Joaquín Rodrigo, presidente de Biosim, considera que el proyecto puede conseguir un ahorro al SNS "considerable"

El plan de genéricos y biosimilares "exige incentivos y compra por valor"
Joaquín Rodrigo, director general de Sandoz Iberia y presidente de Biosim.


17 jun 2021. 15.40H
SE LEE EN 3 minutos
El Plan de Medicamentos Genéricos y Biosimilares, paralizado durante más de un año por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19, se está ultimando para ser llevado al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) para su aprobación. Este proyecto tiene voces a favor y en contra. El experto en la materia Joaquín Rodrigo, director general de Sandoz Iberia y presidente de la Asociación Española de Biosimilares (Biosim), analiza el proyecto y considera que habría que añadir medidas concretas, como sistemas de ganancias compartidas o
modelos de adquisición basados en valor.


En una entrevista con Redacción Médica, Rodrigo señala que el apoyo legislativo y administrativo al desarrollo de genéricos y biosimilares es “fundamental” y, como “en teoría” esta normativa “va a ser un paso más en esta dirección”, va a estar muy atento a los avances en este sentido.

El presidente de Biosim añadiría a este Plan “medidas concretas enfocadas a una mayor utilización de los biosimilares, como los sistemas de ganancias compartidas o modelos de adquisición basados en valor, aumentarían la oportunidad de ahorro para el sistema y el interés de la industria en futuros desarrollos, dado el elevado nivel de inversión de recursos que estos medicamentos requieren”.

Y, ¿cómo beneficia al sector? Rodrigo manifiesta que la apuesta por el mercado de los genéricos y biosimilares, “además de contribuir a un mayor acceso a los tratamientos para pacientes y profesionales y a mejorar la sostenibilidad del SNS, favorece también al conjunto de la industria farmacéutica, ya que los recursos liberados pueden ser utilizados a agilizar la introducción de nuevas entidades moleculares".

“Esta competencia fomenta la innovación y la investigación de todas las compañías para evolucionar los tratamientos y lanzar nuevos productos al mercado”, añade.


Pacientes a los que beneficia el Plan


Una de las principales novedades que trae el proyecto es que, ante el mismo medicamento, se beneficiará más al genérico y al biosimilar, lo que repercutirá en un ahorro para el sistema. El director general de Sandoz Iberia explica que “solo en este año 2021, los biosimilares disminuirán el gasto farmacéutico en 914 millones de euros. Según el análisis de BioSim, el ahorro total asociado a la utilización de biosimilares en España alcanzaría los 5.162 millones de euros entre 2009 y 2022”.

“Si desde la Administración se promueve el uso de los mismos incrementando su penetración en el mercado el ahorro para el Sistema Nacional de Salud puede incrementarse de forma considerable”, dice.

“Los biosimilares tratan a pacientes con patologías tan diversas como la anemia, artropatías, cáncer, diabetes, infertilidad, enfermedad tromboembólica venosa, enfermedad inflamatoria intestinal, trastornos de crecimiento, osteoporosis o neutropenia. Todos ellos se pueden beneficiar del acceso a medicamentos de primer nivel, que son esencialmente similares en calidad, eficacia y seguridad al de referencia”.

Rodrigo señala que además de los pacientes con estas patologías, la promoción del uso de genéricos y biosimilares “beneficia al conjunto de pacientes del Sistema Nacional de Salud, ya que el ahorro que suponen permite liberar recursos que se destinan a otras mejoras en la Sanidad y que revierten en todos los pacientes”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.