12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Revolade (Novartis) mejora el resultado en trombocitopenia inmune primaria

Los pacientes con esta patología tuvieron menos episodios hemorrágicos

Vasant Narasimhan, próximo CEO de Novartis.
Revolade (Novartis) mejora el resultado en trombocitopenia inmune primaria
mié 05 diciembre 2018. 11.05H
Novartis ha anunciado los resultados de un estudio retrospectivo en la práctica clínica real en pacientes con trombocitopenia inmune primaria (PTI) tratados con Revolade (eltrombopag), comparado con otras terapias de segunda línea. Los datos demostraron que los pacientes experimentaron mejores resultados clínicos con Revolade, con menos episodios hemorrágicos.

“A pesar de los avances para tratar la trombocitopenia inmune primaria, muchos pacientes siguen en riesgo de episodios hemorrágicos”, apuntó Samit Hirawat, director de Desarrollo de Medicamentos de Novartis Oncología. “Con este tipo de datos de la práctica clínica real, podemos reimaginar la atención entendiendo con más claridad los resultados de una serie de tratamientos y, a su vez, poder ayudar a los profesionales sanitarios a gestionar mejor las opciones disponibles para sus pacientes”.

"Estos datos ayudan a los médicos a sopesar opciones para el tratamiento de segunda línea con sus pacientes"



Los resultados

De los 2.526 adultos que cumplieron los criterios de inclusión, 110 (4,4 por ciento) recibieron eltrombopag, 189 (7,5 por ciento) romiplostim, 1.488 (58,9 por ciento) rituximab y 260 (10,3 por ciento) esplenectomía; los 479 (18,9 por ciento) restantes recibieron una mezcla de otros agentes de segunda línea.

Comparado con el valor en el momento basal, los recuentos de plaquetas aumentaron en todas las cohortes de tratamiento. La proporción de pacientes que experimentó episodios asociados a sangrados (BRE) fue desde el 25,5 por ciento (eltrombopag) a 36,5 por ciento (romiplostim), mientras que se observaron eventos trombóticos (ET) en todas las cohortes de tratamiento desde el 11,6 por ciento (eltrombopag) a 15,7 por ciento (esplenectomía).

Un análisis adicional demostró que los pacientes con PTI que se sometieron a esplenectomía como tratamiento de segunda línea presentaban el recuento de plaquetas medio más alto durante los 12 primeros meses tras iniciar el tratamiento, pero tenían un mayor riesgo de ET (15,7 por ciento) (como accidente cerebrovascular, ataque isquémico transitorio, infarto de miocardio, trombosis venosa profunda y embolia pulmonar) frente al 11,6 por ciento (eltrombopag), 12,7 por ciento (romiplostim) y 13,9 por ciento (rituximab).

“Estos datos de la práctica clínica real pueden ayudar a los médicos a sopesar opciones para el tratamiento de segunda línea con sus pacientes”. Adam Cuker, profesor adjunto de medicina en la Universidad de Pennsylvania. “También pueden ayudar a explicar la tendencia a largo plazo a aplazar las esplenectomías hasta probar otras líneas de tratamiento”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.