Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Empresas > Industria

Vacunas homeopáticas: el mito de Boiron, derribado en su propia casa

La agencia del medicamento francesa rechaza su equiparación con los tratamientos habituales

Valérie Poinsot.
Vacunas homeopáticas: el mito de Boiron, derribado en su propia casa
Redacción
Martes, 29 de noviembre de 2016, a las 09:10
A la homeopatía le queda, cada vez, un margen de credibilidad más pequeño. Si hace diez días la autoridad sanitaria norteamericana determinaba que estos productos debían especificar en su etiquetado la falta de evidencia científica, el último revés llega desde Francia. Y es que el país galo, cuna de Boiron –principal compañía dedicada a la fabricación de estos productos-, ha derribado el mito de las llamadas ‘vacunas homeopáticas’ al rechazar su equiparación con las terapias aprobadas por la agencia del medicamento.

Ante la proliferación de farmacias en los que se oferta homeopatía como alternativa a la vacunación antigripal, el organismo gubernamental determina que ningún tratamiento homeopático “puede ser considerado una vacuna”. Esta medida supone un grave varapalo para Boiron, y más concretamente para su Influenzinum –comercializado como Homeomunyl-, al que el laboratorio francés presenta como “tratamiento preventivo del estado gripal”.

Ante la aparición de casos de prescripción de este tipo de productos por parte de médicos y recomendaciones en oficina de farmacia, la Agencia Nacional de Seguridad de los Medicamentos y Productos de Salud (ANSM) ha señalado que en Francia solo hay tres vacunas incluidas en la campaña de vacunación estacional de la gripe en 2016, descartando de este modo cualquier tipo de equiparación con la vía homeopática.

“No debe haber ningún tipo de confusión en la población sobre estos productos”, ha indicado la ANSM antes de resaltar la importancia de la vacunación contra la gripe, especialmente en el caso de los grupos de riesgo: personas mayores de 65 años, embarazadas y afectados por enfermedades crónicas.

El revés para la homeopatía en general, y para Boiron en particular, adquiere una dimensión aún mayor por llegar desde Francia, uno de los países más permisivos respecto al uso de estos productos.  Muestra de ello es que, pese al rechazo a la comparación con las vacunas, reconoce su posible indicación para la prevención o tratamiento del virus, si bien aclara que “no tienen indicaciones terapéuticas”.

El mercado europeo

Durante el periodo comprendido entre julio y septiembre, las ventas de Boiron alcanzaron un montante de 159 millones de euros, cifra un 5,1 por ciento inferior a la registrada durante ese mismo periodo en 2016.  Como viene siendo habitual en estos años, los ingresos provienen mayoritariamente de Francia, que pese a mejorar un 1,1 por ciento sus resultados interanuales, ha experimentado un retroceso del 3,6 por ciento respecto a los niveles de crecimiento el trimestre anterior.