Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Empresas > Industria

Chiesi y MW colaboran en un autodiagnóstico para pacientes trasplantados

De esta manera, se quiere posibilitar la monitorización remota de los niveles de inmunosupresores

Giuseppe Chiericatti, director general de Chiesi en España
Chiesi y MW colaboran en un autodiagnóstico para pacientes trasplantados
Redacción
Martes, 28 de febrero de 2017, a las 15:50
Chiesi y Molecular Warehouse (MW) han anunciado un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de un sistema de diagnóstico que permita a los pacientes trasplantados monitorizar remotamente sus niveles de inmunosupresores.
 
Los pacientes trasplantados que reciben el órgano de un donante, necesitan tomar fármacos inmunosupresores, tales como Envarsus, con el fin de prevenir el rechazo del órgano. Así mismo, los pacientes necesitan monitorizar los niveles sanguíneos de estos fármacos, para mantener la concentración óptima de los mismos, disminuyendo la reactividad del sistema inmunitario para evitar el rechazo sin, al mismo tiempo, aumentar el riesgo de toxicidad o de infecciones.
 
Para ello, hoy en día, los pacientes trasplantados tienen que realizar visitas regulares a los centros sanitarios para medir los niveles de inmunosupresores a través de análisis de sangre, lo que afecta de forma negativa a la calidad de vida del paciente y a los recursos del sistema sanitario.
 
El objetivo de la colaboración entre Chiesi y MW es el desarrollo de un sistema que permita a los pacientes, desde sus hogares, un autodiagnóstico a través de un sencillo pinchazo en el dedo. Se obtiene así una gota de sangre que colocada en un soporte conectado a sus smartphones es capaz de analizar y enviar los resultados automáticamente a sus médicos. De este modo, los pacientes están monitorizados, a tiempo real, asegurando que el fármaco actúa dentro de los niveles recomendados.
 
"Estamos muy contentos de apoyar y formar parte del desarrollo de soluciones innovadoras que mejoran significativamente la calidad de vida de los pacientes trasplantados", afirma Ugo Di Francesco, consejero delegado de Chiesi. "Aunque nuestro imnunosupresor de una sola dosis diaria, Envarsus, ha mejorado la toma de medicamentos para pacientes trasplantados, gracias a su perfil farmacocinético mejorado, todavía existe la necesidad de acudir regularmente al hospital, para asegurar que los niveles del fármaco son óptimos. Suponiendo un consumo importante de tiempo y recursos tanto para los pacientes como para los medicos. Creemos que este innovador sistema, podría liberar a los pacientes y a sus médicos de este inconveniente, permititiendo, en caso necesario, una monitorización más frecuente de los niveles del fármaco y, mejorando la atención al paciente”.