12 dic 2018 | Actualizado: 21:10
La figura del gerente, ya sea en hospital o centro de salud, como garante de la calidad asistencial dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha copado el acto inaugural del X Encuentro Global de Directivos de la Salud, que celebra su décima edición en La Granja de San Ildefonso. El gerente del Servicio Regional de Salud de Castilla y León (Sacyl), Rafael López Iglesias, ha presidido el acto que da inicio a esta importante cita en el ámbito de la gestión sanitaria que organiza Sanitaria 2000 con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, GE Healthcare, Gilead y Novartis.


"La sanidad ha evolucionado mucho, pero los directivos de la salud poco; necesitan una revolución de liderazgo", ha señalado López Iglesias, que en ese sentido ha apuntado a la importancia de "desfocalizar la política de la gestión" y emprender un camino hacia la “reglamentación” de la profesión de directivo de salud.

Rafael López Iglesias.

El gerente del Sacyl ha destacado la "irascibilidad social" que afecta a los gestores sanitarios, augurando su incremento ante la sucesión de procesos electorales que se avecinan. Ante esta situación, ha advertido sobre lo que ha calificado como 'teoría de las P' - presión, precisión entendida como infalibilidad obligada y parálisis- y el condicionamiento que produce en la labor del directivo.


Remuneración


Por último, López Iglesias ha incidido en las condiciones laborales de los profesionales de este campo, así como en la necesidad de optar por nuevas fórmulas que hagan más atractiva la labor. En ese sentido, ha apuntado al trabajo que está desarrollando el servicio de salud castellanoleonés con un paquete de medidas entre las que destaca una norma según la cual la persona que asume un puesto de dirección no puede cobrar menos de lo que ya percibía. "No pueden perder dinero por asumir esta responsabilidad", ha declarado.



Aspecto de la sala.

Aspecto de la sala.


El dirigente del Sacyl ha estado acompañado en este acto de inaugural por el presidente de Sanitaria 2000, José María Pino, y Modoaldo Garrido, vicepresidente de SEDISA. Garrido, que ha destacado la importancia de estos eventos como vehículo de una "transferencia de conocimiento que nos hace ser mejores", ha apostado además por la profesionalización a modo de "descontaminador de la mala praxis".

Pino, por su parte, ha incidido en la importancia de la gestión sanitaria. "Cada decisión es vital y tiene una repercusión directa en el funcionamiento de centros, servicios regionales y SNS", ha aseverado a la vez que ha puesto la mirada en la consecuencias de la buena gestión: "Mejora la satisfacción de pacientes y profesionales".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.