal y escolar.

Sin embargo, no todos los expertos del sector están de acuerdo a la hora de aplicar una prótesis a los más pequeños, tal y como también ha puesto de manifiesto Martínez. Según parte de los ortoprotesistas, los niños con deficiencias congénitas no tienen sentido de pérdida del miembro, por lo que desarrollan destrezas compensatorias para realizar actividades bimanuales.

Asimismo, señalan que la protetización en menores desciende del 58 al 22 por ciento después de dos años, ya que necesitan cambiar con frecuencia las prótesis por su crecimiento, lo que supone un coste importante para la familia.

Orto Medical Care 2016 ha reunido a los principales protagonistas del sector, como Pablo Pérez Aragundi, vicepresidente de Fedop; o los parlamentarios del Partido Popular, Ignacio Tremiño y Silvia Valmaña.


Las autoridades en el momento de la inauguración del congreso. 


Gran parte del sector de la ortopedia se ha congregado en el Congreso Orto Medical Care 2016.


Este encuentro ha reunido a más de 10.000 pacientes y un centenar de empresas del sector.


Esta cita se ha celebrado en el Ifema.