Los gerentes exigen un modelo de compra basado en eficiencia y no en precio

El XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud aborda la "necesaria" renovación del campo de la tecnología sanitaria

José Antonio Visedo López; Mariano Cortes Alonso-Villalobos; José María Gimeno Feliú; José Francisco Sedes Romero; y Carlos Sisternas.
Los gerentes exigen un modelo de compra basado en eficiencia y no en precio
El XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud ha dedicado una mesa de debate a la compra de tecnología y material sanitario. Todo esto en un contexto en el que esta práctica ha sido fundamental durante la gestión de la pandemia del coronavirus Covid-19, sobre todo al principio de la misma, cuando el desabastecimiento de material sanitario estaba al orden del día.

José Antonio Visedo López, director de Gestión Económica del Hospital Universitario de Fuenlabrada, ha sido el encargado de moderar este debate, organizado por Redacción Médica, contando con el auspicio de la Sociedad Española de los Directivos de la Salud (Sedisa), y el patrocinio de Abbott, Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, Gilead y Sanofi.

Para abordar el qué se ha hecho bien y que se ha hecho mal durante la planificación, adquisición y novación del material sanitario durante la pandemia, Mariano Cortes Alonso-Villalobos, director de Gestión y SS.GG del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, ha contextualizado que en estos momentos. “España se encuentra por debajo de la media de los países de la OCDE en cinco de las seis modalidad y equipos de alta tecnología analizadas. Es más, más del 40 por cierto del equipo instalado en 2018 tiene más de diez años, por lo que la obsolescencia va a peor”. 

Compra de tecnología y material sanitario. Planificación de su
adquisición y renovación y la dependencia del exterior. 

Para resolver este problema hay que “planificar” y “ser eficientes en la contratación”. ¿Pero quién promueve esa planificación? “La dirección de gestión de los hospitales. Pero tenemos un problema que se resume en una inexistente cultura de contratación entre el personal sanitario y los gestores”.

A partir de ahí, ha explicado Mariano Cortes, hay que diseñar correctamente los pliegos de contratación, siguiendo la ley, y respetando los procesos de transparencia y libre competencia. Un proceso que durante la pandemia del coronavirus Covd-19 ha sido “imposible” de llevar a cabo, debido a la inestabilidad del mercado exterior, “donde se ha llegado a pagar por diez algunos productos porque necesitábamos salvar a nuestros profesionales”. 

Organización de la contratación pública


El punto de vista legal lo ha puesto José María Gimeno Feliú, catedrático de derecho administrativo de la Universidad de Zaragoza, que ha evidenciado que para una mejor gestión “no hay que tener el mejor equipo de Cardiología o de Rayos, igual habría que tener el mejor equipo de compra de material sanitario para dar el mejor servicio al paciente”.

Es este equipo el que debe priorizar sobre la calidad en vez del precio. Así lo pone de relevancia el catedrático, subrayando que en España “la gran debilidad de la compra pública es el precio. Soy negacionista en que haya que comprar a precio porque eso distorsiona la competencia y deslocaliza nuestro sector empresarial”.

“En mi opinión, hay que jugar a calidad, en lugar de a precio, pero en esos momentos la ley de contratos ha hecho desaparecer la oferta más ventajosa. Para ello, tenemos que ir hacia un modelo que garantice la sostenibilidad y que piense en clave de eficiencia, que no economicista, y de valor”, ha concluido.

Colaboración público-privada


Por su parte, José Francisco Sedes Romero, director Gerente del Área de Salud II Cartagena, ha explicado el proyecto One de Samsung para renovar la tecnología sanitaria, en función de las necesidades de cada servicio, “algo que nos ha dado un plus en nuestra gerencia a la hora de poder ser rápidos con nuestros pacientes”. Su conclusión es que la colaboración pública-privada “funciona” en lo referente a la actualización de la tecnología sanitaria.


"Más del 40 por cierto del equipo instalado en 2018 tiene más de diez años, por lo que la obsolescencia va a peor" 


Sedes Romero también ha explicado como funciona la plataforma con la que solicitan el equipamiento al Servicio Murciano de Salud, “el cual nos ha permitido ser eficientes, fomentando la gestión por servicios y estableciendo alianzas estratégicas”.

Desfase tecnológico


Por último, Carlos Sisternas, director Fenin Catalunya, ha evidenciado la situación de obsolescencia que presenta la tecnología sanitaria en España, y la “poca digitalización e inversión que se hace en sanidad”.

“Los mecanismos de contratación adecuados
y bien coordinados son cruciales para la preparación y gestión de la crisis del coronavirus, por eso la planificación es muy importante”, ha destacado Sisternas, que ha propuesto un “modelo mixto” que “reconozca el valor de la innovación, cambiando el modelo de compra a través de concursos y políticas impositivas, apoyando la industria local”.

Asimismo, también ha querido “reconocer el valor de la tecnología sanitaria, la planificación estratégica, el plan de reindustrialización española y europea, que dé lugar a una renovación del parque tecnológica, con una correcta planificación estratégica”. 

Un instante durante la celebración del debate del XII Encuentro Global de Directiv@s de la Salud. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.