Se trata de buscar alternativas para prevenir la enfermedad injerto contra receptor

Beca al Virgen del Rocío para usar cannabinoides tras trasplante de médula
Imagen de los premiados tras la entrega.


25 sep 2018. 11.15H
SE LEE EN 2 minutos
La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha becado al equipo de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío para trabajar sobre nuevas alternativas para prevenir la enfermedad injerto contra receptor.

La premiada ha sido Teresa Ramos, doctorada en Biociencias e integrante del grupo de investigación del Instituto de Biomedicina de Sevilla, liderado por el profesor José Antonio Pérez Simón, que dirige la Unidad de Gestión Clínica de Hematología del centro.

El trabajo se basa en el empleo de vitamina D y/o derivados cannabinoides en el periodo postrasplante. Ambos tienen efectos inmunomoduladores que pueden ser útiles después del trasplante de médula y, en ambos casos, tienen un potente efecto antitumoral que puede contribuir a disminuir el riesgo de recaída postrasplante, que es la indicación más frecuente de este tipo de trasplante en la leucemia aguda.


Profundizar en la biología de la leucemia


Los evaluadores han valorado la calidad y potencial impacto clínico del proyecto que se basa en profundizar la biología de esta enfermedad y desarrollar nuevas estrategias experimentales para reducir el riesgo de enfermedad injerto contra receptor tras un trasplante hematopoyético.


La vitamina D ayuda al organismo a absorber y fijar el calcio en los huesos


Ramos evaluará la posible eficacia de los derivados cannabinoides en la prevención y tratamiento de la enfermedad injerto contra receptor, profundizando en los mecanismos de acción de estos compuestos sobre el sistema inmune y el tejido hematopoyético.


Estudios previos con vitamina D


El Virgen del Rocío ya demostró en estudios previos que los pacientes que toman vitamina después de un trasplante de médula ósea tienen menos riesgo de padecer la enfermedad injerto contra huésped, principal complicación tras el procedimiento.

La vitamina D ayuda al organismo a absorber y fijar el calcio en los huesos. La forma activa de la vitamina D se sintetiza en la piel y precisa del funcionamiento adecuado de riñón e hígado, además de poder administrarse por vía oral.

Las células del sistema inmune tienen receptores para la vitamina D, de ahí su efecto beneficioso, por ejemplo, facilitando el efecto de dicho sistema inmune frente a diversos patógenos.

En el nuevo proyecto, Teresa Ramos explorará nuevos mecanismos de acción de la vitamina D sobre el sistema inmune e intentará descubrir marcadores genéticos que permitan identificar los pacientes que más se beneficien de recibir vitamina D después de haber recibido un trasplante.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.