26 de mayo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Conocimiento > Formación

Tres facultades de Medicina se 'juegan' su apertura en abril

La Conferencia General de Política Universitaria decidirá en 2017 si otorga plazas en Cataluña, Canarias y País Vasco

Estudiantes de Medicina durante una clase en la facultad.
Tres facultades de Medicina se 'juegan' su apertura en abril
José A. Puglisi
Martes, 13 de diciembre de 2016, a las 09:10
Última batalla en la apertura de nuevas facultades de Medicina. La Conferencia General de Política Universitaria celebrará una reunión, según fuentes del sector universitario, el próximo abril de 2017. En el encuentro se decidirá si se ofertarán, o no, las plazas que han solicitado las tres facultades de Medicina situadas en las autonomías de Cataluña, Canarias y País Vasco, que prevén abrir sus puertas en las convocatorias 2017-2018 y 2018-2019.

Una de las más optimistas es la Universidad de Vic. La institución académica solicita un total de 90 plazas, 30 más de las que se aprobaron para la Universidad de Islas Baleares. El visto bueno de la Conferencia General de Política Universitaria les convertiría en la octava facultad de Medicina de la autonomía, teniendo previsto el inicio de clases para septiembre de 2017. La nueva facultad, que cuenta con el visto bueno del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), ya está eligiendo a quien será su primer decano.

Sin embargo, la universidad catalana tiene competidores. La Universidad Internacional de Canarias (UIC), creada a partir de la escuela de negocios Escoex, cuenta con todos los trámites para solicitar su apertura para la próxima convocatoria. De llegar a contar con el visto bueno de la Conferencia, se convertiría en la primera facultad de Medicina privada de la autonomía, con una oferta de 80 plazas, una decena menos de las pedidas en Cataluña.

Otras de las nuevas facultades que peleará por obtener sus plazas es la perteneciente a la Universidad de Deusto. Así como ocurre en Canarias, su aprobación le situaría como la primera oferta privada de la autonomía. Uno de los principales argumentos a favor de la apertura por parte de la institución académica es la elevada demanda que existe en la región para acceder a la titulación sanitaria. Un argumento que no convencen al Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), quienes siguen denunciando el efecto que tendrán las nuevas aperturas en el desequilibrio de númerus clausus y plazas MIR.

Las preocupaciones de la representación estudiantil, (respaldada por decanos, Foro de la Profesión Médica, y Ministerio de Sanidad) no son en vano. Navarra, por ejemplo, afirma que está analizando las posibilidades de estrenar su primera facultad de Medicina pública, según adelantó el rector de la Universidad Pública de la autonomía, Alfonso Carlosena.