Todos los productos denunciados eran destinados a diferentes tipos de dolor, a pesar de tener el mismo principio activo que el ibuprofeno lysine de 342 miligramos



15 dic 2015. 19.18H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Madrid
Un tribunal en Australia ha ordenado la retirada del mercado de los analgésicos Nurofen tras determinar que Reckitt Benckiser engañó a los consumidores al asegurar que estos fármacos aliviaban dolores específicos. Bajo esta marca, la firma comercializaba en Australia productos específicos para el dolor de espalda, de menstruación, de cabeza y migraña cuando, según ha concluido el juez, el principio activo era el mismo que el fármaco general, mucho más barato.

Rajiv Chandra, director general de Reckitt Benckiser.

La investigación revela que los productos objeto de la denuncia eran comercializados por separado como analgésicos contra el dolor de espalda, de menstruación, de cabeza causado por el estrés y la migraña, aunque el principio activo en todos ellos era el ibuprofeno lysine de 342 miligramos. Sin embargo, el precio de los productos específicos de Nurofen era “significativamente más alto que el de otros productos analgésicos similares que también actúan como analgésicos genéricos”.

La resolución del tribunal ha levantado la sospecha en otros países. En Reino Unido, por ejemplo, el organismo encargado del control de la publicidad está investigando si Reckitt Benckiser ha engañado a los consumidores. No es la primera vez que se suscitan dudas, ya que la Advertising Standards Authority (ASA) advirtió que, en febrero, había recibido quejas por publicidad engañosa, debido a que el fármaco no actuaba más rápido en dolor de cabeza que el paracetamol o el ibuprofeno.

Se prevé que la empresa padezca de un efecto dominó que se extienda por otros países de Europa, mientras que en Australia se les ha dado un plazo de tres meses para vender el inventario con el actual envase. Una vez terminado este período, deberá cambiar las cajas para evitar continuar con una situación de publicidad engañosa al consumidor.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.