Varios países toman la decisión a fin de estudiar si hay relación entre este fármaco y los casos de trombos detectados

Europa suspende la vacuna Covid de AstraZeneca ante los casos de trombosis
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.


15 mar 2021. 17.30H
SE LEE EN 2 minutos
La vacuna de Astrazeneca se encuentra en el foco de la polémica debido a la detección de varios casos de trombosis en pacientes a los que se les había inoculado. A falta de que se corrobore o se desmienta este vínculo, diversas potencias de la Unión Europea han comenzado a dar marcha atrás en su administración.

Es el caso de Alemania, Países Bajos, Irlanda e Italia, Estados a los que se ha sumado esta tarde Francia, tal y como ha anunciado Emmanuel Macron. Esta posibilidad también sobrevuela a España: esta misma tarde, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciará los planes respecto a la fórmula de la farmacéutica británica.

Existe un temor creciente entre los países comunitarios a los posibles efectos secundarios de la vacuna de Astrazeneca. El origen se encuentra en los coágulos sanguíneos que se han detectado en tres profesionales sanitarios de Noruega que habían sido inoculados con estas dosis. La incertidumbre se acrecentó a raíz de que se anunciara el fallecimiento de uno de ellos, una mujer de menos de 50 años y sin dolencias previas.

“Presenta una combinación muy rara de baja cantidad de plaquetas, trombos en vasos sanguíneos pequeños y grandes y hemorragias”, ha manifestado Steinar Madsen, director de la Agencia del Medicamento de Noruega, que también suspendió temporalmente la administración de esta fórmula junto a Dinamarca.


Astrazeneca defiende que su vacuna es segura


Pese a ello, Astrazeneca ha defendido este lunes que su producto es seguro, y ha descartado que aumente el riesgo de trombos o embolias. Una postura que compartió la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Gran Bretaña, que sostuvo que “los coágulos de sangre pueden ocurrir naturalmente y no son infrecuentes”.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.