20 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Empresas > Industria

Brentuximab (Takeda) mejora la supervivencia en linfoma de Hodgkin avanzado

Además, la enfermedad no progresa

Anna Sureda.
Brentuximab (Takeda) mejora la supervivencia en linfoma de Hodgkin avanzado
Redacción
Lunes, 11 de diciembre de 2017, a las 19:10
Takeda ha dado a conocer durante la 59ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH) nuevos datos positivos del ensayo Echelon-1, que evalúa brentuximab vedotina en combinación con un régimen de quimioterapia en primera línea en pacientes con linfoma de Hodgkin avanzado no tratado previamente.
 
Estos datos, que han sido presentados en la Sesión Científica Plenaria del encuentro, ponen de manifiesto que el ensayo cumplió su criterio de valoración principal al ofrecer una mejoría estadísticamente significativa de la supervivencia libre de progresión (SLP) modificada de brentuximab vedotina en comparación con el grupo control.
 
Anna Sureda, jefa del Servicio de Hematología y del Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos del Institut Català d’Oncologia-Hospitalet en Barcelona, destaca que los datos del ensayo ECHELON-1 son muy esperanzadores y ponen de relieve que nuevos fármacos como brentuximab vedotina, anticuerpo monoclonal asociado a monometilauristatina A, han venido a cambiar el panorama terapéutico de los pacientes con linfoma de Hodgkin.
 
“Aparte de los nuevos datos positivos del ensayo Echelon-1 de brentuximab vedotina en primera línea, BV ha demostrado su eficacia en pacientes refractarios o en recaída después de un trasplante autólogo y en aquellos pacientes que no son candidatos a un trasplante autólogo y que han fracasado a dos líneas de tratamiento”, explica Sureda.
 
Takeda ha presentado en esta reunión que se celebra en Atlanta del 9 al 12 de diciembre de 2017, un total de 11 abstracts de estudios promovidos por la compañía y, además de mostrar los datos del ensayo Echelon-1 con brentuximab vedotina, ha publicado datos en estadios iniciales de ensayos clínicos procedentes del amplio portfolio de la compañía en oncología.
 
“Este año, en ASH, hemos presentado datos que realmente tienen el potencial de cambiar la forma en que se tratan los pacientes con cánceres de la sangre” ha afirmado Christophe Bianchi, presidente de la Unidad Global de Oncología de Takeda. “Los datos positivos del ensayo Echelon-1 representan un hito en el tratamiento inicial del linfoma de Hodgkin avanzado – una población en la que uno de cada tres pacientes no alcanza remisión a largo plazo después del tratamiento estándar en primera línea. Además, los datos del mundo real en mieloma múltiple ayudarán a la comunidad a conocer mejor las discrepancias que existen entre la efectividad y la eficacia en los ensayos clínicos con respecto al mundo real.”