28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Empresas > Industria

Olaparib mejora la supervivencia libre de progresión en cáncer de ovario

El fármaco de AstraZeneca logra estos resultados cuando el tumor es en recaída platino-sensible y gBRCA

Andrés Poveda.
Olaparib mejora la supervivencia libre de progresión en cáncer de ovario
Redacción
Jueves, 16 de marzo de 2017, a las 13:20
AstraZeneca ha presentado los resultados del ensayo fase III SOLO-2 que demuestran una mejora significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP) en pacientes con cáncer de ovario en recaída platino-sensible con mutación germinal del gen BRCA (gBRCA), sometidas a tratamiento con comprimidos de olaparib (Lynparza) de 300 mg, administrados dos veces al día, en comparación con placebo como terapia de mantenimiento.
 
El estudio, en el que han participado diez centros españoles y ha colaborado activamente el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (Geico), alcanzó su objetivo primario de SLP evaluada por el investigador (HR 0,30; IC 95% 0,22 a 0,41; P<0.0001; mediana de 19,1 meses frente a 5,5 meses).
 
La SLP, evaluada en una revisión independiente central ciega (BICR, por sus siglas en inglés) en un análisis preestablecido que respaldó la consecución del objetivo primario del estudio, demostró una mediana de SLP de 30,2 meses frente a 5,5 meses para placebo, lo que representa una mejora de 24,7 meses (HR 0,25; IC 95% 0,18-0,35; P<0,0001).
 
Además, también se observó un beneficio estadísticamente significativo en cuanto al tiempo hasta la segunda progresión o muerte (SLP2) en las pacientes tratadas con olaparib (HR 0,50; IC 95% 0,34 a 0,72; P=0,0002; mediana no alcanzada frente a 18,4 meses) en comparación con placebo, así como mejoras en otros objetivos secundarios del estudio.
 
En esta línea, Andrés Poveda, coordinador del estudio SOLO-2 en España, presidente del Gynecologic Cancer InterGroup (GCIG) y jefe del Área Clínica de Oncología Ginecológica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), ha subrayado que “este estudio confirma definitivamente que olaparib es un hito en la historia del tratamiento oncológico por su eficacia a la hora de prevenir la recaída en las pacientes con cáncer de ovario y mutación del gen BRCA”. También añadió que “nunca antes habíamos visto que un fármaco consiguiera una disminución de riesgo de recaída de más del 70 por ciento”.