Probará en ensayos clínicos con los vectores adenovirales humanos utilizados en la vacuna rusa

Covid: AstraZeneca combinará su vacuna con un componente de la Sputnik V


11 dic 2020. 12.10H
SE LEE EN 3 minutos
La vacuna desarrollada por Oxford y AstraZeneca ha aceptado la propuesta de colaboración del Instituto Gamaleya y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), que han diseñado la vacuna rusa Sputnik V, para utilizar un componente de su homóloga en los ensayos clínicos y lograr así una mejora de su eficacia. 

Según han anunciado en un comunicado, Astrazeneca probará con los vectores adenovirales humanos. Estos son un virus del resfriado común, que ha estado con la humanidad durante más de 100.000 años. Carece de un gen responsable de la reproducción y se utiliza para transportar a una célula material genético de otro virus contra el que se está vacunando, en este caso el SARS-COV-2, que causa la infección por un nuevo coronavirus. El vector y el material genético que contiene no representan ningún peligro para el organismo.

Según destacan los desarrolladores de la vacuna rusa, el régimen con dos vectores adenovirales diferentes para una inmunización de primera y una de refuerzo es un descubrimiento único e innovador de los científicos del Centro Gamaleya. “Ayuda a evitar por completo la inmunidad al primer vector, que se forma después de la primera inoculación y, por lo tanto, aumenta la eficacia y crea inmunidad a largo plazo. Entre las principales vacunas Covid-19, solo Sputnik V utiliza la tecnología de dos vectores”, explican.

Los ensayos comenzarán antes de final de año 


Poco después de conocerse la eficacia del 90 por ciento de la Sputnik V, AstraZeneca aceptó la propuesta de RDIF y comenzará los ensayos clínicos de su vacuna en combinación con el vector adenoviral humano tipo Ad26 de Sputnik V para finales de 2020. “Esta investigación permitirá a los científicos de AstraZeneca estudiar la posibilidad de aumentar la eficacia de su vacuna mediante la aplicación de este enfoque combinado”, resaltan en el comunicado.

“Este ejemplo único de cooperación entre científicos de diferentes países en la lucha conjunta contra el coronavirus jugará un papel decisivo para lograr una victoria final sobre la pandemia a nivel mundial. La decisión de AstraZeneca de realizar ensayos clínicos utilizando uno de los dos vectores de Sputnik V para aumentar la eficacia de su propia vacuna es un paso importante para unir esfuerzos en la lucha contra la pandemia", ha comentado Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF. 

El dirigente también ha querido transmitir un mensaje de cara a la producción de la vacuna :"Estamos decididos a desarrollar esta asociación en el futuro y comenzar la producción conjunta después de que la nueva vacuna demuestre su eficacia en el curso de los ensayos clínicos. Esperamos que otros productores de vacunas sigan nuestro ejemplo”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.